Un yihadista vinculado al Daesh estaría desarrollando una red terrorista desde una cárcel turca

Abu Hanzala, con un extenso historial en delitos de terrorismo, está condenado a 12 años por liderar el Daesh en Turquía
atalayar_abu hanzala

REUTERS/OSMAN ORSAL  -   Halis Bayancuk, un clérigo turco detenido varias veces por ser sospechoso de ayudar a Al Qaeda. Bayancuk, también conocido como "Abu Hanzala", ha advertido a Ankara de que debe tomar un papel más activo en la lucha liderada por Estados Unidos contra el Daesh

Halis Bayancuk, un yihadista que impulsó a muchos jóvenes a unirse a al-Qaeda y al Daesh, estaría desarrollando una red terrorista desde una cárcel turca, según alerta el sitio web Nordic Monitor. Halis Bayancuk, cuyo nombre en clave es Abu Hanzala, está condenado a 12 años de prisión acusado de liderar el Daesh en Turquía. En 2007 se situó en el foco de la policía turca por predicar puntos de vista radicales similares a los de Al-Qaeda.

Nordic Monitor también señala que las autoridades turcas conocen los planes y acciones de Abu Hanzala. De hecho, de acuerdo con el sitio web de investigación, el grupo de Hanzala ha aumentado sus operaciones con una nueva compañía llamada Ecir Kapısı Hizmet Eğitim ve Kültür Derneği (Asociación de Educación y Cultura). Esta organización benéfica, creada en abril de 2019, ayuda a la célula a recaudar fondos.

La Asociación de Educación y Cultura ha sido aprobada por el Ministerio del Interior de Turquía y actualmente figura como una organización activa en el país. Obtiene los fondos en monedas extranjeras y liras turcas utilizando el banco Kuveyt Türk, dirigido por socios cercanos al presidente turco Recep Tayyip Erdogan. La organización tiene sedes en varias provincias turcas, incluidas Diyarbakir, Bursa, Van y Koyna. En esta última región, la editorial del grupo vende libros con artículos y sermones de carácter radical de Abu Hanzala.

atalayar_terrorismo turquia
PHOTO/ARCHIVO - Las mujeres activistas que trabajan para el grupo Abu Hanzala en Turquía
Un pasado de delitos terroristas

Abu Hanzala estuvo cuatro años en Egipto, pero tuvo que huir cuando las autoridades del país comenzaron a perseguir a su grupo. Posteriormente se trasladó a Turquía, involucrándose en la red turca de al-Qaeda. Esta célula yihadista estaba encabezada por Habip Akdas, que organizó los atentados de 2003 contra el Consulado británico y dos sinagogas de Estambul. Akdas murió en un ataque aéreo estadounidense en Irak.

Después del fallecimiento de Akdas, Abu Hanzala comenzó a liderar el grupo. En 2008 fue detenido junto con otros 35 sospechosos de organizar los atentados contra las sinagogas. Según un texto legal de la Fiscalía turca difundido por Nordic Monitor, Hanzala era el principal sospechoso del complot terrorista. Hasta ser detenido definitivamente en junio de 2017, estuvo entrando y saliendo de la cárcel con frecuencia. En sus períodos en libertad viajaba a Gaziantep, una provincia turca cerca de la frontera con Siria para reunirse con militantes yihadistas.

atalayar_abu hanzala
PHOTO/ARCHIVO - Abu Hanzala y su esposa escoltados por la policía

Una de sus muchas detenciones se produjo en enero de 2014, durante una redada turca contra al-Qaeda. En la investigación posterior se demostró que la red de Hanzala estaba ligada al traslado de combatientes extranjeros y turcos a Siria. En esta operación también estaban involucrados terroristas de Pakistán y Afganistán. Posteriormente, en julio de 2015 encabezó una protesta contra el Estado turco criticando la democracia y pidiendo un país basado en la ley islámica (sharía). Abu Hanzala también fue una figura que inspiró al asesino del embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, asesinado en diciembre de 2016. Mevlüt Mer Altintas, quien disparó mortalmente contra el embajador, había realizado una extensa búsqueda en YouTube sobre las acciones de Hanzala. Altintas realizó un gesto yihadista con la mano después de cometer el asesinato, también declaró que actuó por la intervención rusa en Siria durante la guerra civil.

Respecto a las acciones de Turquía en Siria, Hanzala también advirtió a Erdogan. “Creo que Turquía podría verse perjudicada por ello”, declaró el yihadista. “Si te unes a Occidente en su guerra perderás toda legitimidad a los ojos de a gente de Oriente Medio”, advirtió.

El vínculo de Hanzala con el radicalismo podría venir de su padre, Haci Bayancuk, involucrado en el asesinato de un jefe de policía turco en Diyarbakir. Durante la investigación, Bayancuk fue acusado de pertenecer a la facción turca de Hezbolla.

atalayar_grupo-hanzala
PHOTO/ARCHIVO - El grupo de Abu Hanzala en una declaración de prensa donde criticaba al gobierno el 11 de julio de 2021

Desde la proclamación del Daesh en Oriente Medio, Turquía ha luchado contra el terrorismo en Siria, algo que le ha costado numerosos atentados en su territorio. Ankara, la capital, ha sido el blanco principal de los ataques. Ahora que el grupo yihadista no cuenta con tanta organización como hace unos años, las fuerzas turcas continúan su campaña contra las células afines al Daesh. En mayo, autoridades turcas aseguraron detener a un terrorista supuestamente muy cercano al líder de la organización, Abu Bakr al Bahdadi, asesinado en 2019 en una operación estadounidense. Los servicios secretos turcos (MIT) lo detuvieron en Estambul, hasta donde llegó con pasaporte falso. Desde 2020, más de 2.000 personas han sido detenidas por estar relacionadas con el grupo terrorista.