Washington y Berlín llegan a un acuerdo respecto a Nord Stream, el gasoducto ruso

Biden permitirá que el proyecto finalice, no obstante, podrá imponer sanciones a Rusia si usa la energía como “arma política”
atalayar_angela merkel y joe biden

AFP/ SAUL LOEB  -   En esta foto de archivo tomada el 15 de julio de 2021 el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la canciller alemana, Angela Merkel, dan una conferencia de prensa conjunta en la Sala Este de la Casa Blanca en Washington, DC.

Alemania y Estados Unidos han alcanzado un pacto entorno a Nord Stream 2, un gasoducto que transportará gas ruso a Europa a través del mar Báltico. Washington había expresado su rechazo a la construcción de esta infraestructura en varias ocasiones, ya que el gasoducto aumentaría la influencia de Rusia en Europa. Otro motivo de la objeción estadounidense fue Ucrania. Kiev, inmerso en un enfrentamiento con Moscú desde la crisis de Crimea de 2014, podría verse afectado por Nord Stream 2.

El tránsito de gas ruso a través de territorio ucraniano es una gran fuente de ingresos para el país, llegando a obtener hasta 3 mil millones de dólares al año. El nuevo gasoducto privaría a Kiev de estas tarifas, además Rusia podría usar la energía como arma política a la hora de presionar en el país, según advierten autoridades ucranianas. Polonia, por su parte, coincide con su vecina Ucrania y considera que este oleoducto es una amenaza para Europa Central.

Sin embargo, Rusia no es el único país interesado en Nord Stream 2. Alemania, obviamente, también da su visto bueno al proyecto. La empresa estatal rusa, Gazprom, se encarga de construirlo, pero tiene inversores de la compañía francesa Engie, la austríaca OMV, la británica Shell y las alemanas Uniper y Wintershall DEA. Por lo tanto, aunque algunos países europeos se opongan, hay otros que ven con buenos ojos el gasoducto, ya que se beneficiarán de él.

atalayar_nord stream 2
REUTERS/MAXIM SHEMETOV - El logotipo del proyecto de gasoducto Nord Stream 2 se ve en un tubo en la planta de laminación de tubos de Cheliábinsk, Rusia

Joe Biden, ante esta división en Europa, ha optado por permitir la finalización de Nord Stream 2. No obstante, Biden también defenderá los intereses de los países que se oponen. A través de un pacto con Berlín, Washington ha asegurado que impondrá sanciones en caso de que Moscú use la energía como arma. Alemania ha reiterado la postura de Biden. “Si Rusia intenta utilizar la energía como arma o comete nuevos actos agresivos contra Ucrania, Alemania tomará medidas a nivel nacional y presionará para que se adopten medidas eficaces a nivel europeo, incluidas sanciones”, anunció una declaración conjunta de ambos países.

Los Gobiernos alemanes y estadounidenses también respaldarán a Ucrania económicamente a través de una inversión de 50 millones de dólares en tecnología verde, incluida energía renovable e industrias relacionadas. Para impulsar este fondo, Alemania comenzará con una donación de 150 millones de euros y un “paquete de resiliencia” de 60 millones para apoyar la seguridad energética de Ucrania. Berlín, además, tratará de persuadir a Moscú para extender un acuerdo de tránsito de gas a través de Ucrania que finalizará el 2024. De hecho, nombrará un enviado especial antes de septiembre para apoyar las negociaciones.

atalayar_gas UE
AFP/AFP - Mapa de Europa con la red de gasoductos, datos sobre los ganadores y perdedores del Nord Stream 2 y gráficos que muestran las importaciones de gas natural de la UE y la dependencia energética del bloque.

Sin embargo, el apoyo político y el gran respaldo económico no han convencido a Kiev. Tanto el Ejecutivo ucraniano como el polaco consideran el acuerdo “insuficiente” para reducir “las amenazas creadas por Nord Stream 2”. Ambos países han pedido a Alemania y Estados Unidos que aborden “adecuadamente la crisis de seguridad en la región, de la que Rusia es el único beneficiario”.

“Esta decisión ha creado una amenaza política, militar y energética para Ucrania y Europa Central, mientras aumenta el potencial de Rusia para desestabilizar la situación de seguridad en Europa, perpetuando las divisiones entre los Estados miembros de la OTAN y la Unión Europea”, añadieron Kiev y Varsovia. Ucrania incluso a solicitado consultas con la Comisión Europea y Alemania.

atalayar_nord stream alemania-rusia
PHOTO/REUTERS - Una señal de carretera dirige el tráfico hacia la entrada de las instalaciones del gasoducto Nord Stream 2 en Lubmin, Alemania

En Estados Unidos, los republicanos también han criticado el pacto señalando la “traición” de Biden a Ucrania mientras “fortalece” a Putin. La Administración Trump impuso sanciones a algunas figuras involucradas en la construcción de Nord Stream 2. El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, defendió al Gobierno actual asegurando que todavía se oponen al gasoducto, pero que este estaba completo al 90% cuando Biden asumió el cargo, por lo que consideraron que no podían detenerlo con sanciones.

Para reiterar el compromiso con Ucrania, aspecto muy presente en la política exterior de Biden, el presidente estadounidense recibirá a su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, en la Casa Blanca el próximo 30 de agosto. Esta visita “reafirmará el férreo apoyo de Estados Unidos por la soberanía de Ucrania y su integridad territorial, frente a la constante agresión de Rusia en el Donbás y Crimea”, informó Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca.

atalayar_biden zelensky
AFP/ SERGEI SUPINSKY y JIM WATSON - Combinación de imágenes del presidente ucraniano Volodymyr Zelensky y del presidente estadounidense Joe Biden

Estados Unidos ha respaldado al Gobierno ucraniano en la crisis en la frontera con Rusia en abril. Asimismo, están trabajando juntos en la operación Sea Breeze 2021 en el mar Negro. Ucrania representa un aliado clave de Washington y de la OTAN.

Berlín y Moscú avanzan en la construcción del gasoducto

Nord Stream 2 ha permitido que Alemania y Rusia acerquen posturas respecto a asuntos energéticos. La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Vladimir Putin, mantuvieron una conversación telefónica este miércoles sobre el gasoducto. Los mandatarios también abordaron el tránsito de gas a través de Ucrania, según informó la portavoz de la canciller, Ulrike Demmer. Asimismo, fuentes aseguraron que Merkel y Putin están “satisfechos” ante el avance del gasoducto.

atalayar_merkel putin
REUTERS/PAVEL GOLOVKIN - El presidente ruso Vladimir Putin y la canciller alemana Angela Merkel en una conferencia de prensa conjunta en el Kremlin en Moscú, Rusia, 11 de enero de 2020

Dmitri Peskov, portavoz presidencial ruso, habló de un “cierto entendimiento” entre Merkel y Putin. Por otra parte, sobre el acuerdo entre Alemania y Estados Unidos, recordó que su país “siempre ha rechazado sistemáticamente cualquier acusación de que utiliza los recursos energéticos como instrumento de presión política”.

Anatoli Antonov, embajador ruso en Estados Unidos, ha criticado la “tonalidad hostil” en un comunicado difundido por la agencia rusa TASS. Antonov asegura que estas declaraciones contradicen el “espíritu de las conversaciones de los dos presidentes en Ginebra el 16 de junio”.