PUBLICIDAD

Marruecos

¿Pueden los estándares ESG universales eliminar el lavado verde?

La creciente importancia de los informes ESG ha suscitado dudas sobre el lavado verde
calentamiento-cambio-climatico

PNUMA  -   Emisión de gases contaminantes en la atmósfera

Una iniciativa que alienta a las empresas a cumplir objetivos de emisiones basados en la ciencia ha experimentado un crecimiento significativo en los últimos meses. El éxito de la Science-Based Targets Initiative (SBTi) ha destacado el apetito por un enfoque más estricto y universal para los informes ESG.

Este año ha experimentado un repunte en los informes ESG en todo el mundo, en parte en respuesta al creciente escrutinio sobre los impactos sociales y ambientales de las empresas. 

molinos-aereogeneradores
Banco Mundial/Jutta Benzenberg  -   Las energías alternativas reducen las emisiones de carbono

El incumplimiento de los principios ESG puede tener consecuencias en el mundo real. Por ejemplo, cuando la aplicación de entrega de alimentos Deliveroo se hizo pública en la Bolsa de Valores de Londres a principios de 2021, perdió más del 25% de su valor el primer día. Algunos observadores atribuyeron el pronunciado descenso a la dependencia de la empresa de los trabajadores de la ‘economía gig’, en detrimento del componente "S" de sus métricas ESG.

Por tanto, los compromisos ASG se han convertido en un imperativo empresarial. Sin embargo, la ausencia de un sistema de informes ESG reconocido a nivel mundial ha dado lugar a acusaciones de que las empresas pueden tergiversar fácilmente su desempeño en sostenibilidad. 

gas-efecto-invernadero
AP/MICHAEL PROBST - El Ejecutivo de la Unión Europea propuso que el bloque reduzca sus emisiones de gases de efecto invernadero a cero neto para 2050
El auge del lavado verde

Esto a menudo se denomina lavado verde, un término general que cubre actividades como la divulgación selectiva o incompleta, la gestión simbólica, la desviación y la desconexión entre las declaraciones de las empresas y sus actividades comerciales.

El lavado verde puede llevar a los inversores a financiar operaciones que potencialmente dañen el medio ambiente y permite a las empresas retrasar la adopción de políticas más concienzudas.

El problema del greenwashing ha crecido a la par con la creciente conciencia corporativa de los asuntos ASG y de sostenibilidad.

Un informe publicado en marzo de este año por la Universidad de Oxford y la Unidad de Inteligencia de Energía y Clima, un grupo de expertos, encontró que el 21% de las 2.000 empresas públicas más grandes del mundo se han comprometido con las emisiones netas cero.  

arabia-saudi-emision-cero
PHOTO/ AHMAD EL ITANI/SAUDI ARAMCO/AFP - Arabia Saudí, el mayor productor de petróleo del mundo, tiene planes particularmente ambiciosos para convertirse en líder en la transición energética

La mayoría de estas empresas tenían objetivos intermedios, un plan publicado y un mecanismo de presentación de informes, componentes clave de una estrategia eficaz de cero neto. Pero solo una cuarta parte cumplió con un conjunto completo de “criterios de robustez” establecidos por la campaña Race to Zero de la ONU

En otros lugares, el Reino Unido vio el número de grandes empresas con políticas de cero neto más del doble en el año anterior a julio de 2021. Sin embargo, un tercio de estas no tienen en cuenta las emisiones de Alcance-3 que surgen de la cadena de suministro de una empresa y, a menudo, constituyen la mayor parte de las emisiones.
Otras empresas confían en los créditos de compensación para cumplir sus objetivos, una práctica que modifica el problema en lugar de eliminarlo en su origen. 

emisiones-contaminantes
FAO - La FAO aboga por una agricultura sostenible

Estas tácticas corporativas han dado lugar a esfuerzos concertados para alentar a las empresas a proporcionar una imagen más precisa. 
Un equipo del University College de Dublín, por ejemplo, desarrolló algoritmos que pueden detectar y cuantificar el lavado verde. Llamada GreenWatch, la herramienta utiliza inteligencia artificial y aprendizaje automático para escanear las comunicaciones corporativas de 700 empresas globales. A continuación, se comparan con las huellas de carbono reales de las empresas.

Sobre la base de estos resultados, GreenWatch clasifica a las empresas en un espectro que incluye “liderazgo verde”, “campeón verde oculto”, “incrementalista verde”, “potencial” o “probable lavadero verde” y “negacionista del clima”. Estas clasificaciones ayudan a los inversores a detectar qué empresas son sinceras en sus esfuerzos de ESG.

La necesidad de estándares globales

La creciente preocupación por la tergiversación podría aliviarse mediante una aceptación más amplia de los objetivos basados en la ciencia.
El SBTi es un organismo global que proporciona a las empresas un marco definido para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de acuerdo con el Acuerdo de París. Según el SBTI, los objetivos basados en la ciencia están impulsando la descarbonización: entre 2015 y 2020, las empresas con objetivos validados redujeron las emisiones en un 25%.

En junio de 2021, más de 150 empresas se comprometieron con la iniciativa, lo que eleva el total a más de 600 empresas con una capitalización de mercado combinada de 13 billones de dólares, un valor justo por debajo del PIB de China.Una iniciativa similar es el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero, el conjunto de normas de contabilidad de gases de efecto invernadero más utilizado en el mundo. 

mapa-carbon-neutral
AFP/AFP - Mapa que muestra los 66 países, incluidas las pequeñas naciones insulares del Pacífico y el Caribe

El creciente interés en los objetivos basados en la ciencia ha puesto de relieve un mayor apetito por los estándares ESG reconocidos a nivel mundial. Los estándares universales permitirían a los inversores comparar mejor las empresas dentro de la misma industria, así como entre industrias, ayudándoles a superar el lavado verde.

La Fundación de Normas Internacionales de Información Financiera, una organización sin fines de lucro, está trabajando en una norma global de presentación de informes de sostenibilidad. Varios organismos internacionales, entre ellos el FMI y la ONU, han expresado su apoyo a estos esfuerzos. 

gases-invernaderos-ganaderia
Banco Mundial/John Hogg - Las industrias y la ganadería generan gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global.

La fundación ha dicho que proporcionará una actualización sobre su progreso en la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático en octubre o noviembre de este año, con los borradores de estándares emitidos a mediados de 2022.

Estándares ESG y economías emergentes

Muchas economías emergentes corren un riesgo desproporcionado de sufrir los efectos del cambio climático, incluido el aumento del nivel del mar, el clima extremo, la sequía y los trastornos agrícolas. Los Emiratos Árabes Unidos, por ejemplo, se encuentran entre los países más vulnerables al aumento de las temperaturas globales, mientras que un estudio de 2020 realizado por Pictet Asset Management y la Universidad de Oxford encontró que los problemas de disponibilidad de agua empeorarán en México, Indonesia y Sudáfrica.

Como tal, los mercados emergentes tienen un fuerte incentivo para eliminar el lavado verde y respaldar informes ESG concretos y verificables. Sin embargo, estas economías enfrentan un conjunto específico de desafíos para adaptarse a un enfoque único para todos. 

gases-emisiones-empresas
UNICEF / Bindra - Las emisiones de los vehículos, los generadores diesel, la quema de biomasa y masura contribuyen a la mala calidad del aire en Lagos, Nigeria

Uno de esos problemas es el idioma, ya que será necesario hacer que el nuevo conjunto de estándares ESG sea accesible para una variedad de partes interesadas. Además, será importante que el protocolo internacional no frene el desempeño de las economías emergentes, muchas de las cuales se encuentran en una etapa de desarrollo intensiva en energía. De manera similar, en los centros de fabricación emergentes como Vietnam, la creación de empleo y la competitividad internacional son clave, lo que puede complicar las métricas “S” y “G”.

Otra consideración importante es la del costo. Papúa Nueva Guinea planea cambiar a energía autóctona 100% renovable para 2050, al igual que Sri Lanka. Sin embargo, se requerirá una inversión importante si se quieren cumplir estos objetivos, y solo Sri Lanka necesitará entre 54.000 millones y 56.000 millones de dólares para cumplir sus objetivos.

La pandemia destacó la necesidad de redoblar las consideraciones ESG. De cara al futuro, se espera que los estándares ESG basados en la ciencia y reconocidos internacionalmente inicien una nueva fase en el movimiento hacia la neutralidad de carbono, teniendo en cuenta las necesidades particulares de los mercados emergentes.