Una consultora advierte de que Turquía se quedará sin reservas de moneda extranjera en sus pasivos esta semana

La entidad también podría agotar sus reservas totales de divisas en la tercera semana de julio
Logotipo del Banco Central de Turquía, sede de Ankara

REUTERS/UMIT BEKTAS  -   Logotipo del Banco Central de Turquía, sede de Ankara

El Banco Central de Turquía tendrá que enfrentarse a la falta de moneda extranjera en sus pasivos esta semana, según un informe de la consultora canadiense TD Securities que recoge el portal de noticias turco Ahval. La entidad también podría agotar sus reservas totales de divisas para la tercera semana de julio, o para la tercera semana de septiembre a más tardar, según recoge el sitio web de análisis de divisas FXStreet.  

Al ritmo actual de agotamiento, el banco central “consumirá sus reservas de divisas sin oro para mediados de junio, y el total de las reservas, incluido el oro, para la tercera semana de julio”, ha explicado Cristian Maggio, jefe de investigación de mercados emergentes de TD Securities en Londres, en declaraciones a Bloomberg. “Es probable que el país imponga estrictos controles de capital o busque apoyo internacional antes de quedarse sin liquidez de reservas”, ha asegurado el analista.  

Gobernador Banco Central de Turquía
AFP/ADEM ALTAN - El Gobernador del Banco Central de la República de Turquía (CBRT), Murat Uysal

“Antes de que se agoten todas las reservas, creemos que el Banco Central aumentará todo lo que pueda los tipos de interés y probablemente introducirá estrictos controles de capital”, ha explicado un corredor de bolsa consultado por el sitio web FXStreet. “Turquía también puede buscar apoyo fuera de sus fronteras, llegado el caso”, ha explicado Maggio. 

Las reservas netas de divisas de Turquía eran inferiores a 1.000 millones de dólares, según cálculos realizados con datos oficiales, antes de que los responsables de la política monetaria decidieran la semana pasada reducir los límites de los intercambios de divisas de las entidades bancarias con el banco central

El regulador ha confiado en los intercambios con los bancos estatales para financiar intervenciones en los mercados de divisas en apoyo de la lira. La moneda turca se está negociando a un precio de siete unidades por cada dólar, su nivel más bajo desde que la crisis monetaria que tuvo lugar en agosto de 2018

Es probable que la moneda turca se debilite hasta cambiarse ocho liras por dólar a principios del año próximo, si persiste la tendencia mundial de un dólar más fuerte, ha asegurado TD Securities en su informe. La lira llegó a caer un 0,2%, hasta 6,985 por dólar, este lunes

Las reservas brutas de divisas de Turquía cayeron en más de 2.000 millones de dólares la semana del 17 de abril, según los datos publicados por el Banco Central el pasado viernes. El descenso redujo las reservas hasta los 53.900 millones de dólares, una pérdida de 5.500 millones en comparación con el mes anterior.  

Moneda
REUTERS/MURAD SEZER - Una ilustración fotográfica muestra un billete de 100 dólares sobre billetes de lira turca de varias

La posición de las reservas del Banco Central no es tranquilizadora”, ha explicado Kaan Nazli, economista principal y gestor de cartera de la firma de inversión Neuberger Berman, en declaraciones a Bloomberg.  A pesar de ello, las reservas de oro crecieron hasta los 33.900 millones de dólares de 28.300 millones de dólares hace un mes, ayudado por un aumento en el precio de este metal precioso. 

Defensa de la moneda 

Las autoridades turcas han tratado de fortalecer la moneda local y evitar su devaluación desde las pasadas elecciones locales, pero los esfuerzos no han surtido efecto debido a los costes de la política exterior expansiva del país, los recortes continuados a los tipos de interés y, ahora, la expansión del coronavirus.  

La reducción de reservas en moneda extranjera asusta a los inversores, preocupados por la posibilidad de que Turquía no tenga suficientes divisas en caso de que los mercados internacionales dejen de prestar al país. “La principal preocupación es que se produzca un repunte en los reembolsos de la deuda externa, mientras que el sector del turismo no está en condiciones de atraer flujos debido a la paralización de los viajes internacionales”, ha explicado Kaan Nazli, de la firma de inversión Neuberger Berman, en declaraciones a Bloomberg.  

Poco menos de la mitad de los 168.500 millones de dólares de deuda en moneda extranjera que vencen en los próximos 12 meses son pasivos bancarios, según los últimos datos publicados por el banco central. En comparación, el Gobierno solo tiene 4.400 millones de dólares de deuda para renovar en el mismo período