PUBLICIDAD

Iberdrola

Opinión

Nos lo merecemos

pedro-sanchez

El sanchismo acaba de dar en pleno Black Friday “un golpe de Estado al Código Penal. El delito de sedición fue eliminado con nocturnidad y alevosía. Ahora pasa a llamarse “desórdenes públicos agravados”. Como si se tratara de una reyerta. Las penas se reducen en un setenta por ciento. Casi gratis total. Como bien ha dicho el “beato” Junqueras “todo será más barato en el futuro”. El “pacifista” Otegui lo expresaba sin acritud. “Sin independentistas vascos y catalanes de izquierdas, no hay gobierno progresista en el Estado español. Y eso es lo que nos permite negociar cosas”. Negociar quiere decir chantajear.

A cambio de votar los Presupuestos Generales/23 que permitirán acabar la legislatura al doctor Sánchez, los enemigos de España han conseguido una suculenta tajada. El PNV nuevo Cupo secreto hasta 2027 y siete selecciones internacionales; ERC el desarme de la Nación con indulto a Puigdemont adelantado por Iceta y Bildu, la salida de la Guardia Civil de Tráfico en Navarra. Observemos que el éxodo -la humillación- de guardias civiles de Tráfico en la Comunidad Foral se concede a Bildu, no se negocia la transferencia con el gobierno legítimo de la socialista Chivite. Ya se sabe quién manda allí.

pedro-sanchez-gobierno-españa-psoe

El penúltimo obstáculo será disolver el delito de malversación de fondos públicos en una infracción administrativa porque “el dinero público no es de nadie” (la ínclita Carmen Calvo, dixit). Y sostienen Griñán y sus 4.000 firmantes que certifican su honradez.

Y, finalmente, el indulto para todos los implicados en el 1-O y el referéndum de autodeterminación. Como aguinaldo anticipado, separatistas y golpistas han sido agraciados, además, con 2.500 millones extras para, entre otras cosas, subvencionar al circo en euskera y más infraestructuras en Cataluña que gestionará directamente Aragonés.

Todo indica que el golpe de Estado será doble y simultáneo en Vitoria y Barcelona con el apoyo de valencianos, baleares, navarros y aragoneses fronterizos con el Principado.

El acercamiento y excarcelación de etarras al País Vasco están casi terminados por el trabajo sucio, cada viernes, del ministro Marlaska y del lendakari Urkullu.

Bloque de acero

El Gobierno ha construido un muro de la vergüenza infranqueable -más largo que la Muralla china-, para permanecer en el búnker de La Moncloa hasta el 2030. Los “vopos” mediáticos dispararán en todas direcciones a la oposición.

Los pagarés firmados en los palacios de Pedralbes y del Congreso de los Diputados (188 diputados, 21 más que en la investidura) se han pagado religiosamente tras una amenaza incruenta: el Gobierno ha sacado adelante el super impuesto a las energéticas y a la banca, ha rendido una de las columnas del Estado de derecho y se consagra la confiscación a los muy cafeteros. O sea, a los ricos. Pagaremos los contribuyentes de siempre. Progresismo de izquierdas. Sanchismo puro y duro.

La historia ha quedado herida de muerte tras dibujar en la agrosfera una batería de preocupaciones bañadas por el odio, el sectarismo y la impunidad. Para eso sirven también Illa y su PSC colaboracionista, impidiendo que Jové y Salvadó sean suspendidos como diputados tras ser imputados por corrupción, como exige el Estatuto del Parlament.

Estos presupuestos, desautorizados por 14 organismos nacionales e internacionales, aumentarán la deuda y el déficit y nos llevarán a la recesión. Pero una décima arriba o abajo como argumentan Calviño y Escrivá, no son nada.

De ahora en adelante, el doctor presidente ha adelantado el Black Friday y lo prolongará hasta finales del próximo año. Contará con 30.000 millones de los Fondos europeos para corromper a la ciudadanía mediante subvenciones en mayo y en noviembre. “Para que nadie se quede atrás”, aporrearán nuestras conciencias mintiendo como nunca.

La ruptura de España, los ataques a la Corona y a la Constitución, la “okupación” de las Instituciones (del TS al Constitucional, pasando por el CGPJ, Fiscalía, Abogacía del Estado, RTVE, Indra, Correos, Ceuta, Melilla, Sáhara, Iberoamérica, inmigración ilegal, drogas, Sanidad, Educación, etc.), cada día está más cerca. La demolición no admite demoras. Urge cambiar el régimen. El bloque de cemento armado será la mejor palanca para agredir a Feijóo.

feijoo-pp-españa-oposicion
La “pax sanchista”

El PSOE, cual Fuenteovejuna, respaldó esa demolición controlada levantándose todos como un solo hombre. El comandante en jefe no movió ni una ceja. La sumisión de la manada es absoluta por tierra, mar y aire, el César puede gobernar mil años. ¿Y qué harán Lambán, Vera y Emiliano? Nada. Me apostaría vermut con aceituna a que sus diputados repiten escaño en la siguiente Legislatura.

Según las teorías de los antiguos astronautas, la democracia vertical sanchista no permitirá que este periodo termine sin culminar su objetivo: el regreso al pasado, eliminando -BOE mediante- la Transición para retornar al Pacto de San Sebastián (1930), enlazando así la II con la III República. Franquismo y Transición son simplemente ocho décadas largas sumidas en algún agujero negro del Big Bang.

No existe mejor ocasión en 2024, con la nueva victoria del líder supremo, que permitir un referéndum en las regiones separatistas, otro en Navarra para incorporarse a Euskadi cumpliendo con la Constitución y un tercero el mismo día sobre la Monarquía. No olvidemos que el PSOE se opuso a la Ley de Reforma Política y apoyó el NO en el referéndum de 1976, “ir de la ley a la ley”, germen de la democracia española.

Estos presupuestos permitirán aumentar los impuestos al menos en un 30 por 100 a los ciudadanos decentes. No lo olviden a la hora de votar en mayo.

La “estabilidad parlamentaria”, sellada a fuego con deslealtad, permitirá sacar adelante la nueva ley de familia que Belarra exige que paguen los empresarios y las pymes (hay al parecer 16 clases de familias en España), la Ley Trans, la de protección animal y el desmantelamiento de los Museos Nacionales. Lo fácil que es cargarse a la familia. Por lo que sabemos, será más barato pegar a una mujer que a un perro. Todo muy progresista.

También se ha encontrado una exención fiscal para Netflix, Amazon Prime, Max o HBO, que terminarán programando y pagando “Las cuatro estaciones”, el NO-DO de Sánchez en la oficina y en sus aventuras por medio mundo, desde Bruselas a Bali.

Nuestro país es pionero en el mundo -además de por “la ley del sí es sí” que excarcela a violadores- porque el golpismo estará permitido. Rufián lo expresó en términos supremacistas: “Hemos quitado el juguete a los jueces fascistas”.

Esta victoria del sanchismo ¿a dónde nos lleva? Al absurdo moral; robar el dinero de todos merece mayor pena que la traición, la ruptura y el asesinato.

pedro-sanchez-gobierno

Apoyado en esta inmensa mayoría, no habrá Black Friday para rebajar los alimentos -nadie hablará de las colas del hambre-, ni rebajarán los recibos de la luz y el gas, ni reducirán los ministerios. Habrá que esperar a las rebajas de enero.

En resumen: la sedición se ha tornado en sedación. No digas que fue un sueño. La ensoñación de los Marchena boys. Sus periplos asiáticos le han aportado nuevos saberes orientales La seducción de don Pedro Sánchez Pérez-Castejón abarata el desafío al Estado y a la unidad de la Nación. Se hacen leyes “ad hominem”, a la medida de los delincuentes.

El último escalón será domesticar al Consejo y activar la operación Conde-Pumpido en el TC. Asesinado de nuevo Montesquieu aún nos quedan Maquiavelo para excitar al nuevo príncipe. Y Carl Schmitt. Parece que García Trevijano no consentirá que la renovación sea por sextos (2 magistrados) y no por tercios (4) como establece el art. 159 de la Carta Magna. Sánchez encontrará el atajo inconstitucional, por supuesto.

Todo ha sido otra gran mentira. Nadie nos ha pedido armonizar la legislación para eliminar la sedición. En nuestro entorno, la deslealtad constitucional y de alta traición se castigan con penas desde los 20 años a la cadena perpetua. ¿No hay leyes en España para denunciar al presidente y a su Gobierno?

La “pax sanchista” no toma prisioneros. Como confesó Narváez en su lecho de muerte: “Padre, no tengo enemigos, los he fusilado a todos”. Lo que toca es la sedación. Tranquilidad, no crispar. El primer paso -polarizar la sociedad- está conseguido. Sánchez tiene un año por delante para imponer su “pax” a golpe de talonario. Los PGE/23 dan alas al nuevo populismo social-comunista. Son unas cuentas para que el Gobierno siga en el gobierno.

Lágrimas de cocodrila

La ministra Montero presumía de que ella siempre venía llorada de casa, como una buena cubana. Pero no. Bastó que la diputada de Vox le recordara, en una frase poco afortunada, que lo “único que había estudiado en profundidad en su vida había sido al padre de sus hijos” para que volviera a su jerga cotidiana. ¡Fascistas! ¡Machistas! ¡Antifeministas! ¡Nazis!

irene-montero-gobierno-congreso-españa

Lloraba como una magdalena. La realidad es que ha promulgado una ley que ha puesto en la calle a casi medio centenar de violadores y ha insultado directamente a los jueces por aplicar esa norma, esa chapuza. Esta ministra es la que apoyó a las secuestradoras de niños, Juana Rivas y María Sevilla. La que se calló cuando se descubrió en Baleares -territorio social comunista- los acosos sexuales a menores tuteladas por Armengol, la que nunca denunció los abusos del marido de la exvicepresidenta valenciana Mónica Oltra. La que condenó quince días después el asesinato de la iraní Masha Amani por llevar mal puesto el hiyab. La que a regañadientes se pronunció, sin condenar a la madre, como supuesta envenenadora de su hija de seis años en Gijón. Esta es la ministra que en las dos orillas del Atlántico ha bendecido las relaciones con niños si hay consentimiento. Eso se llama pederastia.

Lo perverso no es la oposición del bloque nacionalsocialista y comunista la aplaudiera y la obligara a dar la vuelta al hemiciclo, lo grave es que su “ley sísí” -gracias, maestro Santiago González- ha puesto en la calle a 11 violadores y ha rebajado las penas a 40 más. Y el goteo sigue. Tras atrincherarse en la Fiscalía, los jueces fascistas -que no estudian- han aplicado la ley. Esta ministra que multiplicó el coronavirus en su manifa suicida del 8-M-20 (161.000 muertos según el exministro Miguel Sebastián), es la que preconiza la ley Trans. Nunca tan pocas mujeres hicieron tanto daño a tantas.

irene-montero-gobierno-congreso-españa

El apoyo de Iglesias y de Sánchez fue simultáneo. A ver qué criterio sostiene el Tribunal Supremo que no puede ser otro que el de beneficiar a los condenados por delitos sexuales. No van a cambiar la norma porque el comunismo nunca se equivoca. Eso sí, ellos son los únicos demócratas… de la RDA a Corea del Norte pasando por Moscú, La Habana, Caracas y Buenos Aires.

Lo cierto es que una ministra quemada, derrochona, ha sido elevada a los altares en loor la santidad. Denuncia violencia política cuando es su marido el que atacó sin piedad a la alcaldesa Ana Botella, denuncia violencia cuando sus correligionarios apedrearon a los militantes de Vox, cuando apalearon a una militante y le abrieron la cabeza. Su portavoz Pablo Echenique aseguró que no era sangre sino Kétchup. Fueron sus amigos los que escracharon a Rosa Diaz en la Facultad de Políticas, a Soraya Sáez de Santamaría en su casa y a Begoña Villacís, en el Ayuntamiento embarazada de siete meses. Montero es la que quería guillotinar al rey.

Van de víctimas -primera regla del nacionalismo- cuando toda su trayectoria de palabra y obra se compadece con la intolerancia de los verdugos. Por decirlo con palabras de Sánchez sobre el PP, son unos mangantes.

La realidad es que el PSOE se ha podemizado. Y no puede dar marcha atrás. El agitador vitalicio Pablo Iglesias reparte las bulas y “señala” en su nueva plataforma auspiciada por Roures. Desde esa “máquina de fango” (El Mundo) ya le ha dicho al doctor presidente que “Irene no se toca”. Objetivo: neutralizar a Yolanda Díaz. La verdad es que Yolanda ni suma ni resta ni divide: se multiplica por cero. No es más que un caballo de Troya para destrozar podemitas. Sería deseable que Irene encabezase las listas empoderadas para salvar al soldado Iglesias tras medirse a Diaz Ayuso en Madrid.

El Bloque de cemento armado -la banda de Sánchez en versión de Albert Rivera- la apoyó en el Congreso, pero 24 horas después las feministas “pata negra” subvencionadas del PSOE salieron a las calles de Madrid con Calviño, Isabel Rodríguez y Reyes Maroto encabezando una pancarta mal escrita en la que se pedía la dimisión de Irene Montero por la ley “sísí”. ¿Dónde estaba doña Yolanda Díaz? En la equidistancia intentando no molestar al inquilino monclovita. No le han dicho todavía que se le ha pasado el arroz. Políticamente hablando, claro. Su futuro está detrás. Ella tiene otra forma de hacer política y nos lo pide con toda “animosidad”.

En Vallecas, doña Irene y su muchachada también subvencionada apenas reunían a unos centenares de camaradas. Bailaban al corro de la patata para festejar su resurrección ideológica y liderar Podemos bajo la batuta de su politólogo de cabecera en la Complu.

El CGPJ le ha echado un buen capote al considerar que no es necesario redactar un informe sobre la Ley que la ha consagrado como protomártir y heroína cual María Pineda, en las Arrecogías del Beaterio de Santa María Egipciaca, de Martín Recuerda. (1976)

Los augures que predicen la ruptura del Gobierno de coalición y la no presentación de Sánchez a las generales desbarran. Se presentará.  Más ahora que ha heredado la presidencia de la Internacional Socialista (IS) -una agencia de viajes- en la que nuestro presidente marcará una impronta de encuentros y fotos por todo el globo terráqueo. Lo suyo son el postureo y el Falcon. Su espejo refleja que es el mejor, incluso el único. ¿Han escuchado ustedes alguna declaración de la IS sobre la invasión de Ucrania, la primavera en otoño de Irán, Qatar, Cuba o Venezuela? Hay que reconocer que ha sido elegido por unanimidad. Es un ganador. Sería bueno saber cuánto nos ha costado. Otro secreto de Estado.

La oposición en el limbo

Las escapadas internacionales le sientan bien al presidente. Carga las pilas saludando a Xi Jinping y a Joe Biden. Desborda energía. Se licúa. Su comportamiento en el pleno del Senado confirma que se siente en la cima del mundo. Feijóo es un estorbo. El trato displicente y altanero que dispensó al líder del PP es impropio de un presidente del Ejecutivo. Los gestos delatan a un hombre soberbio y encantado de conocerse. Cuanto más poder, más peligro tiene para todos nosotros.

A Feijóo le faltan varios hervores. La estrategia era sencilla: hacerle las cuatro preguntas (sedición, malversación, “ley sísi” e instauración de los referéndums ilegales). Y esperar. Sánchez no contestó a ninguna y se atrincheró en la “construcción de la convivencia”. Luego, el senador autonómico gallego, adelantó que no presentaría ninguna moción de censura con la que está cayendo y que se verían en la investidura del popular en el Congreso.

feijo-pp-españa

Necesita apoyo político y estratégico. Una “factoría de ideas” en Génova 13 resulta urgente y necesaria. Siempre es buena la compañía de Díaz Ayuso. El objetivo del primer popular “no es llenar las calles, sino las urnas”. Vale. Y horas después aseguraba en Alcalá de Henares que “estamos a tiempo de que el presidente no rompa España”. Por eso, hay que salir a la calle. El tiempo corre en nuestra contra.

Lo más preocupante de Pérez-Castejón en la Cámara Alta fue su desprecio a la libertad de expresión. Blandió el diario El Mundo contra Feijóo y le acusó de ser rehén de la prensa conservadora. Hasta Juan Luis Cebrián tuvo que recordarle su colonización de los medios de comunicación sociales: RTVE, PRISA, La Sexta, La Cinco, la SER, RNE, el BOE, el CIS y miles de periódicos digitales. Lo tiene todo, pero nada es suficiente para colmar la ambición del primer socialista del universo conocido.

El sanchismo lo que no controla lo destruye. Por eso hay que salir a defender la democracia y la Constitución. Eso es lo que hicieron el sábado miles de policías y guardias civiles contra la “banda de republicanos separatistas bilduetarras y antisitema”.

Están “dolorosamente hartos” de la humillación que sufren en el sueldo -cobran un 30 por 100 menos que los policías autonómicos- y se tienen que prestar las prendas de abrigo y los chalecos antibalas. El ministro los deja colgados en Ceuta, Melilla, el Campo de Gibraltar, Cataluña, País vasco y Navarra. Pronto perderán las competencias de vigilancia en las costas de Guipúzcoa y Vizcaya. Lo exige Bildu. Sánchez es un prisionero con grilletes de Otegui y Rufián. ETA ha matado a 211 guardias civiles. Este Gobierno maltrata siempre a las FSE. Recuérdalo tú y recuérdalo a otros.

Este domingo, VOX y el sindicato Solidaridad convocaron a los españoles en los ayuntamientos de las capitales de provincia. La Plaza de Colón fue una vez más el escenario contra “el Gobierno de la traición”. Abascal congregó a decenas de miles de personas. No pude estar allí por una indisposición, pero el corresponsal político de Bahía de Ítaca, Santiago Gómez, me fue informando puntualmente. Escuché el discurso después de comprobar que el ¡Sánchez, vete ya! no funciona desde 1995.

manifestacion-vox-españa-pedro-sanchez

Don Pedro si puede no se irá nunca. Su ambición no tiene límites. Entresaco tres ideas de Santi Abascal que quedaron escritas en el viento: “Hay que tipificar en el Código Penal la traición” tras acusar a Pedro Sánchez de ”poner una alfombra roja a los golpistas”.

Denunció la rebaja de penas por malversación de fondos públicos “para beneficiar a los corruptos socialistas de Andalucía”. Defendió la violencia verbal como respuesta a la violencia física de la izquierda y calificó de “enloquecida” a la ministra Montero a quien culpó de aplicar “políticas criminales y de poner en la calle a los violadores”. Le pidió al PP -ausente- “que no negocie nada con el sanchismo: “Solo cabe” -precisó-, “combatirlo, derrotarlo, votar masivamente contra ellos y echarlos del poder”.

Nuestro enviado especial habló con el pueblo. Estaban allí para “defender España y denunciar la falta de libertades”; se notaba que no eran socialistas ni comunistas. El cielo estaba despejado. Le gente se emociona cuando llega a final de mes. Muchos ciudadanos están cansados de este Gobierno. Volverán a las calles para protestar contra don Pedro y su infinito Ejecutivo.

No pueden cambiar los vientos de la nave de España, pero ajustarán las velas para llegar a un puerto más seguro en mayo. La calle se calienta por el dolor social.

manifestacion-vox-españa-pedro-sanchez
Todos con la selección

El valiente pueblo ucraniano se desangra mientras Putin lo mata de hambre y frío como en los años treinta. El Parlamento Europeo ha calificado a Rusia de “país terrorista” y Bélgica ha pedido a Zelensky que solicite formalmente el ingreso en la OTAN. Nuestro país es “frontera” con el corazón de Kiev. Después de cortar la luz y el gas solo le falta a Moscú envenenar las aguas del Dniéper. ¡Gloria a Ucrania!

rey-felipe-vi-españa-mundial-qatar

Mientras el rey Felipe VI asiste tremendamente solo a apoyar a España en Qatar sin Iceta como ministro de jornada, el heroico Patxi López se pone el brazalete LGTBI en el Congreso emulando el silencio de los valientes jugadores iranies que se negaron a cantar el himno del régimen de los ayatolás. Habrá que concederle una medalla pensionada. Sigue igual de hipócrita que cuando asesinaron a Pagaza. Pasan demasiadas cosas para que todo siga igual. El empate ante Alemania nos puede colocar primeros de grupo.

La actividad presidencial de los últimos quince días puede calificarse de vertiginosa. Hemos relatado sus andanzas en una crónica interminable. Admiramos su perseverancia en la maldad. Y aunque sigamos en la resistencia, reconocemos que, dada la tibieza de la derecha, las peleas de los liberales y las meteduras de pata de los voxistas, a lo peor, nos merecemos a este presidente. A lo mejor, la historia se para, no podemos bajarnos, y no funciona sin nuestro Metternich.

Esperamos un atardecer constitucional, aunque se esté fragmentando la convivencia y el horizonte resulte inalcanzable. Por ahora.

Antonio Regalado dirige BAHÍA DE ÍTACA en:
aregaladorodriguez.blogspot.com