PUBLICIDAD

Iberdrola

Opinión

Biden decidido a frenar la inflación

joe-biden

El presidente norteamericano Joe Bien dedicó una buena parte de su discurso anual sobre en estado de la Nación a criticar con dureza la agresión de Rusia a Ucrania. Sus ataques directos a Vladimir Putin le proporcionaron algo bastante infrecuente, el aplauso unánime de la Cámara. Advirtió a Rusia de que no se regatearán medios para que las tropas rusas dejen de matar a inocentes y se retiren y propuso un presupuesto extraordinario e 6.400 millones de dólares para ayudar a Ucrania en estos difíciles momentos. Los republicanos insistieron en la necesidad de que se les provea de más armas.

Lo más urgente es restablecer la normalidad – mantuvo el presidente – que se ha roto en el escenario internacional y destacó la unidad existente contra la agresión rusa y consideró fundamental mantenerla con una buena coordinación. Mientras Biden hablaba en el Capitolio de Washington, en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, la Asamblea General votó por una mayoría aplastante una condena a Rusia.

Biden, que mostró más energía en su intervención que en otras ocasiones, dedicó el resto de su discurso a analizar la situación del país y a adelantar algunos planes para acabar con los restos de la COVID-19 que aún se mantienen. Se retirarán algunas limitaciones, abrirán las puertas de los colegios, pero sin bajar la guardia. El virus sigue latente y puede reaparecer en cualquier momento.

La economía siempre ocupa un lugar destacado del mensaje a la nación y más en este momento en que se unen los efectos de la pandemia con las repercusiones de la guerra. La principal preocupación es la inflación que ha alcanzado el récord que se recuerda, un 7%. Biden aseguró que se adoptarán medidas para frenarla y apuntó una para todos, reducir los costes y aumentar los salarios.