Yahoo se convierte en la última tecnológica estadounidense en abandonar China

El aislamiento de Pekín se profundiza tras la salida de Yahoo el pasado 1 de noviembre y el anuncio de la retirada de ‘Fortnite’, el videojuego de la empresa Epic Games, a partir del día 15 de este mismo mes
Cámara

PHOTO/ARCHIVO  -   Cámaras de reconocimiento facial

La compañía estadounidense Yahoo Inc. concluye este mes de noviembre su proceso de salida de China. La empresa, que llevaba 20 años operando en el país, comenzó este proceso durante el año 2013, a partir del cual su oferta de servicios se había ido reduciendo progresivamente. Funciones tales como el correo electrónico o las noticias ya no estaban disponibles, por lo que la salida de la tecnológica el día 1 de noviembre ha sido fundamentalmente ‘simbólica’, tal como ha subrayado el diario The Wall Street Journal. 

Esta salida ha sido precedida por el cierre de otras tecnológicas estadunidenses como es el caso de Microsoft, que retiró su plataforma LinkedIn de China durante el pasado mes de octubre. Asimismo, los buscadores de Google no se encuentran disponibles en el país desde hace años, lo que convierte a Baidu -el motor de búsqueda chino- en el explorador más utilizado en China, y la red social Facebook se encuentra sujeta a múltiples bloqueos.  

En este contexto, la empresa de videojuegos Epic Games también ha anunciado la salida del mercado del juego ‘Fortnite’ a partir del 15 de noviembre. La versión que se va a retirar se trata de una versión especial que cumple los requisitos del Gobierno chino sobre contenidos violentos o políticamente sensibles.

China
PHOTO/ARCHIVO  -  El presidente de China, Xi Jinping

Por su parte, mientras que la compañía de Yahoo ha justificado, a través de uno de sus portavoces, que su retirada se debe a que el entorno comercial y legal chino es “cada vez más desafiante”, Epic Games no ha explicado el motivo de esta decisión. Sin embargo, su salida del país se suma a la estampida de las tecnológicas estadunidenses del país asiático, profundizando así en su aislamiento. 

A esto se le suman, además, las medidas tomadas por el Gobierno chino en agosto de 2021 que limitan el tiempo que los menores de 18 años pueden dedicar a jugar a videojuegos. De este modo, a pesar de que este sector genera enormes beneficios al país, las autoridades chinas justifican la imposición de restricciones como una manera de combatir las adicciones y los efectos negativos producidos por las nuevas tecnologías. 

Sin embargo, los esfuerzos que el Partido Comunista Chino (PCCh) está realizando por controlar el sector tecnológico pueden ser entendidos como parte de la batalla comercial y económica entre la potencia asiática y los Estados Unidos de América. Así, China estaría tratando de reforzar su postura como productor tecnológico y de proteger y controlar su propio mercado nacional.

China
PHOTO/ARCHIVO  -  Logo de la compañía china Huawei

Algunas de las leyes promulgadas en los últimos meses y que han supuesto un obstáculo para las tecnológicas extranjeras han sido la Ley de Protección de Datos Personales, la Ley de Seguridad de Datos y la Ley de Protección de Información Personal. De hecho, la entrada en vigor de esta última ha sido uno de los factores que ha motivado la huida de las tecnológicas. La finalidad de esta norma es garantizar la protección de los datos de los usuarios chinos cuando se transfieren fuera del país, así como permitir la realización de auditorías periódicas de estos datos por parte del Gobierno chino.

Todo esto sucede en el marco de la guerra comercial y económica que Estados Unidos y China libran desde hace varios meses. La salida de Yahoo, LinkedIn o ‘Fortnite’ se presenta como una advertencia de los obstáculos que las empresas occidentales -principalmente estadounidenses- enfrentan en este escenario de competencia. Así, ambas potencias se están distanciando en diversos sectores como el empresarial, el comercial o el tecnológico, lo que propicia la aparición de nuevos equilibrios internacionales en los mercados y en las relaciones diplomáticas.