Un vuelo especial repatriará el domingo a españoles varados en Marruecos

Iberia operará un vuelo de retorno desde Marruecos el domingo
REUTERS/BENOIT TESSIER  -   Imagen de archivo de un Airbus A319-100 de Iberia

REUTERS/BENOIT TESSIER  -   Imagen de archivo de un Airbus A319-100 de Iberia

La aerolínea española Iberia operará el próximo domingo un vuelo especial desde la cuidad marroquí de Casablanca a Madrid, para que puedan regresar clientes varados en Marruecos tras el cierre de vuelos con España y Francia.

La compañía informó este viernes de que hará este servicio con un Airbus A321, con capacidad para 200 pasajeros, y los clientes con billete de Iberia para volar desde Marruecos serán aceptados sin coste adicional, mientras que el resto tendrá una tarifa reducida.

Para poder viajar a España los pasajeros a partir de 6 años necesitan una prueba que certifique que están libres de COVID-19 en las 72 horas previas a su llegada y rellenar un formulario de entrada en el país antes del embarque.

Unos 3.000 españoles que habían viajado de vacaciones a Marruecos por la Semana Santa quedaron atrapados en el país magrebí por la decisión de sus autoridades marroquíes de suspender vuelos procedentes o con destino a España y a Francia desde la noche del pasado martes.

El domingo también está previsto que un barco de la naviera Balearia zarpe del puerto marroquí de Tánger con destino al español de Algeciras y el martes próximo está programado otro de Transmediterránea, en ambos casos con una capacidad de unos 750 pasajeros y con el objetivo principal de solucionar casos de los ciudadanos españoles o residentes en España bloqueados en Marruecos.

Estos barcos se fletan en coordinación entre la Embajada de España en Rabat y el ministerio marroquí de Exteriores, además de que para casos más urgentes hay la posibilidad de volar desde Marruecos hasta Senegal o Mauritania y desde ahí a España, pues esas rutas siguen abiertas.

La suspensión de vuelos con Francia y España por parte de Marruecos se ha decidido por razones sanitarias, para evitar la expansión de las nuevas variantes del coronavirus, especialmente en vísperas de la Semana Santa y también del mes de ayuno de ramadán, que cada año suponen el movimiento de miles de personas entre estos países.