Yellowhammer: radiografía del día después del Brexit

El Gobierno británico ha publicado un documento donde se detallan las consecuencias de una salida sin acuerdo
Boris Johnson, Primer Ministro de Gran Bretaña.

AFP/TOBY MELVILLE  -   Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido

El Ejecutivo de Londres ha lanzado un documento titulado ‘Operación Yellowhammer’ que detalla los peores escenarios posibles en caso de que Reino Unido abandone la Unión Europea sin acuerdo este 31 de octubre. Ha sido hecho público a petición del diputado conservador rebelde Dominic Grieve, antiguo Fiscal General. A lo largo de seis páginas y veinte puntos, el texto oficial dibuja una variedad de panoramas sombríos para el día 1 de noviembre de 2019, tanto para las empresas como para los ciudadanos; y, especialmente, para aquellos sectores de la población más desfavorecidos.

La nota, fechada a día 2 de agosto, recoge, en primer lugar, los problemas económicos que se abrirían con el vecino galo. Francia impondría controles obligatorios de la Unión Europea que provocarían que el 50-85% de los camiones y vehículos pesados británicos, que estén dedicados al transporte de mercancías y que utilicen el Canal de la Mancha, no llegarán a los consumidores franceses. Un porcentaje que se mantendría hasta, al menos, los tres meses siguientes, cuando se reduciría solo al 50-70%.

Camiones en el puerto de Dover, en la costa sur de Inglaterra. La preparación en Gran Bretaña para un Brexit sin acuerdo sigue siendo "a un bajo nivel", con atascos en los puertos del Canal de la Mancha que amenazan con afectar a los suministros de medicamentos y alimentos, según las evaluaciones del Gobierno publicadas el 11 de septiembre de 2019
AFP/DANIEL OLIVAS - Camiones en el puerto de Dover, en la costa sur de Inglaterra. La preparación en Gran Bretaña para un Brexit sin acuerdo sigue siendo "a un bajo nivel", con atascos en los puertos del Canal de la Mancha que amenazan con afectar a los suministros de medicamentos y alimentos, según las evaluaciones del gobierno publicadas el 11 de septiembre de 2019

Asimismo, el documento prevé problemas en el suministro de distintos bienes, como los combustibles, la energía eléctrica, medicamentos y algunos químicos empleados en el ámbito de la alimentación. El comercio transfronterizo también peligra, con el sector agroalimentario como uno de los principales afectados. El documento tilda de “insostenible”, por ejemplo, el modelo propuesto por el Ejecutivo británico para los intercambios con la República de Irlanda a través de Irlanda del Norte.

Como consecuencia del encarecimiento de los productos, la tendencia generalizada prevista es que sus precios aumenten, lo que perjudicará sobremanera a los bolsillos más pequeños y las a pequeñas y medianas empresas, con menos mecanismos de adaptación que las grandes compañías. En cuanto a la economía digital, habrá más obstáculos en la transmisión de datos entre Europa y Reino Unido.

Puntos clave de la operación británica Yellowhammer, la evaluación del gobierno de un escenario en el peor de los casos en un Brexit sin acuerdo
AFP/AFP - Puntos clave de la operación británica Yellowhammer, la evaluación del gobierno de un escenario en el peor de los casos en un Brexit sin acuerdo.

En materia sanitaria, los mayores costes de medicamentos y otros productos médicos pueden suponer un mayor riesgo de propagación de enfermedades, especialmente entre los animales de granja. La sanidad también tiene su derivada dentro de la Unión Europea, pues se arroja una sombra de duda sobre la capacidad de los ciudadanos británicos en los estados miembros para acceder a los servicios públicos. La nota también refleja la preocupación derivada de la llegada del otoño y el invierno, con un tiempo atmosférico severo, inundaciones y epidemias de fiebre, cuyo impacto podría exacerbarse como consecuencia de los recortes en recursos proporcionados por los socios comunitarios.

En el plano social, el documento prevé un aumento del descontento poblacional y de desórdenes públicos a partir del mes de noviembre. En concreto, la aparición de una frontera con la Unión Europea provocaría violaciones de la misma, lo que llevaría a un repunte de la actividad de las redes de tráfico de personas y la inmigración ilegal, que también llevaría acarreado un incremento en las tasas de criminalidad.

Vehículos en la frontera de la Colonia Británica de Gibraltar en La Línea de la Concepción
AFP/JORGE GUERRERO - Vehículos en la frontera de la Colonia Británica de Gibraltar en La Línea de la Concepción

Un párrafo especial hace referencia a los efectos de un Brexit duro sobre Gibraltar. A corto y a medio plazo, se prevén serios problemas logísticos, y serán comunes los largos atascos en la frontera. Además, el Peñón sufriría una reducción en el acceso a suministros y bienes como alimentos y medicinas. Todo ello conduciría, a largo plazo, a que la economía de la colonia británica se viera seriamente afectada por una salida desordenada del Reino Unido del bloque comunitario.