Un informe de la OMS concluye que México pudo haber evitado 190.000 muertes

Un estudio dirigido por UCSF, comisionado por la OMS, señala que ciertas decisiones tomadas por el Gobierno mexicano fueron erróneas y se cobraron la vida de más mexicanos
Atalayar_México COVID19

AP/FERNANDO LLANO  -   Paciente con COVID-19 en un hospital de campaña construido dentro del centro de convenciones Citibanamex en Ciudad de México

México actualmente es el tercer país con más números de fallecidos por COVID-19, y es señalado como el cuarto país, con exceso de mortalidad en todo el mundo. Estas afirmaciones están reflejadas en el informe realizado por la Universidad de California en San Francisco (UCSF), comisionado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En este documento destaca que el Gobierno mexicano pudo haber evitado 190.000 muertes, en la gestión de la pandemia durante 2020. El número de fallecidos también ha sido ocasionado por distintas enfermedades, a las cuales el sistema sanitario mexicano, no atendió, por la prioridad que tenían los hospitales y los centros de salud por la COVID-19. 

El informe compara la gestión de 39 países, y coloca a México en la cuarta posición con respecto al exceso de mortalidad, justo por detrás de Perú, Ecuador y Bolivia. El país centroamericano tiene un 43% de exceso de mortalidad, el documento compara la gestión con los años 2019 y 2018, el promedio de los países comparados en el documento, registran un 17%, claramente México casi triplica esa cifra. “México ha sido golpeado por una sola ola que ha fluctuado entre niveles muy altos y extremos de COVID-19 sin corregir la política para controlar la transmisión …." “Estimamos que, si México se hubiera desempeñado como el país promedio, alrededor de 190.000 muertes por todas las causas habrían sido evitadas en 2020″, dice el informe donde no se registran las muertes del 2021. Uno de los grandes problemas son las cifras oficiales, ya que el Gobierno mexicano, dice que el número de fallecidos podría superar las 300.000 personas, un número que igualaría a México con Brasil. 

Atalayar_México COVID19
AFP/ALFREDO ESTRELLA - El escalofriante aumento de muertes por la pandemia ha desbordado los hospitales, funerarias, cementerios y crematorios del país

El documento establece que la excesiva concentración de autoridad y que el proceso de toma de decisiones, solo por el poder Ejecutivo, no ha beneficiado a la gestión de la pandemia. La insuficiencia de deliberación de dichas decisiones y la marginación de las instituciones encargadas de la política sanitaria, fueron las principales fallas de la administración de la pandemia por parte del Gobierno nacional. El Consejo de Salubridad, la institución más responsable en materia de salud dentro del país, fue puesto en un segundo plano, en la toma de decisiones, ya que no fueron consultadas con expertos independientes. Se necesita investigadores independientes o apolíticos, la ciencia no tiene ideología, uno de los grandes problemas fue la mala coordinación entre el Gobierno central y los gobiernos regionales, por las diferencias políticas. “La respuesta pandémica desde el principio, erosionó la credibilidad de las autoridades sanitarias entre las partes interesadas pertinentes y provocó una acción sin coordinación en todo el país …. a medida que las circunstancias se deterioraron, [encontramos] una propensión a encubrir errores de política y participar en chivos expiatorios, contribuyendo al ruido de la comunicación”, publicó el informe. Desde el punto de vista comunicacional el Ejecutivo, tuvo muchos problemas, ya que no tuvo suficiente transparencia con respecto a los datos oficiales, la información suministrada por el Gobierno era incompleta y politizada. 

Atalayar_OMS México
Médicos y enfermeras se preparan antes de entrar a la unidad de cuidados intensivos para pacientes de COVID 19 en el hospital Juárez, mientras la enfermedad del coronavirus (COVID 19)

En la comunidad internacional, la mayoría de los países dividieron la pandemia en “olas", varios tuvieron dos o tres olas, en el caso de México solo ha tenido una ola, enseñando una incapacidad para controlar la transmisión, según los expertos. En el supuesto periodo de estabilización que era en la época de otoño, los casos empezaron aumentando de manera feroz, con un ritmo muy rápido, el informe indica que las “autoridades dudaron en restablecer el confinamiento en el área de Ciudad de México". 

Los científicos establecieron que parte del problema era la insistencia de las autoridades de pasar las enfermedades en los hogares, y de no buscar atención medica con la excepción si se presentaban síntomas graves. “Esto ha contribuido a las altas tasas de mortalidad, ya que los pacientes han buscado atención médica solo cuando estaban gravemente enfermos y se estima que el 58% ha muerto fuera del hospital”. El diagnóstico de problemas cardíacos, cáncer de útero, diabetes y cáncer de mama fueron responsables de muchas de las muertes, ya que el diagnóstico de esta enfermedad se redujo de manera drástica, por la falta de personal, equipos y recursos utilizados para la gestión de la pandemia.

Coordinador América Latina: José Antonio Sierra.