Un jeque chií autoriza a sus seguidores marroquíes a participar en las manifestaciones rifeñas

 -  

Paco Soto

Pie de foto: El jeque chií Yasser Al Habib/Ph. DR.

Yasser Al Habib, un jeque chií de Kuwait, miembro de una corriente minoritaria dentro del islam, el chiismo, y opuesta al sunismo, el sector mayoritario, autorizó a sus seguidores marroquíes a participar activamente en las manifestaciones que se llevan a cabo en Alhucemas y otras poblaciones del Rif. El predicador kuwaití, conocido por sus ideas extremistas, considera que la participación de los chiíes marroquíes, duramente perseguidos por los aparatos de seguridad, en las protestas no está prohibida. El jeque hizo saber su opinión a través de la cadena de televisión chií ‘Fadak, que emite desde Londres. Yasser Al Habib contestó así a la pregunta que le hizo un marroquí que no sabía si es lícito, en tanto que chií, acudir a los actos que se llevan a cabo en el marco del ‘hirak’ rifeño. “No está prohibido que un musulmán que sigue las prácticas musulmanas de Ahl Al Bayt (los seguidores chiíes del profeta Mohamed) participe con otra corriente [del islam] a hacer cosas buenas”, explicó el predicador kuwaití.

Según Yasser Al Habib, “la revuelta contra la injusticia es una cuestión de justicia y de piedad”. Abundando en la misma línea, el jeque aseguró que en la lucha contra la injusticia, los chiíes están autorizados a pelear con los suníes, e incluso los cristianos y los ateos. El predicador mostró su solidaridad con la rebelión rifeña y el pueblo marroquí, y recordó a sus seguidores que, a veces, “hay que sacrificar la paz si el interés religioso lo exige”. “Somos optimistas y esperamos que el ‘hirak’ que conocen Marruecos y los rifeños generará algo bueno. Somos optimistas porque conocemos el alto nivel que muestran los marroquíes”, dijo el jeque. En este sentido, alabó “los conocimientos y el nivel cultural del pueblo marroquí”.

Imagen eliminada.

Pie de foto: Nasser Zafzafi antes de su detención en una manifestación en Alhucemas. 

Una gran marcha el día del Aid al-Fitr

Por otra parte, Nasser Zafzafi, el líder del ‘hirak’ rifeño detenido por la Policía hace varias semanas y encarcelado en la prisión de Oukacha, en Casablanca, por graves delitos como atentar contra el Estado y querer acabar con la integridad nacional del Reino de Marruecos, hizo un llamamiento a la población de la región rebelde para que se manifieste masivamente en Alhucemas con motivo del Aid al Fitr (celebración del fin del Ramadán), si no son puestos en libertad todos los detenidos. Según algunos colectivos pros derechos humanos, el número de detenidos podría acercarse al centenar. Zafzafi hizo este llamamiento a través de la página oficial del ‘hirak’ en Facebook. Los organizadores de la marcha están convencidos de que decenas de miles de personas participarán en la protesta para expresar su solidaridad con las víctimas de la represión y a favor de las reivindicaciones sociales, económicas y culturales que defienden los contestatarios rifeños desde hace siete meses. El día de la manifestación, muchos rifeños alzarán banderas negras en sus viviendas en señal de duelo y de tristeza por la evolución de los acontecimientos en su región, enclavada en el norte de Marruecos.

Comisión real

Asimismo, Isaac Charia, miembro del grupo de abogados defensores de los detenidos de Alhucemas, afirmó en una entrevista con el diario digital ‘yabiladi.com’ que la población de esta ciudad solo estaría dispuesta a dialogar con “una comisión real” y no con el wali (gobernador) u cargos electos locales. El letrado explicó que las familias de los detenidos están divididas, algunos quieren boicotear los juicios y otras no. De momento, según aseguró el abogado, los ciudadanos rifeños esperan que Mohamed VI “nombre los miembros de la comisión real para que escuchen las quejas de los habitantes” del Rif, y esperan que sea “una comisión dotada de plenos poderes para tomar medidas judiciales y ordenar investigaciones”. Charia recalcó que “la demanda de constituir una comisión real demuestra que los habitantes del Rif no son separatistas y confían plenamente en Mohamed VI”.