Un médico ahmadí es asesinado en Pakistán

En Pakistán se está fomentando el discurso del odio contra los ahmadíes, “asesinarles para ganar un lugar en el paraíso”
El Dr. Ahmadi Tahir Ahmed, de 31 años de edad, murió como resultado de este ataque

PHOTO/REDES SOCIALES  -   El Dr. Ahmadi Tahir Ahmed, de 31 años de edad, murió como resultado de este ataque

Desde la Comunidad Musulmana Ahmadía en España han informado en un comunicado sobre el brutal asesinato del Dr. Tahir Ahmad, médico ahmadí de 31 años.

El doctor se dirigía con su familia a celebrar el oficio del viernes en la residencia privada de un miembro de la comunidad ahmadí en Murh Balochan, Nankana, en Pakistán.

“Cuando salía de la casa después del servicio, acompañado de su padre y dos de sus tíos, recibió los disparos de un adolescente”, relata el informe. 

El Dr. Tahir murió en el acto, y los otros tres acompañantes resultaron gravemente heridos. El padre del Dr. Tahir, Tariq Ahmad, se halla todavía en estado crítico en el hospital. Los otros dos heridos, en situación de gravedad, están ingresados.

Este es el quinto musulmán ahmadí que muere perseguido por su fe en este año, y el cuarto en sólo cuatro meses. Los grupos anti Ahmadía en Pakistán han intensificado su perversa campaña de odio contra los ahmadíes a causa de las diferencias religiosas dentro de sus creencias. 

Los ahmadíes, bajo la ley de Pakistán, se hallan indefensos y desposeídos completamente de sus derechos cívicos, libertad de religión y práctica. “Se incita abiertamente al público, en particular a los jóvenes, a matar a los ahmadíes para ganar un lugar en el paraíso”, explica el comunicado.

Desde la comunidad Ahmadía han hecho un llamamiento a la comunidad internacional con la esperanza de que adopte una postura firme ante estos horribles actos de barbarie. 

Además, piden a los países vecinos que presionen al Gobierno de Pakistán para que garantice la seguridad de los ciudadanos ahmadíes, “que son respetuosos de la ley y amantes de la paz, y que merecen recibir los mismos derechos y protección que cualquier otro ciudadano del Pakistán”, finaliza el comunicado.