Zimbabue, al límite: la ONU advierte que el país se encuentre al borde de sufrir una gran hambruna

Los expertos de la ONU han señalado que, debido a las condiciones meteorológicas que minan las cosechas y las sanciones al país impuestas por la UE y EEUU, el país africano está en una situación crítica
La gente espera para recoger su ración mensual de alimentos proporcionados por el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas.

REUTERS  -   La gente espera para recoger su ración mensual de alimentos proporcionados por el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas.

Hilal Elver, que forma parte del equipo de la ONU sobre los derechos de alimentación, ha viajado durante 10 días por Zimbabue y ha podido confirmar, de primera mano, la situación límite en la que se encuentra el país. Tal y como recoge ‘Europa Press’, Elver ha subrayado que “más del 60% de la población de Zimbabue presenta inseguridad alimentaria”. 

Desde el año 2001 tanto la UE como EEUU han impuesto sanciones financieras y restrictivas al país por la supuesta vulneración de los Derechos Humanos así como la comisión de fraude electoral. Tras su viaje, Elver ha instado a ambos a eliminar las sanciones impuestas ya que las considera uno de los factores que está provocando que “la crisis esté empeorando”. La relatora de la ONU también ha enfatizado que la situación es “urgente”, especialmente en las zonas más rurales de Zimbabue, donde según advierte, “5,5 millones de personas en enfrentan a la inseguridad alimentaria”. Las fuertes lluvias y demás condiciones medioambientales adversas están pasando factura a las cosechas así como generando también un impacto negativo en el ganado. Además,  en numerosas zonas también existe una falta grave de acceso a servicios mínimos como la sanidad o el agua potable; una situación que según detalla, afectaría a más de dos millones de personas. 

A estas “horribles” condiciones descritas por Hilal Elver, añade también la pobreza generalizada de la población, la poca estabilidad de los precios, las altas tasas de corrupción y las sanciones económicas de la UE y EEUU. A su juicio, por lo que ha visto durante su viaje, estas sanciones económicas “no tienen un impacto real sobre los objetivos” por los cuáles se impusieron y “empeoran las desigualdades”, ha explicado. 

Por todo ello, la relatora de la ONU ha  pedido urgentemente a los organismos implicados que se retiren las sanciones financieras impuestas. De hecho, a finales de  este verano, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, ya lanzó una petición de urgencia solicitando más fondos para prevenir la inseguridad alimentaria que acecha a Zimbabue. 
Se estima que 45 millones de personas sufran escasez de alimentos en el continente africano

Desde la ONG World Visión explican que el sur de África vive una de sus peores sequías, una de las razones por las que las agencias de alimentos de la ONU han advertido que en los próximos meses alrededor de 45 millones de personas van a sufrir escasez de alimentos. Una triste cifra nunca antes alcanzada, según los expertos. Las personas afectadas, según los informes de la ONU, se encuentran principalmente en 16 países de la región, entre los que se haya Zimbabue. 

Países como Zimbabue o Angola, entre otros, llevan sufriendo desde hace años sequías recurrentes, que van empeorando y las cuáles cada año generan graves daños a las cosechas y en el mantenimiento del ganado. Por ello, en los próximos programas de desarrollo en la región, los expertos ya han pedido que se introduzca el cambio climático como un punto de relevancia para poder anticiparse y ayudar a los agricultores a “ser más resistentes ante los choques climáticos.