PUBLICIDAD

Marruecos

Varias asociaciones de periodistas denuncian la censura gubernamental turca a los medios de comunicación

Diferentes organizaciones, como la Asociación de Periodistas Europeos en Turquía, emitieron un comunicado oficial en el que critican la Ley de Medios de Comunicación del presidente Erdogan
Protestas de periodistas en Turquía

 -  

El Gobierno turco llevó al Parlamento una propuesta de ley que renueva la Ley de Prensa, que impondrá sanciones a Internet, las redes sociales y los periódicos, e introduce penas de hasta 4,5 años de cárcel para quienes "desinformen" al público, "creando preocupaciones, miedo y pánico" entre la gente.

Varias asociaciones de periodistas definen esta ley como una "ley de censura" destinada a silenciar todas las voces de la oposición antes de las críticas elecciones previstas para junio de 2023, si no se celebran antes. Durante semanas, estas organizaciones estuvieron organizando una campaña y protestas contra la ley. Y ahora han emitido una declaración oficial denunciando la situación.

En Estambul y en varias provincias organizaron protestas callejeras e hicieron declaraciones conjuntas y las organizaciones de periodistas, incluida la Representación de AEJ en Turquía, organizaron la mayor de esas protestas en la plaza Ulus de Ankara.

Protestas de periodistas en Turquía

A continuación, la declaración conjunta realizada en Ankara:

"Su nombre es Ley de Prensa, pero no hay prensa en ella, hay presión.

Su nombre es Ley de Prensa, pero no ayuda al periodismo.

Durante semanas dijimos a los responsables del Parlamento que "una ley de prensa no puede hacerse sin escuchar a los periodistas", hicimos sugerencias, nos opusimos, pero en vano. No prestaron atención a una sola de nuestras palabras. Por esta razón, hemos venido aquí desde toda Turquía, como las mayores organizaciones profesionales de la prensa de nuestro país. Exigimos que se retire la ley y que se haga en consulta con los periodistas.

No crean que no queremos que se impida la desinformación. Pero la manera de hacerlo no pasa por el encarcelamiento como en la ley. El juez del Tribunal de Casación también advirtió claramente durante el debate de la ley en la Comisión de Justicia que esta ley crearía confusión y arbitrariedad en el poder judicial durante su aplicación. Pero no escucharon...

Hay artículos en la ley que cerrarán la puerta de los medios de comunicación escritos. Tanto es así que la prensa local de Anatolia fue ignorada y descartada. Aproximadamente 1.000 periódicos se enfrentarán al cierre, y sus anuncios oficiales, que son su fuente de vida, serán cortados en gran medida. El reglamento, que encerrará a los medios de comunicación impresos con los cambios relativos a la distribución de los anuncios de prensa, no incluye ninguna mejora de los derechos personales de nuestros colegas. Hicimos estas críticas, les dijimos todo esto, les escribimos, pero no nos escucharon.

Esta ley viola los derechos humanos fundamentales, la libertad de comunicación y la libertad de prensa. Va en contra de la Constitución. Va en contra de nuestros derechos garantizados por la Constitución. En este sentido, es un obstáculo no sólo para la libertad de los periodistas, sino también para las libertades de toda la sociedad.

Esta ley, que crea el delito de difundir públicamente información falsa e impone una pena de prisión de 3 años, impedirá a toda la sociedad escribir, criticar y compartir mensajes en las redes sociales. Esta ley creará una ola de autocensura social. Por lo tanto, no es sólo un problema de los periodistas.

¿Por qué se presenta esta pena de prisión? ¿Cómo se aplicará? ¿Cómo se garantizará un entorno de debate político saludable con esta ley, que se promulgó a menos de un año de las elecciones? ¿Cómo se evitará la confusión y la arbitrariedad que surgirá en la práctica, como en la opinión del Tribunal Supremo? Hemos formulado estas preguntas muchas veces, pero no se nos ha dado ninguna respuesta en la Asamblea.

Por estas razones, estamos aquí en la última salida antes del túnel, como organizaciones profesionales de la prensa.

Todos gritamos frente al monumento a Atatürk.

En esta ley, decimos que no hay periodistas, no hay opiniones de periodistas, no hay libertad de prensa.

Decimos una vez más que esta ley incluye el silenciamiento, la intimidación y el encarcelamiento.

Los periodistas queremos que se retire esta ley".

Protestas de periodistas en Turquía

Representación de la AEJ en Turquía

Asociación de Periodistas Progresistas

Sindicato de Trabajadores de la Prensa DISK

Asociación de Periodistas de Economía

Sociedad de Periodistas de Ankara

Sociedad de Periodistas de Izmir

Sindicato de Trabajadores de los Medios de Comunicación y de la Comunicación

Asociación de Corresponsales del Parlamento

Asociación de Fotoperiodistas de Turquía

Sociedad de Periodistas de Turquía

Confederación de Periodistas de Turquía

Sindicato de Periodistas de Turquía

Asociación de Camarógrafos de Turquía

Coalición de Mujeres Periodistas de Turquía

NOTA: En la pancarta pusimos "¡NO A LA LEY DEL SILENCIO, AMENAZA Y ENCARCELAMIENTO! LA PRENSA ES LIBRE, NO PUEDE SER CENSURADA".