PUBLICIDAD

Marruecos

Opinión

Se revelan nuevos detalles sobre el papel de Turquía en el tráfico mundial de drogas

Soleyman Soylu

El ministro del Interior de Turquía, Süleyman Soylu, declaró el 16 de abril que se habían incautado 258 kilos de droga en el puerto turco de Mersin. La operación fue llevada a cabo por el mando de la Gendarmería provincial. Las fuerzas del orden detuvieron a 3 personas.

Turquía ocupa una posición de liderazgo entre los países de Oriente Medio en el tránsito de sustancias estupefacientes procedentes de América Latina. La capacidad total de paso de cocaína a través de los grandes centros de transporte de Turquía hacia los países de la UE, Oriente Medio y las Repúblicas que forman parte de la Commonwealth de Estados Independientes se estima en unas 200 toneladas al año. La ruta de movimiento de la droga pasa de Ecuador (puerto de Puerto Bolívar) a las ciudades turcas de Esmirna (puerto de Yalıkavak) y Mersin, y luego a los países de la Unión Europea: Italia, Suecia, Noruega, Portugal y España. El canal de suministro está organizado y sigue siendo controlado por los antiguos funcionarios de alto rango de Turquía, entre ellos Mehmet Agar, el antiguo ministro de Justicia y ministro del Interior de la República de Turquía.

En el contexto del fortalecimiento del control desde los servicios especiales de EEUU del espacio marítimo de los países de América Latina y debido a la necesidad de cubrir las rutas logísticas de transporte de drogas el empresario turco Erkan Yıldırım bajo la cobertura de una actividad empresarial partió a Venezuela para firmar los contratos de entrega de productos lácteos venezolanos a Turquía tres veces en 2021 (el destino - el puerto de Yalıkavak). Como resultado se firmaron los contratos con 25 buques mercantes de las empresas Yilport y BMZ para el transporte de mercancías desde Venezuela. Al mismo tiempo Erkan Yıldırım es el hijo del ex primer ministro de Turquía Binali Yıldırım - socio de negocios y el amigo cercano de Mehmet Agar.

La ruta del tráfico de cocaína pasa por sitios de despliegue de compradores mayoristas. En cada punto de transbordo se retira una parte de los estupefacientes para su venta al por menor en el mercado nacional. Así, en la ciudad de Esmirna la cocaína se recarga en los yates pertenecientes al círculo íntimo del empresario turco, líder de la mafia Halil Falyalı que fue asesinado en febrero. Luego se dirige a la República Turca del Norte de Chipre, exactamente al puerto de Gazimağusa donde se descarga para su custodia en los almacenes de una red de hoteles "Grand Yazici" propiedad del socio de la empresa de transportes Yilport, el empresario Hayri Yazici.

El transporte de la droga desde el territorio del norte de Chipre se realiza en yates privados directamente al puerto marítimo de la ciudad siria de Latakia, y luego la cocaína se fragmenta en partes más pequeñas. Una parte está destinada a ser vendida en el territorio de Siria, otra - a ser entregada a Irán, Arabia Saudí, Bahréin, Irak, Qatar, Jordania. La parte de los ingresos de estas ventas en el territorio de Siria se destina a la financiación de los grupos armados ilegales pro-turcos en Oriente Medio y a las actividades de presión de los apoderados de Ankara en países extranjeros.

Además, desde el territorio de Irán la parte de la carga se transporta a Armenia, Azerbaiyán y Georgia para su posterior entrega a los países de la CEI y la Federación Rusa. Los traficantes tratan de entregar las drogas en el territorio de Rusia a través del punto de control multilateral de automóviles Adler en la frontera con Abjasia, el puesto de aduanas Derbent en la frontera con Azerbaiyán, el punto de control Upper Lars en la frontera con Georgia, los puertos de Astrakhan y Makhachkala. Los funcionarios de aduanas y el personal de fronteras de Rusia y los Estados de la CEI encuentran las sustancias estupefacientes prohibidas generalmente en grandes partidas de verduras y frutas iraníes y azerbaiyanas.

Hoy en día Turquía sigue siendo el gran corredor de transporte de sustancias estupefacientes desde los países de América Latina a Europa, los países del Golfo y los Estados de la CEI. Al mismo tiempo, los antiguos funcionarios turcos de alto rango siguen participando en la gestión de los canales de tráfico de drogas, mientras que sus esfuerzos se centran en el enriquecimiento personal, el lobby de los intereses de Turquía en Oriente Medio y la prestación de apoyo financiero a la oposición armada pro-turca en Siria.