PUBLICIDAD

Iberdrola

Opinión

¡Camioneros de todos los países, uníos!

canada protestas camioneros

En Canadá se han rebelado los camioneros, trasladándose desde Colombia Británica (costa pacífica) hasta Ottawa, donde el llamado Freedom Convoy se ha encargado de paralizar, entre pitazos y la consiguiente congestión de tránsito, la capital federal. El motivo de su ira son los nuevos preceptos para los camioneros que a diario cruzan la frontera con Estados Unidos. 

El requisito, que había sido anunciado en noviembre, fue inicialmente derogado —erróneamente, arguye el Gobierno— por la Agencia de Servicios Fronterizos, pero entró en vigor el 15 de enero. Son dos sus imposiciones a los camioneros no vacunados: están obligados a hacerse una prueba de COVID-19 al regresar al país, luego de la cual deberán guardar cuarentena por 10 días. En vista de la frecuencia de desplazamientos transfronterizos, equivale a un aislamiento perenne para los no vacunados.

camioneros protestas canada

Resulta difícil aseverar el número de manifestantes: hay quien habla de 250.000, pero la Policía de Toronto, observando el paso de los camiones dirigidos hacia Ottawa, arrojó una cifra de 50.000, hasta ahora cuestionada por PolitiFact, sitio web estadounidense de marcado sesgo demócrata.

Sea como fuere, los manifestantes han cosechado apoyos multitudinarios: a través de la plataforma de donaciones GoFundMe, que luego suspendió la campaña, obtuvieron 10 millones de dólares canadienses (7,9 millones de dólares estadounidenses), y el Partido Conservador (oposición), en pleno desplazamiento hacia la derecha, ha considerado oportuno cuestionar al primer ministro liberal Trudeau, quien se refugió en un “lugar secreto” mientras los camioneros entraban en la capital, para luego decir que tenía COVID-19.

Canadá es el segundo país más extenso del mundo, pero el 66% de su población reside a menos de 100 kilómetros de la frontera sur, es decir, una supermayoría ocupa sólo el 4% del territorio. EEUU es, evidentemente, su principal socio comercial, sobre todo en materia agraria, y los supermercados canadienses se abastecen de productos yanquis; en efecto, Canadá importó 24.000 millones de dólares en productos agrícolas yanquis (2019). El país, gran exportador de ganado vivo, mantiene un déficit comercial en cuanto a los alimentos procesados.

camioneros protestas canada

Los camioneros, que acusan al Gobierno de empeorar la carestía de productos, también han intentado manifestarse en la frontera. Llevan razón: de los camioneros canadienses, un 10-20% (12.000-20.000) no está vacunado; tampoco lo está un 40% (16.000) de los camioneros estadounidenses que cruzan la frontera, con la diferencia de que la nueva normativa les prohíbe entrar a Canadá.

Parecería un asunto provinciano —pocos pensamos en Canadá, admitámoslo—, pero la relación comercial EEUU-Canadá es de las más importantes del mundo, registrando un volumen de 718.400 millones de dólares (2019). También queda el otro miembro del T-MEC (sucesor de NAFTA): México. Canadá es, después de EEUU, el principal mercado para sus exportaciones. Incluso en 2020, año enrevesado por la pandemia y la entrada en vigor del nuevo tratado, el volumen de comercio ascendió a 36.000 millones de dólares.

camioneros protestas canada

El camionero norteamericano, sea estadounidense o canadiense, ocupa un eslabón extraño. Es evidentemente de clase obrera, y su labor, complicada por la necesidad de frecuentemente cruzar el ancho de un continente, es indudablemente ardua. Sin embargo, es un excelente ejemplo del obrero próspero, del kulak de este siglo: los más exitosos pueden aspirar incluso a los 100.000 dólares canadienses.

También votan en bloque: las provincias de las praderas —Alberta, Manitoba y Saskatchewan— son las que más camioneros tienen per cápita, y en todas gobiernan partidos conservadores regionales. La política canadiense, tan idiosincrática, se caracteriza por el nulo poder de los partidos federales a nivel provincial, pero las simpatías se extienden al Parlamento en Ottawa.

camioneros protestas canada

Alberta, la más grande de las antedichas regiones, es petrolera y posiblemente la región más conservadora del país; como Texas, es dado a los amagues separatistas. En efecto, la estrategia de infinitos convoyes de camiones ya fue desplegada en 2019, ocasión en la que sirvió para protestar la negativa de Ottawa a la construcción de oleoductos.

Todo esto recuerda a las ya olvidadas protestas brasileñas de septiembre de 2021. En esa instancia, los camioneros se movilizaron en pro del presidente Bolsonaro, a la sazón investigado por la Corte Suprema; participaron de al menos 110 bloqueos en 14 estados brasileños y no cedieron hasta que Bolsonaro les pidió desistir.

camioneros protestas canada

En Brasil, donde el transporte interno es caro, el 60% de las mercancías se transportan por carretera. Además, los 696.000 camioneros del país no dudan en convocar huelgas; en 2018 se vio sacudido por una el puerto de Santos —el de mayor movimiento en Latinoamérica—, ocasionándole al puerto pérdidas de R$1.500M (400 millones de dólares en aquel momento) en apenas 11 días.

Captamos, no sin algo de picardía, que, a lo largo del continente, los convoyes camioneros se yerguen como efectivos métodos de protesta. En tanto, los camioneros confirman tanto su nueva faceta de martillos de la derecha como su importancia económica. Sin ellos, resulta inconcebible el funcionamiento de las cadenas de suministros, sobre todo en los colosos americanos.

"El Americanista es un boletín independiente para comprender las claves políticas y económicas de América Latina. Si desea recibirlo semanalmente en su bandeja de entrada, puede suscribirse gratuitamente en elamericanista.com