Un profesor de Marruecos, acusado de incitar en RRSS a decapitar a un grupo de voluntarias

Instó en la red social Facebook a decapitar a un grupo de turistas belgas
Marruecos

 -   Marruecos

El detenido, un maestro de 26 años, instó en la red social Facebook a decapitar a un grupo de turistas belgas, unas voluntarias que estaban colaborando para reconstruir una carretera en la zona sur de Marruecos. Según informa Efe, el joven invitó a llevar a cabo a tal acción para “dar una lección” a las mujeres extranjeras. Las voluntarias vestían ‘shorts’, pantalones cortos, y a ojos de este profesor, no cumplían con la manera de vestir que dicta la ley islámica o Sharía. Por este motivo, vertió comentarios en Facebook animando a otras personas a que decapitaran a dichas voluntarias. 

Las chicas estaban en la provincia de Tazamurt colaborando con diferentes asociaciones marroquíes en el acondicionamiento y reconstrucción de carreteras. Como es común en muchos voluntariados de este tipo, se compartieron fotos en las redes sociales de las tareas en las que estaban ayudando estas jóvenes, unas imágenes en las que se las veía con pantalones cortos y camisetas, una indumentaria de verano. Como todo lo que ocurre en las redes sociales, se magnifica, tanto para bien como para mal. Así pues, pese a que muchos comentarios elogiaban la labor de estas europeas e incluso animaban a la juventud marroquí a apostar más por las tareas de voluntariado, hubo comentarios que se centraron de lleno en la ropa de las mujeres. 

Este profesor de 26 años fue más allá de simples comentarios y animó al resto de usuarios a decapitar a estas europeas. Finalmente, la policía logró detenerle en Ksar el-Kbir. 

Aunque todo se haya quedado en comentarios en las redes sociales y no haya pasado a más, cabe recordar que no hace demasiado tiempo, a finales del pasado año, dos turistas europeas (una danesa y otra noruega) fueron decapitadas en Marruecos mientras se encontraban haciendo montañismo en la zona del Atlas. Los asesinos, detenidos ya en el país, aseguraron pertenecer a Daesh y señalaron que estas dos muertes se causaron como represalia a Occidente por su ofensiva contra el grupo terrorista. Ambos fueron condenados a pena de muerte el pasado mes de julio por el tribunal antiterrorista de Salé.

Debido a la situación, la asociación belga con la que estaban trabajando las voluntarias, Bouworde, ha anunciado en un comunicado en su página web que suspende, por el momento, los próximos campamentos y voluntariados en la zona tal y como les ha recomendado el Ministerio de Asuntos Exteriores. 

Remarcan que el Gobierno marroquí les ha asegurado la seguridad de los voluntarios que todavía se encuentran en la zona y ya están trabajando para que los cooperantes que se encuentran sobre el terreno vuelvan a casa en los próximos días.