Vodafone va de avanzadilla y se lanza al 5G agobiada por la pérdida de clientes

 -  

Julián González/CapitalMadrid.com 

Pie de foto: Movistar y Orange han pre­fe­rido es­perar a que la tec­no­logía esté más avan­zada

Vodafone será la pri­mera ope­ra­dora en la im­plan­ta­ción de la tec­no­logía 5G. Movistar y Orange han pre­fe­rido es­perar a que esté todo más avan­zado para decir por dónde van a ir. La fuerte pér­dida ds clientes en España ha lle­vado a la bri­tá­nica a ser la pio­nera en dar este salto de gi­gante. El grupo de las islas lan­zará el pró­ximo 15 de junio el nuevo ser­vicio en 15 ciu­dades es­paño­las, con Huawei y Ericsson como su­mi­nis­tra­dores de la red y con dis­po­si­tivos de Samsung Galaxy .

Serán los productos S190 5G, LG ThinQ 5G y Xiaomi Mi MIX3 5G. La teleco no ha incluido en este paquete el Huawei Mate X 5G, debido al bloqueo impuesto por Google.

Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Zaragoza, Bilbao, Vitoria, San Sebastián, La Coruña, Vigo, Gijón, Pamplona, Logroño y Santander dispondrán en principio de una cobertura del 50% y se irá ampliando a lo largo del año. La velocidad de descarga que ofrecerá será de 1Gbps, que se duplicará hasta 2Gbps a finales de este año, diez veces más que la velocidad que aporta el actual 4G.

La compañía ha comenzado a ofrecer los primeros móviles con tecnología 5G. Los clientes podrán adquirirlos a un precio que oscila entre los 19,90 euros y los 29,90 euros, con pagos aplazados hasta en 36 meses. Todos ellos estarán ligados a planes móviles y convergentes con portabilidad y una permanencia de 18 meses.

Respecto a las tarifas, serán las mismas para los clientes que tengan suscrito la tarifa Ilimitada Total (49,90 euros/mes) y la Vodafone One Ilimitada (109,99 euros/mes).

España es el primer país donde Vodafone lanzará su red 5G. En Italia, se hará el 17 de junio y, en Reino Unido, el próximo 3 de julio. En Alemania, se implantará más tarde debido a que se están subastando las licencias del espectro radioeléctrico.

Movistar y Orange han preferido esperar

Las telecos se han guardado hasta ahora sus cartas en cómo piensan acometer el gran paso de la quinta generación de la telefonía móvil, que permitirá velocidades en las comunicaciones y capacidades en las redes mucho mayores que las actuales. Las conexiones 5G son ahora mismo 10 veces más rápidas que las 4G pero se espera que en un futuro sean hasta 250 veces superiores.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Palllete, no desveló en la junta de accionistas ningún aspecto de por dónde piensa ir la compañía. En su discurso, dijo simplemente que, cuando cumpla 100 años -en 2024-, Telefónica será una teleco con redes de fibra y 5G de última generación “a la vanguardia de la conectividad”.

Álvarez-Pallete señaló, en cambio, que gracias al 5G será posible mantener una videoconferencia desde un tren de alta velocidad con amigos que están muy lejos y el mejor cirujano podrá operar en remoto desde la otra punta del planeta. “Se avecina una cuarta ola derivada del mundo de la inteligencia cognitiva que nos hará aún más relevantes”, dijo en la junta.

Por ahora, tanto Telefónica como Orange han preferido darse un tiempo y esperar a que haya más disponibilidad tecnológica y espectro. Por ejemplo, el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez tenía que haber sacado a subasta las licencias para la banda de 700MHz.

MásMóvil, candidata al Ibex

Por otro lado, el Comité Técnico Asesor del Ibex (CAT) acordará el próximo día 13 si MásMóvil es incluida en el Ibex. La compañía acumula en este semestre un volumen entre un 20% y un 25% superior al de otros valores como Indra, Viscofán o Técnicas Reunidas, candidatas las tres a dejar su plaza a la operadora. Cuando DIA salió, apareció entre las candidatas pero la papelera Ence fue la seleccionada.

Su cotización en el Mercado Continuo supera los 20 euros y el precio objetivo que marcan algunos analistas es de 27 euros. La compañía figura la cuarta del ranking de las telecos, por detrás de Telefónica, Orange y Vodafone, pero no para de arañar clientes a los tres grandes.

En 2018, arrebató cerca de 900.000 líneas de Internet y móvil a sus principales competidores. El más perjudicado en toda esta batalla por el cliente fue Vodafone que cedió ante la competencia unas 120.000 líneas de telefonía fija e Internet y 550.000 líneas de móvil. Orange, por su parte, cedió 350.000 líneas móviles aunque ganó 33.000 líneas fijas.

En toda esta batalla, habrá que estar pendiente también del rumbo que sigue la estrategia que el nuevo consejero delegado de Euskaltel, José Miguel García, va a imprimir en la compañía. Una de las decisiones más llamativas es la apuesta por todo el mercado español. Hasta ahora, la teleco vasca se ha movido únicamente por el País Vasco.

La nueva estrategia del actual consejero delegado es hacer una oferta comercial en la mayor parte de España con la marca británica Virgin, tanto para contratos de telefonía fija como móvil. Este cambio introduciría un competidor más en todo el territorio español, lo que está generando ciertas inquietudes entre los grandes.