Un pederasta alemán saldrá de la cárcel al casarse con su víctima en Marruecos

 -  

Por Amina Adib
Foto: Manifestación en las calles de Rabat contra la pederastia y la delincuencia sexual en Marruecos. 
 
“Vergonzoso, anacrónico y medieval”. Así resume a Atalayar el contenido de una sentencia judicial contra un pederasta de nacionalidad alemana en Marruecos un miembro de la ONG ‘No toques a mis hijos’. El condenado fue sorprendido el pasado mes de marzo, en Tetuán, cuando intentaba seducir a dos chicas de 16 años que salían del colegio. Se había puesto en contacto con una de las dos a través de Facebook. Un grupo de habitantes del barrio donde viven las chicas impidió que el pederasta alemán se saliera con la suya. Detenido por la Policía,  a finales de abril, el pederasta fue condenado a un año de prisión por acoso sexual a dos menores. El condenado rechazó los cargos en el juicio y aseguró  que su intención  no era abusar de las menores, sino casarse con una de las dos. Finalmente es lo que hará el delincuente sexual tras haber llegado a un acuerdo con la familia de una de las víctimas. Se casará con la joven  y así verá su pena reducida seis meses. A los jueces les pareció bien el acuerdo concluido con los padres de la víctima. En dos meses el pederasta estará en la calle. En 2013, el pederasta británico Robert Bill, que también cometía sus delitos en Tetuán,  fue condenado a 20 años de prisión después de que la justicia demostrara su responsabilidad en abusos sexuales a una menor. La pederastia es un delito penal en Marruecos. Según los artículos 485 y 486 del Código Penal marroquí, el delito de pederastia es sancionado con una pena que oscila entre 10 y 20 años de reclusión. Pero en muchos casos los jueces son comprensivos y hasta benevolentes con los delincuentes sexuales, sobre todo cuando la víctima pertenece al sexo femenino. 
 
“Sentencia injusta”
“Esta sentencia es una injusticia, Marruecos da una imagen  al mundo de país donde no se respetan los derechos humanos fundamentales, porque la integridad física y moral de los menores de edad es un derecho que nadie puede violar”, señaló la ONG ‘No toques a mis hijos’. El Observatorio del Norte para los Derechos del Hombre (ONDH), un asociación de Tetuán, calificó de “laxista” la sentencia, porque “incita a los pederastas a cometer crímenes contra niños que viven en la pobreza y tienen problemas sociales”. Un militante de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) de Tetuán no ocultó su “vergüenza” por lo ocurrido y condenó a  “unos jueces machistas que siguen considerando que el hombre tiene todos los derechos sobre la mujer”. Fuentes judiciales de Tetuán consultadas por Atalayar no quisieron comentar la sentencia contra el pederasta alemán, aunque reconocieron que es “sorprendente”. En Marruecos, en casos de violación, es relativamente frecuente que un delincuente sexual pueda ver reducida la pena  si se casa con la víctima. La sociedad empieza a reaccionar contra el turismo sexual y delitos como la violación y la pederastia, y algunos medios de comunicación se han unido a las protestas sociales. El indulto real contra el pederasta español Daniel Galván hace un año, condenado a 30 años de prisión por abusar de 11 niños, desencadenó protestas  y críticas en Marruecos.