PUBLICIDAD

Iberdrola

Vladimir Putin también moviliza a la industria espacial de Rusia

El director general de la Agencia Espacial ultima un ambicioso proyecto para la reconversión del sector
Foto1RusiaReformaEspCreKremlin

PHOTO/Kremlin  -   El decreto de movilización parcial del 21 de septiembre hace entrega al ministro de Defensa, el general Sergei Shoigu, del instrumento legal para movilizar un primer contingente de varios cientos de miles de reservistas 

El decreto del presidente Vladimir Putin del 21 de septiembre ha puesto en manos del ministro de Defensa, el general Sergei Shoigu, la herramienta legal para movilizar a unos 300.000 reservistas de las Fuerzas Armadas de Rusia.

Con tal importante colectivo humano, el jefe del Estado Mayor de la Defensa de Rusia, el general Valeri Guerasimov, y el recién nombrado ‒el 24 de septiembre‒ viceministro para Asuntos Logísticos, general Mijail Mizintsev, van a reforzar las unidades logísticas que apoyan a los batallones del Ejército que combaten en Ucrania, a la vez que incrementar las tropas de segundo escalón encargadas de mantener la seguridad en los territorios ocupados.

Pero Putin también ha dado luz verde a la reconversión de la enorme maquinaria espacial que alimenta a sus fuerzas militares estratégicas y al sector de las comunicaciones, la navegación y la observación desde satélites que sirven tanto para fines civiles como militares.

Foto2RusiaReformaEspBorisovCreKhrunichev
PHOTO/Khrunichev - Desde su nombramiento a mediados de julio hasta la fecha, el nuevo director general de la Agencia Espacial de Rusia, Yuri Borisov, ha recorrido Rusia para conocer las principales instalaciones y empresas bajo su responsabilidad

La persona encargada de llevar a cabo la importante reorganización del amplio tejido espacial de Moscú es el nuevo director ejecutivo de la corporación estatal Roscosmos, el general Yuri Borisov, que hasta su nombramiento a mediados de julio pasado era el responsable de supervisar la base tecnológica de la defensa, incluida la nuclear.

Desde que ocupó su cargo hace poco más de dos meses, Yuri Borisov ha efectuado un auténtico maratón de reuniones y viajes a lo largo y ancho de Rusia. Ha visitado los cosmódromos de Baikonur, Plesetsk y Vostochny, ha mantenido encuentros con los altos responsables de las principales compañías y ha devorado los informes de situación que le han presentado los directores de las oficinas de diseño y los generales de las fuerzas estratégicas. 

Foto3RusiaReformaGralLogMizintsevCreOlgaBalashovaTass
PHOTO/Olga Balashova-TASS - La gran mayoría de los reservistas movilizados va a reforzar las unidades logísticas. Sus destinos están en manos del general Mijail Mizintsev (en imagen), viceministro de Asuntos Logísticos desde el pasado 24 de septiembre
Hacia la comercialización de productos y servicios

La conclusión a la que ha llegado Borisov es que el ecosistema espacial ruso “debe reformarse sobre la base de siete grandes prioridades”. La principal de ellas es “iniciar el proceso de transformación de las instituciones espaciales”, de tal modo que se establezca un “nuevo sistema de producción y gestión industrial” sobre principios de unificación y estandarización que posibiliten “reorientar el sector hacia la comercialización de productos y servicios”.

Para mantener la presencia civil y militar de Moscú en el espacio ultraterrestre, la reconversión industrial va a estar acompañada de toda una política para reforzar con savia nueva las envejecidas plantillas de ingenieros, técnicos y personal cualificado que integran las más de medio centenar de instituciones y empresas estatales del tejido espacial nacional. También las centenares de compañías localizadas por toda Rusia que les suministran los componentes que necesitan.

En una reciente reunión en San Petersburgo, el máximo responsable de Roscosmos ha puesto de relieve que los desafíos estratégicos a los que se enfrenta el mundo requieren que el Kremlin se decida por la transformación de su industria espacial. “Necesitamos aprender a reaccionar con rapidez y flexibilidad de cara a ser más eficientes en la resolución de los problemas y la gestión de los cambios”, ha precisado Borisov.

Foto4RusiaReformaEspBorisovCreKhrunichev
PHOTO/Khrunichev - Yuri Borisov ha pasado más de la mitad del verano  manteniendo reuniones con los jefes de las principales compañías espaciales rusas y recibiendo informes sobre su situación y sus planes de futuro

Los análisis que Borisov ha recibido y su conocimiento del sector le han permitido constatar que el trabajo de Roscosmos se ve “obstaculizado” por una serie de “cuellos de botella” que se han acumulado a la largo de los años. Para salir del atasco, Borisov ha dicho que necesita “contar con inversiones suficientes, desplegar nuevas constelaciones orbitales y penetrar en nuevos mercados”.

Uno de esos nuevos mercados es el de los datos provenientes del espacio. En poder del jefe de Roscosmos obran informes que constatan la “gran demanda” de información de teledetección de la Tierra que a escala global existe en los espectros óptico, infrarrojo y radar, para los que Roscosmos cuenta con los satélites de las familias Smotr y Berkut. 

Foto5RusiaReformaEspMovilizarCreVitaliNebarTass
PHOTO/Vitali Nebar-TASS - Los 300.000 reservistas llamados a filas con carácter forzoso también serán adscritos a unidades militares dedicadas a mantener la seguridad en los territorios ucranianos ocupados
La mega constelación Sfera

El gran proyecto que Yuri Borisov ha heredado de su antecesor, Dimitri Rogozin, y en la que también confía el veterano general ahora jefe de la Agencia Espacial de Rusia es la mega constelación Sfera. Gracias a ella, Moscú pretende dar un simultáneo empuje a la producción en serie de satélites y al despliegue de redes en el espacio.  

Sfera también va a servir para prestar servicios comerciales en las latitudes altas de la inmensa Rusia, donde hay una densidad de población muy baja y las condiciones del terreno helado impiden el tendido de redes de comunicaciones de fibra óptica. En tales áreas, los satélites van a ayudar a proporcionar una gama completa de servicios de telecomunicaciones para hogares y movilidad.

Foto6RusiaReformaEspReshetnyovCreRoscosmos
PHOTO/Roscosmos - Bajo la dirección de Yuri Borisov, Rusia va a reformar sus instituciones espaciales y a implantar un nuevo sistema de producción y gestión industrial reorientado hacia la comercialización de productos y servicios

La gran constelación Sfera va a estar conformada por diferentes modelos de satélites de teledetección y comunicaciones. Entre los últimos están los Skif, cuyo número mínimo será en torno a una docena. Estarán posicionados a 8.070 kilómetros de altura para proporcionar acceso a Internet de banda ancha.

El lanzamiento del primero con carácter de “demostrador” ‒llamado Skif-D‒ está previsto para el 22 de octubre desde de cosmódromo siberiano de Vostochny. Otros son los Marafon-IoT, que en número de 264 serán situados en órbitas bajas a 750 kilómetros de altitud. Estos últimos estarán dedicados a Internet de las Cosas (IoT) y comenzarán a volar en 2024.

Foto7RusiaReformaEspSferaCreRoscosmos
PHOTO/Roscosmos - Presentación oficial de la gran constelación Sfera, que aglutina satélites de comunicaciones (Skif y Marafon-IoT) y de observación, para llevar Internet de banda ancha, datos e imágenes a Siberia, el Ártico y la ruta del Mar del Norte

Rusia tiene un gran interés geoestratégico por la zona del Ártico y la ruta del Mar del Norte. Yuri Borisov quiere crear las infraestructuras espaciales y terrestres necesarias para garantizar la obtención de datos, las comunicaciones y las previsiones meteorológicas de interés para el tráfico marítimo internacional. Sfera ofrecerá imágenes e información sobre la situación del hielo y los movimientos de los iceberg a lo largo de toda la ruta, con independencia de la existencia de nubes o la noche polar.