Varios ataques contra las Fuerzas Armadas malienses dejan casi medio centenar de muertos

Los ataques se produjeron de manera coordinada contra las bases de las FAMa de Mondoro y Boulkessi
Atalayar_Soldados Ejército Mali

REUTERS/BENOIT TESSIER  -   Soldados de las Fuerzas Armadas de Mali (FAMa)

El yihadismo vuelve a sacudir a Mali, aunque esta vez no han sido las tropas francesas de Barkhane, sino las Fuerzas Armadas malienses. Varios grupos atacantes habrían asaltado de forma coordinada las bases militares que se encuentran en las localidades de Boulkessi y Mondoro, ambas muy cerca de la frontera con Burkina Faso, en la denominada región de Liptako-Gourma.

Los ataques se produjeron a primera hora del domingo, y ha dejado al menos a seis efectivos de las FAMa muertos y casi una veintena de heridos. Según han comunicado las FAMa a través del coronel Souleymane Dembelé, alrededor de treinta de los asaltantes habrían sido abatidos durante los asaltos, por lo que parece evidente que esta vez las FAMa sí han sido capaces de actuar con rapidez y eficacia a la hora de responder a los ataques.

Atalayar_Fuerzas Armadas Mali
PHOTO/AFP - Tropas de las Fuerzas Armadas Malienses (FAMa)

El ataque no ha sido reivindicado aún, pero es una zona que es frecuentada por los dos principales grupos terroristas que tienen cabida en esta parte del Sahel, la rama de Al Qaeda (JNIM por sus siglas en inglés) y la rama del Daesh (ISGS). Según afirma el comunicado de las FAMa, los grupos atacantes habrían tenido también una gran pérdida de material entre vehículos y armamento.

Precisamente, en las cercanías de la localidad de Boulkessi, las fuerzas francesas de la operación Barkhane llevaron a cabo una operación hace unos días en la que hubo también varios terroristas abatidos y un importante número de motocicletas destruidas. El Gobierno galo ya ha advertido de que el número de efectivos desplegados será reducido próximamente, tras haber realizado con éxito una serie de operaciones durante el pasado año en el que varios líderes terroristas fueron neutralizados. Sin embargo, la realidad de los últimos meses nos deja un Sahel, especialmente en Mali, cada vez más sumido en la violencia.

Atalayar_Barkhane 3
AFP/ PASCAL GUYOT - Un soldado francés de la operación Barkhane, una misión antiterrorista en el Sahel, patrulla mientras un helicóptero Eurocopter Tiger (Eurocopter EC665 Tigre) opera un vuelo táctico en Mali

El Sahel, en concreto el grupo formado por Mauritania, Mali, Burkina Faso, Níger y Chad, mantendrá una cumbre en febrero en la ciudad de N'Djamena, donde se debatirá el futuro del G5-Sahel y el papel que deben ocupar los 5.000 efectivos de su Fuerza Conjunta, que ahora mismo se encuentra desplegado en varias de las zonas fronterizas de los cinco países, pero cuyo papel debe ir ganando protagonismo a la vez que la presencia francesa se reduce.

Macron sigue moviendo ficha con los aliados europeos y, ahora también, con Estados Unidos. Mientras que la política de Donald Trump fue la de reducir el AFRICOM, el Mando estadounidense para el continente africano, el presidente francés y el nuevo presidente norteamericano, Joe Biden, han emitido un comunicado en el que expresan la firme voluntad de llevar a cabo una mayor cooperación en la región del Sahel. Aunque la presencia estadounidense no es muy grande en esta zona, sí mantienen en Níger capacidades importantes de apoyo a Barkhane a través de los drones Reaper desplegados en el país.