Visita del ministro de Exteriores francés a Burkina Faso para reforzar la cooperación con el G5 Sahel

Jean-Yves Le Drian y el presidente burkinés incidieron en la importancia de la cooperación dentro del G5 Sahel
Atalayar_Jean-Yves Le Drian, ministro de Asuntos Exteriores Francia

AFP/ERIC PIERMONT  -   El ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian

El pasado viernes 8 de enero el ministro francés de Asuntos Exteriores estuvo de visita en Burkina Faso, donde se reunió con el reciente reelegido presidente Roch Marc Christian Kaboré. Después de una audiencia de una hora, el ministro galo Jean-Yves Le Drian señaló el deseo de Francia de continuar apoyando a Burkina Faso en su política de desarrollo económico y social y en el sector de la seguridad

Con respecto al plano de cooperación, Francia ha aumentado de manera significativa la ayuda humanitaria y financiera a Burkina Faso. En 2020, la ayuda se elevó a más de 10 millones de euros, según Le Drian. En el plano bilateral la ayuda se ha triplicado pasando de 2 millones de euros a 6 millones de euros de 2019 a 2020. También el país galo ha financiado 4 millones de euros del Programa Mundial de Alimentos en Burkina Faso y 7 millones para el programa de respuesta a la pandemia de coronavirus.

En cuanto al plano de la seguridad, durante la rueda de prensa tras la audiencia, el ministro francés y el presidente de Burkina Faso incidieron en la importancia de la cooperación dentro del G5 Sahel, un año después de que se celebrase la Cumbre de Pau, en la que Francia aumentó el número de tropas de 4.500 a 5.100 soldados, centrando ese esfuerzo en la zona de las tres fronteras (Liptako Gourma). Los grupos yihadistas de la zona aprovechan la permeabilidad de las fronteras para cometer atentados a lo largo de las regiones fronterizas de Mali, Burkina Faso y Níger. Ansaroul Islam, el grupo yihadista proveniente de Burkina Faso, actúa en la región fronteriza con Mali. Estado Islámico del Gran Sáhara, actúa principalmente en la frontera de Níger con Mali, aunque también ha habido incidentes en las regiones más próximas con Burkina Faso. El grupo JNIM, vinculado con AQMI, realiza ataques por todo el territorio maliense, habiendo una gran incidencia de ataques en la zona del centro de Mali pegada a las fronteras de Níger y Burkina Faso. Con respecto a este punto, Le Drian señalaba cómo desde la Cumbre de Pau se han obtenido resultados satisfactorios en la lucha contra el terrorismo, principalmente en la región de las tres fronteras

Atalayar_G5 Sahel África (2)
PHOTO/AP - Un miembro del Ejército hace guardia en la entrada del cuartel general de la fuerza antiterrorista del G5 Sahel

El G5 Sahel está compuesto de siete batallones de alrededor de 5.000 hombres provenientes de cinco países del Sahel: Burkina Faso, Mauritania, Chad, Mali y Níger. Esta iniciativa está estructurada en cuatro pilares: uno relacionado con el plano estratégico y militar; un segundo de formación a las Fuerzas Armadas del Sahel; el tercero, sobre la vuelta del Estado a determinadas zonas controladas por grupos armados; y un último consagrado al desarrollo. En definitiva, el G5 Sahel pretende dar las capacidades y la formación a los países previamente mencionados para que ellos mismos sean capaces de hacer frente a sus propias necesidades de seguridad. La interoperabilidad y la coordinación entre fuerzas es vital para que puedan ser capaces de responder adecuadamente a las amenazas transfronterizas de la región. 

Tras tres años desde la creación del G5 Sahel, el próximo mes se celebrará la cumbre en N’Djamena para evaluar los progresos en la lucha contra el terrorismo. En esta cumbre no sólo se decidirá el futuro del G5 Sahel, sino que también se tomarán decisiones relacionadas con la operación francesa de Barkhane. El pasado 4 de enero la ministra de Defensa francesa, Florence Parly, anunció su intención de reducir los efectivos franceses sobre el terreno en una entrevista concedida al periódico francés LeParisien. En ella explicaba cómo el refuerzo de los 600 hombres tras la Cumbre de Pau era temporal y que tras los éxitos militares importantes como la neutralización del jefe militar de JNIM, Bah Ag Moussa, puede ser el momento de ajustar el número de tropas sobre el terreno. Sin embargo, este anuncio ha coincidido con la muerte de cinco soldados franceses en la zona de las tres fronteras a finales de diciembre y principios de enero, por lo que está claro que la decisión del Ministerio de Defensa francés también ha estado relacionada con estas bajas tan seguidas. Tras la cumbre en Chad se conocerán más detalles sobre esta cuestión. La reducción de las fuerzas de Barkhane podría acompañarse con un aumento de las fuerzas del G5 Sahel