PUBLICIDAD

Iberdrola

¿Qué impacto tendrá la subida del precio del petróleo en la transición energética?

El aumento de la demanda y la escasez de suministro han llevado los precios del petróleo a casi 100 dólares por barril
REUTERS/CHRISTOPHER PIKE – ADNOC

REUTERS/CHRISTOPHER PIKE  -   ADNOC

En medio de un aumento en la demanda global y preocupaciones sobre los suministros clave, los precios mundiales del petróleo se acercan a los 100 dólares por barril por primera vez desde 2014. Pero, con el aumento de los precios, ¿qué significa esto para la transición de energía renovable, especialmente en los países del Golfo?

Después de abrir el año en alrededor de 78 dólares por barril, los precios del crudo Brent aumentaron considerablemente durante las primeras seis semanas de 2022 para superar los 94 dólares el 14 de febrero, el precio más alto en más de siete años.

Impulsado principalmente por la falta de suministro y un reciente aumento de la demanda mundial posterior al confinamiento, el aumento culmina una recuperación espectacular de los precios, que habían caído a menos de 20 dólares el barril en abril de 2020.

REUTERS/MAXIM SHEMETOV  -   Instalación petrolera de Saudi Aramco en Abqaiq (Arabia Saudí) el 12 de octubre de 2019
REUTERS/MAXIM SHEMETOV - Instalación petrolera de Saudi Aramco en Abqaiq (Arabia Saudí) el 12 de octubre de 2019

Dado el entorno de precios bajos del petróleo de los últimos dos años, el aumento reciente ha provocado un debate sobre las implicaciones para la inversión en energía renovable, particularmente para los países exportadores de petróleo en el Golfo.

Aunque la inversión en petróleo y gas ha caído alrededor de un 30% desde el estallido de la pandemia, hay indicios de que el aumento de la demanda y el aumento de los precios podrían revertir esa tendencia. Carbon Tracker, un grupo de expertos centrado en el cambio climático con sede en Londres, señaló el mes pasado que los precios más altos del petróleo podrían alentar a las empresas de energía a invertir en nuevos proyectos de exploración y producción.

De hecho, el 1 de febrero, el gigante energético ExxonMobil anunció un aumento del 45% en su presupuesto para perforación y otras actividades este año, mientras que un día después los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otras naciones productoras de petróleo líderes, una alianza conocida como OPEP+ – acordaron cumplir con su objetivo planificado previamente de aumentar la producción de petróleo en 400.000 barriles por día.

PHOTO/AFP - El Parque Solar Mohammed bin Rashid al-Maktoum, la planta fotovoltaica de Dubái
PHOTO/AFP - El Parque Solar Mohammed bin Rashid al-Maktoum, la planta fotovoltaica de Dubái

Al mismo tiempo, existe la preocupación de que los precios más altos del petróleo puedan incentivar el consumo de carbón, que alcanzó un máximo histórico en 2021 y está en camino de alcanzar niveles aún más altos este año, según la Agencia Internacional de Energía.

Además de su precio más bajo, el uso del carbón está siendo impulsado por la creciente demanda de energía, liderada por China e India, y los niveles insuficientes de inversión en energías renovables.

¿Una bendición para las energías renovables?

Aunque los altos precios del petróleo tienen el potencial de incentivar nuevas inversiones en proyectos de petróleo y gas, las energías renovables podrían, en última instancia, beneficiarse de la situación actual.

En lugar de desafiar directamente las energías renovables y ralentizar la transición energética, muchos analistas de la industria energética creen que los altos precios actuales, y las ganancias financieras inesperadas asociadas, podrían llevar a los gobiernos y a las grandes petroleras a jugar el juego largo y aumentar aún más sus inversiones en energía renovable.

PHOTO/WAM - Planta de energía solar Abu Dabi
PHOTO/WAM - Planta de energía solar Abu Dabi

Por ejemplo, en septiembre del año pasado, el gigante energético francés Total dijo que aprovecharía los altos precios del petróleo para recomprar 1.500 millones de dólares en acciones para impulsar la inversión en energía renovable, mientras que, a principios de este mes, BP, al anunciar su mayor beneficio anual en ocho años, en 12.800 millones de dólares, declaró que aumentaría el gasto en energía baja en carbono al 40% del gasto total para 2025 y al 50% para 2030.

El Golfo avanza con las energías renovables

Un excelente ejemplo de una región productora de petróleo que ha reafirmado recientemente su compromiso con las energías renovables es el Golfo.

De hecho, muchos países de Medio Oriente han identificado el desarrollo de energías renovables como clave para sus planes de diversificación económica a largo plazo.

Por ejemplo, Arabia Saudí tiene como objetivo generar el 50% de su electricidad a partir de energías renovables para 2030 y ha establecido un objetivo de cero neto para 2060.

PHOTO AFP - El Parque Solar Mohammed bin Rashid al-Maktoum, en Dubái, tendrá una capacidad de 5 GW cuando se finalice
PHOTO AFP - El Parque Solar Mohammed bin Rashid al-Maktoum, en Dubái, tendrá una capacidad de 5 GW cuando se finalice

Para ayudar a lograr estos objetivos, en diciembre el Gobierno anunció que invertiría 380.000 millones de SR (101.300 millones de dólares) en producción de energía renovable para fines de la década, mientras que en abril del año pasado inauguró la planta de energía solar de Sakaka, la primera de proyecto de renovables a escala de servicios públicos del país.

Mientras tanto, en octubre, los Emiratos Árabes Unidos se comprometieron a invertir 600.000 millones de dirhams (163.400 millones de dólares) en energías renovables para 2050, momento en el que esperan lograr emisiones netas cero.

El anuncio se produjo apenas unas semanas después de la inauguración de la primera etapa del Parque Solar Mohammed bin Rashid al-Maktoum en Dubái. Se espera que el parque tenga una capacidad de 5 GW para 2030.

En otras partes de la región, a fines de enero, Omán inauguró el campo solar Ibri 2 de 500 MW, el proyecto de energías renovables a gran escala más grande del país, mientras que Qatar, uno de los mayores exportadores de gas natural del mundo, también ha aumentado su enfoque en energías renovables.

PHOTO AFP/ KARIM SAHIB - La ciudad de Masdar, en Abu Dabi, alberga la Agencia Internacional de la Asociación de Energías Renovables (IRENA).
PHOTO AFP/ KARIM SAHIB - La ciudad de Masdar, en Abu Dabi, alberga la Agencia Internacional de la Asociación de Energías Renovables (IRENA). 

En octubre del año pasado, Qatar Petroleum, la empresa nacional de energía, cambió su nombre a Qatar Energy para reflejar mejor la estrategia centrada en las energías renovables de la empresa.

Los principales proyectos incluyen la planta solar Al-Kharsaah de 800 MW, ubicada aproximadamente a 80 km al oeste de la capital, Doha.

Una vez que esté completamente terminado, el proyecto será el desarrollo de energía renovable más grande del país. Su inauguración está prevista para el primer semestre de este año.

Si bien existe cierto escepticismo en cuanto a la cantidad exacta de las ganancias financieras inesperadas asociadas con los altos precios del petróleo que se destinará a la transición energética, y si se pueden lograr las ambiciones de cero neto si los fondos continúan canalizándose hacia nuevos proyectos de exploración y producción, es claro que las energías renovables están jugando un papel cada vez más importante en los planes energéticos a largo plazo de empresas y gobiernos por igual.