Una decisión digna de emularse

Marruecos difunde las clases por la televisión pública
Escuelas marroquíes

 -   Tras el cierre por decreto de centros de enseñanza en todo el país para hacer frente al coronavirus, las autoridades de Marruecos han decidido continuar la docencia a través de la televisión pública

El Gobierno marroquí ha decidido poner una de las cadenas de su televisión pública, Arrabia, al servicio de la educación a distancia. Tras el cierre por decreto de colegios, institutos, universidades y centros de enseñanza en todo el país para hacer frente a la expansión del contagio por coronavirus, las autoridades de Marruecos han tomado una decisión trascendental: continuar con los cursos de docencia a través de la televisión pública. Además, en cuanto a los cursos universitarios se refiere, las clases se impartirán igualmente en directo a través de Internet. La decisión ha empezado a aplicarse a partir de este lunes 16 de marzo, y alcanza a todo el territorio marroquí.

Estas medidas tomadas por el Ejecutivo en Rabat, tienen un gran impacto popular, ya que la mayoría de la población de las ciudades y una gran parte también rural, disponen de televisión en las viviendas. La gran ventaja existente para la efectividad de esta medida es que todas las clases se imparten en idioma árabe, siendo el francés, el español o el inglés segundas lenguas. Las otras lenguas oficiales del país, el tamazight, el tachelhit y el rifeño, todas ellas de la misma familia lingüística, vienen siendo difundidas y enseñadas desde 2003 por la radio y televisión estatales. 

La decisión del Gobierno marroquí es digna de emularse en España, y supondría un mensaje claro y directo a la población española que tiene que hacer frente a la actual crisis.