PUBLICIDAD

Iberdrola

Opinión

Población, contaminación y urbanización

statistics-polucion

Este artículo analiza el crecimiento de la población con el paso del tiempo y cómo ha repercutido en los esfuerzos del hombre. El número de habitantes creció de forma lenta pero constante desde muchos siglos antes de la década de 1960, momento en el que se produjo una repentina aceleración, pasando de 3.000 millones en los 50 años siguientes al nivel actual de más de 8.000 millones. La razón es doble: la gente vive más tiempo, gracias a los avances de la ciencia médica, y tiene más hijos. Se espera que la población siga aumentando hasta llegar a los 10.500 millones a mediados de siglo y que disminuya lentamente hasta llegar a los 9.000 millones a finales de siglo. 

Un ejemplo interesante de crecimiento demográfico es el de Indonesia, donde la población se duplicó en 30 años, pasando de 100 millones en 1970 a 200 millones en 2000, y la edad media de la población se elevó drásticamente de 40 a 70 años. Junto con una gestión gubernamental sensata de los aspectos básicos, la alimentación, el agua y la educación, velando por el bienestar físico y mental de la población, no es de extrañar que la economía creciera en paralelo. El Banco Mundial felicitó al país por la forma en que se estaba manejando la economía en 1989.

El notable aumento de la población junto con el cambio en la combinación de edades, es decir, la proporción entre los mayores y los más jóvenes ha cambiado, y la proporción varía según el lugar y la etnia. Sin embargo, en contra de esta tendencia, cabe destacar que la población autóctona de los países altamente desarrollados, como Japón, lleva tiempo disminuyendo. Además, estos factores se verán afectados por la riqueza o la pobreza relativa de los individuos y las naciones, así como por el continente en el que se encuentren y por el clima que les afecte.

Los años que vienen 

Hoy en día, las generaciones más jóvenes, salvo las que se encuentran en situación de pobreza, son las impulsoras de los nuevos inventos, basándose en lo que ha habido antes, estén donde estén y sean quienes sean. Se sienten estimulados y ven las oportunidades. Estos jóvenes, desde muy temprana edad, aceptan, de hecho, ordenadores en miniatura que tienen el poder de procesar en una fracción de tiempo, lo que podía hacer un nuevo mainframe de hace 60 años, ocupando una gran sala. A los 3 años, los jóvenes pueden hoy jugar a sencillos juegos de ordenador. La informática acababa de aparecer en los cursos universitarios a principios de los años sesenta. ¡Lo sé porque estuve allí! Y hoy podemos alcanzar las estrellas, literalmente. 

Pero en el otro extremo de la escala, todavía tenemos un gran número de personas en la pobreza, aproximadamente mil millones, por una variedad de razones - lucha, guerra, corrupción, cambio de clima, falta de oportunidades, gobierno incompetente, etc. - y esto es una plaga para todos nosotros. Tenemos los conocimientos y las herramientas para ofrecer la oportunidad de que la gente salga de la pobreza, y la mayoría de las personas que viven en la pobreza responden bien si se les da la oportunidad y se les anima. Debería darse lo que ahora llamamos Desarrollo (Humanitario) Sostenible. 

Un ejemplo de ello se ha llevado a cabo durante 22 años para 17.000 personas en el noreste de Bali (Indonesia) que viven en una serie de pueblos. Al principio, entre los aldeanos había un 85% de analfabetismo, la mortalidad infantil superaba ampliamente los niveles estándar y la esperanza de vida estaba muy por debajo de la media nacional. Había demasiada dependencia de la yuca, lo que provocaba bocio; la dieta estaba muy por debajo de las normas internacionales.

Lo primero que había que hacer era solucionar los problemas de salud, para lo cual había que mejorar mucho el acceso por carretera y facilitar el acceso al agua potable. La financiación inicial corrió a cargo en gran parte de David Booth MBE, el fundador, y el proyecto está y ha estado financiado en su totalidad por el sector privado. Se consideró que la ubicación era demasiado remota para que el gobierno le diera prioridad. Se reconoció que la educación era primordial y la primera escuela se puso en marcha en el año 2000 con poco más que un suelo y los primeros niños con papel y lápices. El entusiasmo en sus rostros era una alegría para la vista. Los adultos no necesitaron mucha persuasión para hacer simples caminos de hormigón y levantar grandes depósitos de agua de lluvia para almacenar el agua. Todas las comunidades participaron en la preparación del suelo para las camas agrícolas y el cultivo de hortalizas; los bordes de las camas se estabilizaron en un terreno montañoso difícil gracias a la hierba vetiver de rápido crecimiento.

Después de unos 13 años de trabajo constante de desarrollo, el proyecto contaba con 4 escuelas con aulas, pupitres y accesorios de apoyo, bibliotecas, profesores, se habían construido enlaces viales sencillos clave, el agua estaba en el grifo o a no más de una hora de distancia, la gente estaba más sana y las primeras etapas de un sistema de saneamiento básico estaban en marcha. Todo ello con un gasto de 450.000 dólares - sector privado. Después de 20 años, los primeros alumnos se graduaron en la universidad local.

Este es un simple ejemplo, aunque implica muchas disciplinas interrelacionadas, a veces complejas, con la comprensión y necesitamos duplicar, con personas dedicadas, algo similar pero ¡sólo unos miles de veces! Es hora de elevar el perfil del Desarrollo Sostenible a un nivel superior, como ha reconocido la ONU. 

Se puede ver que hay muchas y complejas cuestiones que plantear en respuesta a la pregunta de por qué las cosas se desarrollan como lo hacen. Se piensa que el aumento de la desigualdad es la razón principal del problema, pero es un hecho que las personas más pobres tienden a tener más hijos y, por tanto, la brecha aumenta, hasta que el número total de la población se nivela. Poco a poco nos vamos acercando a esa situación, pero hay que prever que la distribución de la población es bastante diferente y que algunos lugares son distintos a los de hace 60 años. Esto también afecta a la cuestión de la expansión de la urbanización, que tiene un aspecto muy diferente al de hace 30 años en cuanto a la forma de construir las estructuras para tener en cuenta, por ejemplo, las fuentes de energía disponibles nuevas o adaptables y el aislamiento.
 
Contaminación 

Otro factor preocupante es la contaminación, que aumentará hasta un nivel insostenible a menos que se aborde enérgicamente a partir de ahora. Esto es una preocupación creciente o debería serlo. No nos hemos ocupado adecuadamente de los residuos, que han ido aumentando a un ritmo alarmante a medida que la población se iba incrementando.

Un ejemplo es el de Inglaterra (no las otras partes del Reino Unido, que no están tan densamente pobladas), que es un país sofisticadamente desarrollado. Ha salido a la luz que muchos de los principales ríos, si no todos, están muy contaminados por el desbordamiento de las plantas de tratamiento de aguas residuales, lo que sugiere que éstas ya no tienen la capacidad adecuada y necesitan ser revisadas o mejoradas, o construir plantas totalmente nuevas. Además, hay un nivel peligroso de pesticidas agrícolas en las aguas pluviales, lo que es más difícil de abordar y, en tercer lugar, hay un nivel inaceptable de plásticos. En conjunto, todo esto ha ido surgiendo poco a poco; se espera con impaciencia un informe sobre el medio ambiente que lo abarque todo. Tiene que haber un plan maestro integral que limpie las aguas subterráneas, ya que la situación no puede continuar o corremos el riesgo de envenenarnos y, Dios no lo quiera, de sufrir otra pandemia. En la medida de lo posible, hay que prestar más atención a las aguas reciclables o reutilizables antes de verterlas, lo que es perfectamente posible en el caso de las obras de alcantarillado. 

El otro gran contaminante que ha acaparado la atención son los plásticos no biodegradables en el mar, probablemente porque cada vez llegan más a las playas de todo el mundo, a veces viajando miles de kilómetros desde su origen. De vez en cuando, los miembros de las comunidades afectadas actúan como vigilantes de la playa para limpiar las playas cercanas y hay que aplaudir su concienciación. Pero el problema de los residuos de plástico en el mar hay que medirlo en los miles de millones de toneladas que se llevan en los océanos, que cubren el 70% de la superficie mundial, y en los millones de viajes marítimos y los residuos de éstos, a menudo por falta de cuidado, que se han producido en las últimas décadas. Algunos científicos han estudiado a las criaturas marinas y están llegando a datos alarmantes y perjudiciales que no se pueden ignorar. Por ejemplo, los plásticos que se ingieren y entran en la cadena alimentaria.

Uno de los principales peligros para la salud es la calidad del aire que respiramos, sobre todo en los entornos de las grandes ciudades a causa de los vehículos que utilizan combustibles fósiles. Esto es especialmente grave en varias partes de Asia, con muchas ciudades del subcontinente indio y China muy afectadas. Delhi es citada a menudo, a causa de los vehículos contaminantes, pero también se ve muy afectada al estar situada aguas abajo del viento dominante, que transporta el humo de la limpieza de la tierra y la quema de la maleza, los rastrojos de los cultivos, en preparación de la cosecha del año siguiente. Indonesia tiene un problema similar a mediados de año, cuando se prepara el terreno quemando los residuos de la cosecha de aceite de palma del año anterior y el humo es transportado por el viento antimonzón dominante hasta Singapur y Malasia.

Todos estos y otros problemas de contaminación son tan importantes como los relacionados con el cambio climático. Es más, hay soluciones a mano para tratarlos todos; en algunos casos, como el del aire limpio, también se aborda el clima. Es importante que esto se aborde de inmediato.
 
La urbanización en los próximos años

En 2011, Yakarta acogió la Cumbre Mundial del Delta, en la que participé bastante. Se constató que a mediados de siglo el 70% de la población de entonces sería urbana, unos 6.000 millones de personas. En comparación, en el momento de la Cumbre la población urbana mundial era inferior a 3.000 millones. Esto significaba que unos 3.000 millones de personas tendrían que alojarse en muchos lugares, generalmente en niveles más bajos, que podrían estar sujetos a la subida del nivel del mar con el cambio climático, dondequiera que éste se produzca, que es uno de los factores que preocupa a los ingenieros civiles/medioambientales.

Se trata de un tema importante que va más allá del alcance de este artículo, lo que podría decirse, sin embargo, de la mayoría de los temas tratados. Los arquitectos y planificadores van a tener que pensar en el clima y en cómo utilizar la energía (renovable) de forma más eficiente para los edificios, más de lo que tenían que hacer en el pasado, dependiendo de la región. Un estudio sobre los principales materiales utilizados en la construcción -hormigón, acero y madera- indicaba que la madera era el único material que podía verse afectado por un clima cambiante de forma significativa. En los próximos 30 años, la construcción será cada vez más importante, sea cual sea el material utilizado, y se favorecerán las técnicas y los sistemas que ofrezcan respuestas rápidas y económicas. Hay un retraso en la construcción de edificios en todo el mundo.
 
Comentarios finales

Lo anterior ha puesto de manifiesto una serie de cuestiones que se consideran muy importantes hoy en día y en los próximos años, en parte como consecuencia del aumento significativo de la población en un corto espacio de tiempo. En la mayoría de los casos, disponemos ya de los conocimientos y las herramientas para tratarlos y, en los demás, se trata de estudiarlos con conocimiento, que cada vez más pueden aportar las generaciones más jóvenes. 

Esto no significa que no deban velar por el clima del mundo. Deberían, pero eso todavía contiene muchos factores científicos que aún se desconocen, aunque eso permite otras líneas de estudio complejas. Al fin y al cabo es su futuro, pero no olviden a nuestros semejantes que buscan una salida a la pobreza.
     
● Dr. J Scott Younger Presidente Comisario de Glendale Partners
y miembro del Consejo Asesor de IFIMES

 IFIMES - Instituto Internacional de Estudios sobre Oriente Medio y los Balcanes, con sede en Liubliana, Eslovenia, tiene estatus consultivo especial en el ECOSOC/ONU, Nueva York, desde 2018