PUBLICIDAD

Marruecos

Opinión

Por qué Irán lanzó un ataque con misiles contra Erbil

iran jamenei

En la medianoche del domingo 13 de marzo, las agencias de noticias informaron de que varios cohetes impactaron en la ciudad de Erbil, en el Kurdistán iraquí, cerca del consulado estadounidense. La Agencia Antiterrorista del Kurdistán iraquí dijo que 12 misiles balísticos fueron disparados desde fuera de Irak; y los misiles fueron disparados desde dentro de Irán, según citó Reuters a un funcionario estadounidense.

El Primer Ministro iraquí condenó inmediatamente el ataque, y la Oficina de la ONU en Irak lo tachó de cobarde. Muchos otros países también censuraron enérgicamente el ataque, calificándolo de agresión injustificada.

Horas más tarde, los responsables de relaciones públicas del CGRI reivindicaron la autoría del ataque con cohetes, afirmando que había tenido como objetivo una base del Mossad israelí.

Pero la cuestión que se plantea es cuál era el objetivo del ataque con misiles de Jamenei contra el Kurdistán iraquí y por qué emprendió esa acción en una situación en la que el mundo está implicado en la crisis de Ucrania y cuáles eran sus objetivos con este ataque.

Un portavoz del CGRI afirma que el ataque fue en represalia por la muerte de dos coroneles de la Fuerza Quds de los Guardias Revolucionarios en Siria la semana pasada en un ataque aéreo israelí. Irán afirma que una base del Mossad en Erbil fue el objetivo de un ataque con misiles. También anunciaron una serie de nombres falsos como agentes israelíes que murieron y resultaron heridos en el ataque. Por supuesto, está muy claro que estos nombres son todos ficticios porque según los funcionarios locales del gobierno kurdo, nadie murió ni resultó herido en este ataque. Además, los misiles alcanzaron la ciudad de Erbil de forma esporádica; por ejemplo, impactaron en el edificio de la televisión local del Kurdistán, causando muchos daños.

Pero el régimen lleva mucho tiempo en el punto de mira de Israel y varios supuestos científicos implicados en los proyectos nucleares del régimen, como Fakhrizadeh, conocido como el padre de los proyectos de misiles y nucleares del régimen, han sido eliminados.  Además, varios emplazamientos nucleares, como las instalaciones de centrifugado en el emplazamiento de Natanz, fueron destruidos por una explosión y un gran número de centrifugadoras que había allí fueron destrozadas. El mes pasado, Israel también atacó una importante base de drones iraní en la provincia de Kermanshah, destruyendo un gran número de drones.

Por otra parte, varios Guardias Revolucionarios en Siria han muerto continuamente por ataques israelíes sin que Jamenei pudiera reaccionar.

Con el asesinato de los dos coroneles, que eran algunos altos mandos de la Fuerza Quds en Siria, tenía que hacer algo para motivar a sus fuerzas. Porque, de lo contrario, con la actual moral rota de los Guardias Revolucionarios, con poca gente dispuesta a ir a Siria, la moral se habría hecho añicos.

Pero como no tenía poder para invadir el territorio israelí, ni se atrevía a hacerlo, el mejor lugar para atacar era Erbil. El Kurdistán está controlado por el Partido Democrático de Barzani, que no ha aceptado la hegemonía de Jamenei y no tiene buenas relaciones con Teherán. En cambio, ha establecido buenas relaciones de forma independiente con Estados Unidos, Israel y Turquía. Barzani también ha dado cobijo a las fuerzas kurdas iraníes opuestas a Jamenei y les ha permitido operar en zonas bajo su control.

En consecuencia, Jamenei disparó misiles contra Erbil, apuntando en realidad a varios objetivos con una flecha.

En primer lugar, pretendía levantar la moral de sus fuerzas y pretendía vengar la muerte de sus dos coroneles y los otros golpes que había recibido de Israel.

En segundo lugar, pretendía advertir a Barzani de que si no acepta la hegemonía de Jamenei y establece relaciones amistosas con la oposición iraní, puede ser el objetivo en cualquier momento.

En tercer lugar, al poner en jaque a Estados Unidos y a los países europeos -países que actualmente están implicados en la crisis de Ucrania y que han llegado a un punto muerto con Irán en las negociaciones del JCPOA- ha enviado el mensaje de que si no aceptan sus condiciones en el JCPOA y reconocen su hegemonía e influencia en la región, puede volver a desestabilizar esta región, lo que hará que el precio del petróleo suba aún más.

Pero, ¿este ataque con misiles parece realmente haber tenido lugar desde una posición de poder y haber mostrado la capacidad de Jamenei o, por el contrario, muestra cómo Jamenei, como una persona que se ahoga, se aferraría a cualquier paja para salvar su vida? Jamenei cree que un ataque puede salvar su régimen moribundo.

Porque Irán, actualmente sumido en una crisis económica y la sociedad iraní, con más del 60% de la población por debajo del umbral de la pobreza, está al borde de la explosión. Estos días, las concentraciones de protesta y las manifestaciones de diferentes segmentos de la población se ven constantemente en todas las ciudades de Irán. Por segundo año, más de la mitad del presupuesto del país es deficitario, lo que ha llevado a la impresión de dinero sin respaldo, que ha hecho que la inflación supere el 50% y, en algunos artículos, el 60%.

Si las sanciones de Estados Unidos continúan, sin duda no queda mucho tiempo hasta que la sociedad iraní se desmorone. Pero Jamenei cree que puede aprovechar la crisis energética creada por la invasión rusa de Ucrania -que ha presionado a los países europeos- para imponer sus exigencias y anular las sanciones sin cerrar por completo su proyecto nuclear. Cree que puede salvar su régimen revendiendo el petróleo, que actualmente está por encima de los 100 dólares el barril.

Esta flagrante agresión, con misiles balísticos desde el interior de Irán, mientras están inmersos en las conversaciones de Viena, demuestra una vez más que cualquier concesión a este régimen hace a los mulás más audaces y les ofrece carta blanca para más terror, crisis e incitación a la guerra en el mundo.

En resumen, en lo que respecta a la comunidad internacional, deben condenar enérgicamente el ataque con cohetes y el rescate de Jamenei, y deben adoptar una política lo más decidida posible para negar cualquier apaciguamiento. Esto enviará un mensaje a Jamenei de que no puede salvarse de esta manera.

La comunidad internacional no debe perseguir los beneficios a corto plazo de devolver el petróleo iraní al mercado ante la actual crisis energética. Porque adoptando esa política, podemos estar seguros de que el régimen iraní se derrumbará pronto desde dentro, y esto redundará en los intereses a largo plazo no sólo de Oriente Medio, sino de todo el mundo.