Vigésimo aniversario de la Fundación Tres Culturas: un puente de unión entre los países del Mediterráneo

 -  

Atalayar

Pie de foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en el XX aniversario de la Fundación Tres Culturas, en Rabat.

La Fundación Tres Culturas del Mediterráneo celebra este año el vigésimo aniversario de su constitución. Nacida con el objetivo principal de servir como puente de unión y entendimiento cultural entre España y Marruecos, se ha consolidado en la actualidad como una institución de prestigio internacional con un gran bagaje social, al servicio del entendimiento y la tolerancia entre los pueblos del Mediterráneo. 

La institución fue fundada en 1999 gracias a la colaboración entre el Gobierno de Andalucía y el Reino de Marruecos, que también cedió el Pabellón de Marruecos en la Exposición Universal de Sevilla de 1992 en Cartuja para que se estableciera como sede de la recién creada Fundación. A día de hoy, veinte años después de la puesta en marcha del ambicioso proyecto, continúa en su labor por ofrecer un mayor conocimiento y convivencia entre ambas regiones, organizando actividades, conferencias y talleres de libre acceso que cosechan una más que exitosa afluencia. 

Pie de foto: La Fundación de las Tres Culturas del Mediterráneo celebró este martes en la sede de la Consejería de Asuntos Exteriores y de Cooperación Internacional y por primera vez en Rabat desde su creación en 1999, su Consejo de Administración, en presencia del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno.

Veinte años al servicio del entendimiento entre España y Marruecos 

Pese a la inevitable convivencia geográfica, histórica y cultural entre España y Marruecos, la creación de instituciones capaces de acercar dichas relaciones y de promover el entendimiento y el diálogo entre culturas resulta fundamental para facilitar una convivencia plena en todos los sentidos. 

Los grandes intereses bilaterales, tanto humanos como políticos o económicos entre ambos hace inevitable la necesidad de establecer un marco de cooperación realmente efectivo y reforzado entre España y los países del Magreb. Más específicamente, Andalucía ha ejercido tradicionalmente un papel especialmente relevante como puente de unión con los países del norte de África: tanto por las altas cuotas de mercado como por la extensa comunidad de residentes marroquíes que no solo viven en la Comunidad Autónoma, sino que también mantienen lazos especialmente fuertes y con su región de acogida.

Es aquí donde la Fundación ha ejercido un papel especialmente importante desde su constitución. Desde 1999, la institución se ha ocupado por fomentar la cultura de la paz y el diálogo de los pueblos: algo que únicamente se puede llegar a obtener plenamente gracias al conocimiento mutuo y al acercamiento social y cultural. Gracias a la promoción de actividades y talleres, ha sido capaz de ejercer como elemento cohesionador, una especie de “brújula” que ha conseguido guiar y traspasar el Mediterráneo. 

En el contexto actual, donde los fundamentalismos o los radicalismos empañan muchas veces la gran necesidad de cooperación, la Fundación Tres Culturas continúa ejerciendo su papel cohesionador, procurando la superación de los prejuicios mediante un entendimiento dialogante. Actualmente se ha posicionado como una organización internacional clave, con una gran vocación europea, presente en diversos proyectos y programas.

Otra de las reivindicaciones de la Fundación Tres Culturas es el papel de la mujer en las sociedades mediterráneas. Mediante la organización de foros, muestras de cine o conferencias, la institución pretende dar voz al colectivo, reseñando la importancia de la participación y la inclusión femenina en todas las dimensiones sociales. 

Además, Tres Culturas pretende estar conectada con los más jóvenes mediante la impulsión de programas o becas que les impulsen a continuar siendo el motor del cambio social. Mediante el fomento de teatros y juegos, también pretende acercar a los más jóvenes los valores de la igualdad, la inclusión y el respeto. 

Pie de foto: Reunión en Rabat del Patronato de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo.

Celebración del aniversario en la Biblioteca Nacional de Rabat

En conmemoración del vigésimo aniversario de su fundación, la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo ha inaugurado en la Biblioteca Nacional de Rabat una exposición fotográfica en la que se dibuja su trayectoria a lo largo de toda su andadura y experiencia, la cual puede ser visitada por todos los curiosos hasta finales de julio. Integrada por imágenes y textos en árabe, no solo muestra las líneas de acción de la institución, sino que también pretende transmitir el espíritu, los valores y los principios que han caracterizado a Tres Culturas durante todo su recorrido. 

La exposición ha sido inaugurada por el consejero del rey marroquí y copresidente de la Fundación, André Azoulay, el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Morenoy el director-gerente de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo, José Manuel Cervera. Durante el evento ambos quisieron resaltar el vital papel de la Fundación como gendarme de la búsqueda de instrumentos para la consolidación de las relaciones hispano-marroquíes y la tan importante cooperación cultural. 

Primeramente, André Azoulay se encargó de aplaudir los esfuerzos de la Fundación Tres Culturas, la cual ya ha cosechado unos más que visibles resultados. De cara a la continuación de los esfuerzos que emprendió hace veinte años la institución, el copresidente se ha encargado de asegurar una aún mejor trayectoria, un año lleno de promesas que pretenden continuar con la intrínseca misión de ser: “una brújula en el Mediterráneo, en un espacio en busca de unos puntos de referencia, tanto en el norte como en el sur”. “Con el compromiso, la visión y las directrices de los Gobiernos de España y Marruecos, estamos asistiendo al amanecer de otra etapa muy prometedora de esta institución”, insistió Azoulay. 

Pie de foto: Exposición sobre los 20 años de La Fundación de las Tres Culturas del Mediterráneo, en la biblioteca nacional del Reino de Marruecos en Rabat.

Por su parte, el presidente de la junta, Juan Manuel Moreno quiso destacar especialmente la labor de la Fundación como un espacio propicio de diálogo entre culturas. Centrada en la movilización, la unión y el entendimiento cultural para superar obstáculos entre ambas orillas del Mediterráneo, Moreno señaló a la Fundación Tres Culturas como un referente para reflexionar sobre los grandes retos que afrontan las relaciones entre ambos países, así como para superar los prejuicios, los fundamentalismos, el nacionalismo excluyente o el radicalismo violento que se pudiera cernir sobre España y Marruecos: “para luchar contra ello es necesario lograr una convergencia en torno a valores comunes basados en ideales de derechos humanos”. También quiso añadir la importancia del fomento de estas relaciones por el contexto en el que se mueven ambas regiones: “Creemos que el espacio geográficamente singular que ocupan Andalucía y Marruecos junto a los indudables vínculos históricos justifican un modelo de colaboración que debe ser apoyado, tanto a nivel nacional como internacional”. 

El director-gerente de la Fundación Tres Culturas, José Manuel Cervera, en un discurso con mensaje similar al de Moreno, quiso destacar también la importancia del evento: “A través de esta exposición queremos poner de relieve las actividades de nuestra fundación y demostrar la importancia de la acción cultural en la promoción del acercamiento y el entendimiento entre los pueblos y los países, particularmente España y Marruecos, que comparten desde hace mucho tiempo raíces comunes y estrechos vínculos”.

Esta celebración ha resultado de especial importancia a nivel simbólico por varios y representativos motivos. Por un lado, es la primera reunión del Patronato de la Fundación Tres Culturas en Rabat, lo que muestra la intencionalidad de la cúpula dirigente de la institución por seguir alimentando los lazos entre ambos países, así como la intención de hacer más partícipe a Marruecos de los eventos o encuentros que se promueve. Por otro lado, la participación de Moreno en la inauguración se enmarca dentro de la primera visita del presidente de la Junta de Andalucía a Marruecos, quien durante varios días se ha encargado de poner en relieve las aspiraciones y la voluntad de su Gobierno por reforzar la cooperación con el Reino en material de cultura. Entre las medidas que ha propuesto Moreno destacan la intencionalidad de establecer relaciones bilaterales más efectivas para la reparación de monumentos históricos y para promover el número de hermanamientos entre las instituciones de ambos países. Por ser parte de la Fundacióntanto representantes palestinos como israelíes han participado también en el evento, lo que supone una muestra de la gran intencionalidad por promover un contexto favorable al diálogo y al entendimiento.