Washington sacó a dos científicos de Irán dos semanas antes del asesinato del cerebro de su programa nuclear

Según el informe publicado por Ensaf News, los estadounidenses les sacaron dos semanas antes de asesinar a Mohsen Fakhrizadeh
Ebrahim Raisi, presidente electo de Irán AFP/ ATTA KENARE

AFP/ ATTA KENARE  -   Ebrahim Raisi, presidente electo de Irán

El caos que rodea al Estado iraní no parece haber cesado a pesar de la llegada de Ebrahim Raisi a la Presidencia. Si ya es inestable de por sí todo el ambiente que rodea al tema nuclear en Irán, la publicación de nuevos informes relacionados con este asunto, no hacen más que avivar una inestable situación. Según ha publicado el portal Ensaf News, Estados Unidos sacó del país a dos científicos del Ministerio de Defensa iraní tan sólo dos semanas antes del asesinato del científico nuclear Mohsen Fakhrizadeh, gracias a las declaraciones de un antiguo funcionario de seguridad. 

Fakhrizadeh era considerado uno de los hombres más importantes en el diseño del programa nuclear iraní y fue jefe de la Organización de Innovación e Investigación del Ministerio de Defensa. El 27 de noviembre del pasado 2020 fue asesinado en el distrito de Damavand, cercano a la capital, Teherán. El antiguo funcionario que ha revelado esta información a Ensaf News, declaró que el nombre de Fakhrizadeh se filtró a los asesinos a raíz de los informes sobre el robo de los documentos oficiales del programa nuclear por parte de la ocupación israelí. Es uno de los motivos por los que cuando el Ministerio comunicó el asesinato de Mohsen, todas las miradas estaban en Jerusalén. 

El expresidente de Irán, Hassan Rouhani AFP PHOTO / HO / PRESIDENCIA IRANÍ
AFP PHOTO / HO / PRESIDENCIA IRANÍ-El expresidente de Irán, Hassan Rouhani

El Gobierno de Irán, como viene a ser habitual, ha intentado que la cantidad de información que salga a la luz sobre cualquiera de estos asuntos sea la mínima. De hecho, según parece, el medio, conocido por sus vínculos con las fuerzas reformistas, ha sido amenazado y se le ha presionado para que retire de forma inmediata el informe de su página web. Por el momento, se desconoce hasta qué punto puede afectar al nuevo Gobierno liderado por Raisi, pero desde el Ejecutivo – como siempre se ha hecho durante la presidencia de Hasán Rohaní – no son muy partidarios de tener la transparencia como bandera. 

Mahmud Alavi, ministro de Inteligencia iraní, dijo que uno de los cómplices implicados en el asesinato de Fakhrizadeh era un antiguo miembro de las Fuerzas Armadas. Además, añadió que este había huido del país antes de que se iniciara la operación. Aunque, también cabe destacar que este asesinato estuvo precedido por varios otros relacionados con el programa nuclear iraní.  Entre los años 2009 y 2011, hasta cuatro científicos nucleares de Irán vinculados al programa también fueron asesinados en la capital, lo que ya dejaba entrever el peligro que rodeaba a una estrategia nuclear que mantiene en vilo a toda la sociedad internacional.

, el ayatolá Alí Jamenei AFP PHOTO / HO / KHAMENEI.IR
AFP PHOTO / HO / KHAMENEI.IR-El ayatolá Alí Jamenei

La publicación de este informe por parte de Ensaf News se produce en un momento complicado para Irán. Ya no por su situación inestable – cosa que nunca ha dejado de estar presente –, sino por haber entrado recientemente en un proceso de transición con la llegada del nuevo presidente al poder. Un líder que, además, resulta desconocido a nivel internacional. Ali Reza Eshraghi, director de proyectos de la división de Medio Oriente y el Norte de África del Institute for War and Peace Reporting, habla del secretismo que existe en torno a su figura: “¿De quiénes se rodea? ¿Con quién va a estar trabajando? ¿Quiénes facilitaron su llegada a la Presidencia? Esas son las preguntas más importantes”, decía Eshraghi acerca de Raisi.

La nueva figura clave de la política iraní cuenta con el apoyo del líder supremo Ali Jamenei, quien es precisamente uno de sus más valiosos valedores ya que el ahora presidente (aún electo) era el máximo responsable del Poder Judicial en Irán. Eso no quita que Raisi, descrito por muchos como fanático y oportunista, lleve tiempo en el punto de mira de varias organizaciones, como es la propia Naciones Unidas (ONU).  Sin haber llegado a pasar dos semanas desde que el ultraconservador venciese en las elecciones del 18 de junio, Javed Rehman, el investigador de derechos humanos de las Naciones Unidas en Irán, pidió una investigación independiente el pasado 30 de junio sobre la ejecución estatal de miles de presos políticos en el año 1988. 

E  científico iraní Mohsen Fakhrizadeh es visto en Irán en esta foto sin fecha tomada antes de su muerte PHOTO/ Sitio web oficial de Jamenei/WANA (Agencia de Noticias de Asia Occidental) via REUTERS
PHOTO/ Sitio web oficial de Jamenei/WANA (Agencia de Noticias de Asia Occidental) via REUTERS-Científico iraní Mohsen Fakhrizadeh es visto en Irán en esta foto sin fecha tomada antes de su muerte

“Creo que este es el momento adecuado, y es muy importante ahora que el señor Raisi se ha convertido en el presidente, que comencemos a investigar lo que sucedió en 1988 y el papel de todos los individuos”, afirmó el investigador de las Naciones Unidas. Esclarecer este asunto podría ser de gran importancia, no sólo para la figura del nuevo presidente iraní, sino para todas las familias que sufrieron las consecuencias de la mascare y que podrán conocer mejor todo lo que ocurrió gracias a la investigación que se pretende poner en marcha desde la ONU.

Esta polémica, unida a la publicación del informe sobre la actuación de Estados Unidos para sacar a dos científicos de Irán, ponen en una complicada situación a Raisi nada más alzarse con la victoria en las elecciones. No obstante, la estrategia iraní no parece sufrir grandes cambios, por lo que no se es de esperar que sea fácil el esclarecimiento de esta situación desde Teherán. El hermetismo y el control férreo de la información parece no haber terminado con la salida de Rohaní del poder.