Vinícius, una grata sorpresa, y Mbappé, protagonistas en Champions

El Chelsea, único equipo favorito para alcanzar las semifinales. Real Madrid, Manchester City y Paris Saint Germain sufrirán para lograr la clasificación. Liverpool, Bayern y Dortmund no se rinden
Vinicius

 -  

El duelo entre el Real Madrid y el Liverpool (3-1) de Jurgen Klopp estuvo claramente decantado del equipo madridista. Hoy por hoy el centro del campo de Zidane, cuando está en forma y motivado, es el mejor del mundo. Los ingleses se cuidaron muy mucho de tapar a Luka Modric y no contaban con los pases milimétricos de Toni Kroos. El internacional alemán dio una clase magistral de cómo distribuir el juego. Junto a los dos creadores, Casemiro derrochando entrega. Tiene un don para anticiparse al juego enemigo, tapar zonas y recuperar balones. Si a esto sumamos el gran día de Vinícius Junior y una defensa concentrada, seria y sin errores tenemos a un Courtois que fue un espectador más en Valdebebas. Solo una ocasión después de un rebote tuvo el Liverpool. Salah lo aprovechó como jugador estrella que es.

El Real Madrid dominó desde el principio hasta el minuto 80. Los blancos se fueron quedando sin fuerzas y los cambios no aportaron mucho al partido. Enfrente tenían un buen equipo al que habían desactivado, pero que aprovechó su única ocasión y encerró al equipo blanco los últimos ocho minutos.

El primer gol de Vinícius fue un compendio de virtudes. Primero la velocidad para llegar al gran balón que le envía Kroos. Después el difícil control en carrera con el pecho. Orientar el difícil control hacia el lugar adecuado para eliminar la presencia del defensa. Y el remate con la derecha cambiando la dirección y cruzándosela a Alisson, portero brasileño. Un golazo.

Además del gran gol y de anotar el tercero, el joven brasileño fue un quebradero de cabeza para el Liverpool durante todo el partido. La defensa de circunstancias, con Militao y Nacho de centrales, estuvo muy seria y disciplinada abortando cualquier intento de Mané o Salah por crear situaciones de peligro. Mendy y Lucas Vázquez hicieron un despliegue físico enorme como es habitual. Asensio anotó el segundo gol y pudo anotar alguna más. Benzema aguantando balones como solo él sabe hacerlo y dando salida clara al centro del campo. El Liverpool defraudó, se esperaba más del equipo de Klopp. No inquietó prácticamente en todo el partido. Mérito del Real Madrid. 

De todos modos, la vuelta será complicada. A pesar del 3-1 recordemos que el FC Barcelona fue a Anfield con un 3-0 y salió derrotado en la eliminatoria. También es cierto que si marca el Madrid el Liverpool necesitará cuatro goles para ganar la eliminatoria. En principio, si el Madrid sale igual concentrado el martes, son claros favoritos para pasar a semifinales.

En el otro partido de cuartos jugado el martes el Manchester City derrotó al Borussia de Dortmund por 2-1. El equipo de Guardiola fue claramente superior, pero sin materializar en demasiadas ocasiones esta superioridad. El argelino Mahrez era una pesadilla para la defensa alemana, aunque el primer gol fue en un arranque de De Bruyne desde el centro del campo tras el que abrió a banda para acabar marcando él mismo.

La estrella del conjunto alemán, Erling Haaland, tuvo una clarísima ocasión frente al meta del City, el brasileño Ederson, que no aprovechó, aunque más tarde hizo una pared magistral para que su compañero, el veterano Marco Reus, anotara el único gol del Dortmund.

Manchester City Borussia Dortmund

Los de Guardiola convirtieron su dominio en otro tanto después de un envío lejano que Gundogan bajo de los cielos y le cedió a su compañero Phil Foden para que batiera al portero suizo Marwin Hitz. En principio, el City debe pasar la eliminatoria, pero no se pueden confiar. Enfrente tendrán a Erling Haaland que con un solo gol les puede eliminar. También es cierto que es difícil que el City no marque en el Signal Iduna Park.

El Bayern de Múnich y el PSG (2-3) ofrecieron un grandísimo partido de fútbol. El equipo alemán no sabe jugar de otra manera que no sea al ataque. Delante tenían a Kylian Mbappé, Neymar, Di María, Marquinhos, Keylor Navas y compañía.

La intensidad y la nula especulación fueron las dos características del partido. Los alemanes volcados en ataque y el equipo parisino saliendo a la contra con dos torpedos, Mbappé y Neymar. El Bayern fue superior en juego y ocasiones. Generaron ocasiones de todo tipo, pero les faltaba su estrella. Robert Lewandowski. Con el jugador polaco en el partido posiblemente el Bayern no hubiese perdido el encuentro. 

Mbappé Bayern Múnich PSG

Además, si en algo falla el actual campeón es en el centro de la defensa. Son lentos y Sule fue sustituido para que no fuera a más la hemorragia defensiva.

Dos cambios hizo el entrenador alemán Flick antes del descanso. La vuelta será de nuevo un gran espectáculo futbolístico. El Bayern volcado y el PSG sin rehuir los envites germanos y saliendo a la contra. La eliminatoria está en el aire, es difícil hacer un pronóstico.

El último partido que nos queda fue el Oporto-Chelsea (0-2). El equipo londinense, como se pronosticaba, fue muy superior al portugués. Empezó bien el Porto FC con algún tiro lejano y algún córner peligroso, pero surgió la figura de Mason Mount. Después del gran desembolso que ha hecho el equipo londinense en los últimos años, resulta que su figura está siendo el jugador de la cantera nacido en Portsmouth. Anotó el primer gol después de un control exquisito que le dejó solo delante de Marchesin, portero del Oporto, para fusilar cruzando el balón. El internacional británico fue el jugador más destacado dentro de un gran equipo que impone una presión al contrario muy alta y provoca errores como en el segundo gol anotado por Chilwell. Británico también fichado del Leicester. El Oporto solo dispuso en la segunda parte de un tiro de Luis Díaz y poco más. La eliminatoria más clara para la vuelta. El Oporto difícilmente remontará el 0-2 en Do Dragao. El Chelsea es claro favorito.

Chelsea Oporto

Las estrellas de la ida fueron claramente Vinícius y Mbappé. No solo por los dos goles que anotaron cada uno, sino por el gran partido que realizaron en sus eliminatorias. El francés era previsible que lo hiciera, es una estrella consagrada y todos los datos indican que acabará en el Real Madrid. Lo de Vinícius fue una sorpresa para la mayoría. Una grata sorpresa y parece que el brasileño ha dado un golpe en la mesa y ha venido para quedarse si continúa con este nivel.