PUBLICIDAD

Iberdrola

Villarreal-Real Madrid: el día que España conoció a Bale

Un gol del galés, otro de Cristiano y las paradas de Diego López mantuvieron el 2-2 final en un intenso partido
gareth bale

 -   Gareth Bale

El Real Madrid visita de nuevo Villarreal. El flamante campeón de la Europa League todavía jugaba en El Madrigal cuando Gareth Bale visitó su estadio aquella noche de sábado del 14 de septiembre de 2013.

El fichaje del galés se confirmó el 1 de septiembre de 2013. Florentino Pérez practicó su técnica de desgaste con el Tottenham y llevó las negociaciones hasta el último día de mercado. El Real Madrid desembolsó los 101 millones de euros para frustración de Cristiano Ronaldo que se vio apeado del ranking del traspaso más caro. Esa misma temporada el Tottenham anunció la llegada de Lamela y de Eriksen que ha vuelto al fútbol con el Brentford tras superar su problema cardíaco.

Su primer partido sería el comienzo de unos años agridulces para el jugador vestido de blanco. En aquel encuentro, Ancelotti puso sobre el verde a Diego López en la portería en plenas críticas por contar con el portero gallego para la liga y relegar a Casillas para la Copa del Rey y la Champions. Nacho, Ramos, Pepe y Carvajal formaron en la defensa; Khedira, Isco y Modric en el centro del campo y arriba, Morata, Di María y Cristiano Ronaldo.

AP/PAUL WHITE  -   El jugador del Real Madrid Gareth Bale compite por el balón con el vallisoletano Pedro Porro durante el partido de la Liga española entre el Real Madrid y el Valladolid en el Santiago Bernabéu
AP/PAUL WHITE - El jugador del Real Madrid Gareth Bale durante un partido de la Liga española entre el Real Madrid y el Valladolid en el Santiago Bernabéu

El Real Madrid jugaba espeso y con muchos fallos en defensa. El Villarreal de Marcelino no tardó en cazar uno de esos fallos y Cani puso el primer tanto en el marcador en el minuto 20.

Bale aguardaba en el banquillo su momento, pero tuvo que adelantarse todo por la lesión de Di María. Diego López aguantaba como podía el asedio amarillo hasta que en una carrera de Carvajal por la banda derecha llegó el gol. Un buen centro que el galés remató a gol en el minuto 38 para mandar el partido al descanso con el 1-1.

Benzema e Illarramendi tuvieron que dar cambio a Morata y Khedira. En el 64 Cristiano marcó el 1-2 tras un disparo de Benzema que despejó mal Asenjo. Diego López seguía achicando agua para evitar el hundimiento blanco, pero no pudo hacer nada tras un lanzamiento de Cani que la defensa no despejó y el balón acabó en gol tras el remate de Giovani.

AFP/ JAVIER SORIANO - El centrocampista argentino del Barcelona Javier Mascherano (R) compite con el delantero galés del Real Madrid Gareth Bale durante la Copa del Rey de 2014
AFP/ JAVIER SORIANO - Gareth Bale durante un partido contra el Barcelona en la Copa del Rey de 2014

Un partido intenso en el que Villarreal se pudo llevar más, pero delante estaba el embrión del futuro campeón de Europa. Aquel Real Madrid en el que Casemiro era un habitual del banquillo también tenía en sus filas a Llorente o a Jesé.

Bale acabó esa temporada como campeón de Europa. Jugó 44 partidos y anotó 22 goles. Esa primera temporada fue la del gran jugador que venía de Inglaterra como un lateral derecho con llegada al que los 100 metros se le quedaban cortos.

En la final de la Copa del Rey de 2014 de Valencia fue otro de sus grandes momentos. Una arrancada histórica que dejó cojeando a Bartra para devolver la copa a las vitrinas blancas. Semanas después, culminó aquella histórica entrada en las glorias deportivas blancas con el gol que pondría al Real Madrid por delante en la final de la Champions ante el Atlético de Madrid. Primero Ramos en el 93 y, después, Bale.

Nueve años después, Bale suma 29 lesiones y se ha perdido más de cien partidos de blanco. A eso hay que añadir su extraño idilio con la afición y la prensa. Su gusto por el golf y su amor por Gales le llevó a levantar aquella pancarta donde se podía leer “Wales, Golf, Madrid. In that order” en referencia a sus preferencias personales y deportivas.

Ahora Bale vuelve al estadio de La Cerámica con pocas opciones de jugar. Su contrato se ha revisado en alguna ocasión, pero el Real Madrid tiene claro que el 31 de junio será el último día que mantenga en su plantilla al jugador mejor pagado desde que se fue Ronaldo.