Una delegación rusa viaja a Siria para reunirse con el presidente Bachar al-Asad

Fuentes consultadas por la cadena Al-Arabiya explican que las conversaciones abordarán las opciones de paz en el país
El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia Sergei Lavrov

AFP/FABRICE COFFRINI  -   El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia Sergei Lavrov

Una delegación rusa de alto nivel encabezada por el viceprimer ministro Yuri Borisov ha llegado este domingo a Damasco para mantener conversaciones con funcionarios sirios sobre el desarrollo y el fortalecimiento de la cooperación bilateral, según informa la agencia de noticias de siria Sana. La delegación fue recibida en el Aeropuerto Internacional de Damasco por el Ministro Asistente de Exteriores y Expatriados, Ayman Sousan, junto a altos funcionarios de la cancillería siria, y el Embajador de Rusia en Damasco, Alexander Yefimov. A lo largo de este lunes se mantendrán conversaciones bilaterales y económicas con funcionarios sirios con el fin de consumar las conversaciones de la comisión sirio-rusa conjunta para la cooperación comercial, económica, técnica y científica. Los componentes de esta comitiva son responsables políticos y militares y el objetivo de la visita en abordar las opciones para pacificar el país y terminar con los últimos reductos de la guerra. Esta reunión también es una muestra de apoyo por parte de Rusia al régimen de Al-Asad.  

La delegación se reunirá con el presidente Bachar al-Asad y destacados funcionarios sirios durante la visita, que según fuentes sirias podría ser breve y durar solo unas horas. El canciller ruso, Serguéi Lavrov, también participará en el encuentro, según han informado fuentes diplomáticas al diario Al-Sharq al-Awsat. Este diplomático tiene una visión muy completa del conflicto sirio y su objetivo es poner en marcha la resolución 2254 en todos los detalles relacionados con la enmienda constitucional, el proceso de transición política y la preparación de unas elecciones. Lavrov ha asegurado que esta nueva visita es muy distinta de todas las anteriores. Rusia ha decidido ahora apoyar económicamente a Siria para que esta pueda llevar a cabo una transición política y se ponga punto final al conflicto armado.

Un apoyo imprescindible

Rusia ha sido uno de los grandes apoyos de Bachar al-Asad durante la guerra civil en Siria. Desde el 30 de septiembre de 2015 ha intervenido de manera activa en el conflicto. La acción militar rusa ha sido la primera en el exterior desde el final de la Guerra Fría. Rusia ha sido un aliado histórico del país árabe y antes de la intervención militar ya tenían una base naval en Tartús y Latakia

El objetivo principal de Rusia ha sido sostener al Gobierno aliado sirio de Bachar al-Asad contra la oposición de diversos grupos armados, entre los que se encuentra el Estado Islámico, la Coalición Nacional Siria o el Frente Al-Nusra, considerado la rama de Siria de Al-Qaeda y las fuerzas del Kurdistán sirio entre otros muchos. La guerra civil en Siria estalló en 2011 tras una serie de fuertes protestas antigubernamentales. En un primer momento fue un conflicto entre las Fuerzas Armadas del país y la oposición siria, pero la contienda se complicó con la intervención de diferentes actores internacionales, como Rusia o Turquía