PUBLICIDAD

Iberdrola

Las ventajas del servicio de cuidado de personas mayores a domicilio

El objetivo del cuidado a domicilio es permitir que las personas mayores puedan mantener su independencia sin que su calidad de vida se vea mermada en ningún momento
servicio mayores

 -  

El cuidado de personas mayores a domicilio es un servicio que permite a las personas mayores vivir en su hogar mientras reciben atención y asistencia. Aquí se pueden incluir servicios de enfermería, ayuda con las actividades del día a día o, básicamente, servicios de apoyo y compañía.

El objetivo del cuidado a domicilio es permitir que las personas mayores puedan mantener su independencia sin que su calidad de vida se vea mermada en ningún momento. Todo ello siempre recibiendo la asistencia que necesitan y que puede ser proporcionada por un cuidador profesional especializado.

Ventajas del cuidado de personas mayores a domicilio

El cuidado de personas mayores - BEEPING, tanto interno como externo, ofrece innumerables ventajas a este colectivo. A continuación, enumeramos las que se consideran las más importantes.

Comodidad y mayor independencia

Las personas mayores, a menudo, se sienten mucho más cómodas en sus propios hogares. Allí se encuentran rodeadas de sus recuerdos y sus pertenencias personales. El cuidado a domicilio permite que estas personas puedan continuar viviendo en sus casas mientras reciben el cuidado y el apoyo que necesitan.

Por otro lado, esto va les va a proporcionar también poder mantener su independencia y su autonomía. Las personas mayores podrán seguir realizando sus actividades diarias y tomar sus propias decisiones por sí mismas con el apoyo del cuidador. No tendrán que verse atadas a los horarios ni a las actividades de una residencia de ancianos.

Personalización y flexibilidad

El cuidado a domicilio de personas mayores es un servicio que se caracteriza, especialmente, por ser altamente personalizado. Un servicio que se adapta en todo momento a las necesidades y a las preferencias individuales de cada persona mayor al ser apto para todas las edades.

A su vez, se trata de un servicio que permite una mayor flexibilidad a las personas mayores en cuanto a horarios y actividades. Estas personas podrán, por tanto, continuar realizando sus rutinas diarias y no tendrán que adaptarse a un horario fijo. Un aspecto que tiene mucho que ver con el apartado anterior cuando nos referíamos a la mayor independencia de las personas mayores.

Mayor seguridad y privacidad

El cuidado a domicilio está considerado un servicio muy seguro, mayor incluso que el que puede proporcionar una residencia para personas mayores. De hecho, las personas que se encuentran en un entorno conocido y rodeadas de sus objetos personales se sienten mucho más seguras y cómodas.

Asimismo, este servicio permite a estas personas mantener en todo momento su intimidad y su privacidad. Algo que, por otra parte, resulta especialmente importante, sobre todo para aquellas personas a las que les gusta valorar de forma clara su privacidad.

La relación entre el cuidador y el paciente

Hay que destacar también que el servicio de cuidado a domicilio de personas mayores hace que la relación que se establece entre el cuidador y el paciente sea mucho más cercana. La comunicación y la comprensión mutua entre ambos es mucho más sencilla y el conocimiento de la persona mayor será más alto, lo que redundará en la calidad del cuidado y el acompañamiento.

Todo esto, además, teniendo en cuenta que se trata de un servicio mucho más económico que el de una residencia de ancianos. En los últimos años, estamos asistiendo a un enorme incremento en los precios de estos centros, en los cuales las personas mayores tienen acceso a una habitación y a servicios adicionales. Está claro que no todas las personas pueden costearse un espacio así, por lo que recurrir a este servicio a domicilio se antoja como la mejor alternativa.

Mejor calidad de vida

Por último, es preciso señalar que este servicio permite a las personas mayores vivir en un entorno familiar y mucho más seguro. Algo que, sin duda, va a provocar que puedan disfrutar de una mayor calidad de vida. Además, las familias de estas personas de avanzada edad sienten una mayor tranquilidad al saber que sus seres queridos están recibiendo los cuidados más adecuados y especializados en su propio hogar.

En definitiva, el servicio de cuidado de mayores a domicilio ofrece una serie de ventajas más que interesantes si lo comparamos con otras opciones de atención a este colectivo. Estas personas, si aún pueden valerse por sí mismas, necesitan vivir en un lugar conocido, preferiblemente en su propio hogar, para sentirse mucho más cómodos y seguros.

Además, se trata de un servicio mucho más flexible, ya que se adapta mejor a las necesidades individuales de cada persona mayor. Un tipo de atención especializada que resulta más económico que las residencias de ancianos y que sigue siendo la mejor opción para aquellas personas que deseen mantener su privacidad y su independencia.

Lo que se pretende evitar con este servicio es que las personas mayores se sientan aisladas y desprotegidas. Los programas de prevención con los que cuentan reducen al máximo los posibles riesgos y permite que los ancianos puedan verse siempre acompañados.