PUBLICIDAD

Marruecos

“Europa necesita inmigración”

El Movimiento Europeo celebra la segunda jornada de ‘Los retos de la Unión Europea en la gestión de la migración y el asilo’
atalayar_refugiados turquia

AFP/BULENT KILIC  -   Refugiados esperan en la frontera entre Turquía y Grecia, cerca del paso fronterizo de Pazarkule en Edirne (Turquía)

El Movimiento Europeo, junto con la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), ha llevado a cabo la segunda parte del seminario ‘Los retos de la Unión Europea en la gestión de la migración y el asilo’. Esta segunda jornada ha contado con la presencia de María Cruz Arcos Vargas, presidenta del Consejo Andaluz del Movimiento Europeo; Irene Blázquez Rodríguez, profesora titular de Derecho Internacional Público, Pedro Ríos Calvo, excomisario de la Policía Nacional en Algeciras; y Vicente de Mingo Benítez, delegado provincial del Movimiento por la Paz en Cádiz. 

Arcos Vargas ha sido la encargada de iniciar la sesión, abordando directamente la política migratoria de la Unión Europea. En comparación con otras políticas de la UE, como la política agrícola, la política migratoria europea no existe, tal y como comenzó indicando la presidenta del Consejo Andaluz del Movimiento Europeo. Esto se debe a que “los textos presentados en esta materia carecen de una base jurídica”, explicó. 

No obstante, Bruselas lleva muchos años intentado establecer un marco común para todos los Estados en relación con la cuestión migratoria. La UE empezó a fijarse en los retos y problemas migratorios a partir de 1999. En ese año se lleva a cabo una reunión del Consejo Europeo en la ciudad finlandesa de Tampere para abordar este asunto, aunque no es hasta 2008 cuando se crea el primer pacto europeo sobre la migración. En este acuerdo se presentaban las líneas generales de la materia, pero no había una base jurídica.

movimiento europeo
Foto de archivo - Segunda jornada del seminario ‘Los retos de la Unión Europea en la gestión de la migración y el asilo’

Actualmente, la cuestión migratoria de la UE se rige por el Nuevo Pacto sobre Migración y Asilo de septiembre de 2020. Este nuevo acuerdo nació debido a las nuevas circunstancias y desafíos a los que se tuvo que enfrentar Bruselas tras la crisis en Siria y el éxodo de refugiados que causó la guerra. “Los refugiados no crearon una crisis, esa crisis surgió porque la Unión Europea no tiene mecanismos para poder reaccionar a esas oleadas de inmigrantes solicitando asilo”, recalcó Arcos Vargas. “No hay instrumentos para reaccionar y cada Estado miembro piensa de una manera”, añadió. 

Las cuotas para repartirse a los refugiados crearon desconfianza y desunión entre los países europeos. El grupo de Visegrado, integrado por República Checa, Polonia, Eslovaquia y Hungría, fueron las naciones que más impedimentos presentaron para no cumplir con las cuotas establecidas por Bruselas. Asimismo, otros Estados también experimentaron un aumento de euroescepticismo. El desafío de los refugiados también puso de manifiesto la ineficacia de algunos planes anteriores, como el Convenio de Dublín, que causó un exceso de solicitantes de asilo en la región del sur de Europa. Esto, unido a que muchos países no cumplen con las cuotas, “hace que en los primeros países donde pisan los refugiados se creen muchos movimientos xenófobos”, tal y como señaló Arcos Vargas.

atalayar_migracion union europea
Foto de archivo - Segunda jornada del seminario ‘Los retos de la Unión Europea en la gestión de la migración y el asilo’

La presidenta del Consejo Andaluz del Movimiento Europeo aludió a los recientes sucesos de Afganistán para insistir en la necesidad de crear un nuevo pacto. Numerosos solicitantes de asilo afganos se dirigen a Europa huyendo del régimen talibán. “¿Tenemos instrumentos para sobrellevarlo?, ¿tenemos mecanismos para responder a la situación de Afganistán?", preguntó Arcos Vargas. Asimismo recordó que el pacto actual “no es un tratado internacional, por lo tanto, aunque la comisión lo presente no genera obligaciones entre los Estados”. “No son más que ideas de la Comisión de como gestionar estas cuestiones. Necesitamos un desarrollo normativo”, reafirmó.

Además de tener una base jurídica, es fundamental que el nuevo pacto adopte medidas que respeten la dignidad humana. “La única vía posible: abrir las puertas ordenadamente”, declaró Arcos Vargas. “Europa necesita inmigración. Si queremos mantener el modelo de vida europeo necesitamos inmigrantes”, agregó. 

Posteriormente intervino Irene Blázquez Rodríguez, profesora de Derecho Internacional Público en la Universidad de Córcoba para tratar las condiciones de entrada y de residencia de los nacionales de terceros países. Al igual que Arcos Vargas, hizo un breve repaso de lo que había desarrollado Bruselas en esta materia. En 2001 se plantearon condiciones de entrada y residencia a los inmigrantes por razones de trabajo, aunque esta iniciativa nunca vio la luz por la imposibilidad de adoptar una disposición de carácter general. En 2005 se propone un cambio de estrategia con una nueva hoja de ruta que busca armonizar varias categorías de inmigrantes. Sin embargo, “esta armonización es gradual, lenta y compleja”, según describe Blázquez Rodríguez. Esto se debe a que los volúmenes de admisión es de estricta soberanía estatal.

atalayar_migracion union europea
Foto de archivo - Segunda jornada del seminario ‘Los retos de la Unión Europea en la gestión de la migración y el asilo’

Por este motivo, Bruselas debe diseñar una nueva hoja de ruta que enfrente una serie de retos. En primer lugar se debe superar el enfoque actual, ya que es “limitado y cortoplacista”. “Hay que ser consciente de que la inmigración no es de carácter coyuntural. Tenemos una migración de carácter estructural, los migrantes van a seguir viniendo. Debe ser una hoja de ruta con miras al futuro”, reafirma Blázquez Rodríguez. “El camino por recorrer es tan necesario como difícil”, subraya. 

"España es un modelo de gestión eficaz en el control de fronteras"

Pedro Ríos Calvo cuenta con una amplia experiencia en materia de migración ya que fue excomisario de la Policía Nacional en Algeciras. También trabajó como Representante del Ministerio del Interior en Conferencias Diplomáticas de Naciones Unidas y Unión Europea. “Algeciras no es la frontera de España, es la frontera de Europa. Las operaciones que se hacen ahí tienen repercusión en toda la Unión Europea”, declaró. 

Ríos Calvo enumeró las medidas de cooperación que mantiene España con Marruecos, un aliado clave en materia migratoria. Otras asociaciones con países de origen y tránsito como Mauritania, Senegal y Níger también funcionan correctamente. Asimismo, recientemente se han firmado acuerdos con Cabo Verde, Malí, Guinea o Guinea Bissau. Por el contrario, el excomisario señaló lo difícil que es colaborar con Argelia en esta cuestión.

atalayar_migracion union europea
Foto de archivo - Segunda jornada del seminario ‘Los retos de la Unión Europea en la gestión de la migración y el asilo’

Nuestro país, en palabras Ríos Calvo “es un modelo de gestión eficaz en el control de fronteras”. Algeciras es el primer puerto de Europa que cuenta con fronteras inteligentes, un sistema que detecta documentos falsos. Asimismo, dispone de un detector de latidos para averiguar si hay personas ocultas en camiones o maletas. En caso de encontrar a una persona en estas condiciones o en otras similares “lo primero es la atención humanitaria”, recalca el excomisario. 

Ríos Calvo también abordó el tema de los menas, los menores extranjeros no acompañados. “Los menas no se pueden expulsar porque no lo permite la Ley de Extranjería. Solo pueden ser objeto de repatriación, algo que es prácticamente imposible”, explicó. Asimismo, aprovechó su intervención para señalar la necesidad de crear unidades policiales conjuntas en el Sahel. “El Sahel es la línea de frente del avance del terrorismo islamista, que representa un grave peligro para la seguridad europea”, advirtió. 

Vicente de Mingo Benítez, delegado provincial del Movimiento por la Paz en Cádiz, clausuró esta mesa redonda. Movimiento por la Paz es una ONG que en España se encarga, entre otras muchas cosas, de proteger y ayudar a los inmigrantes. “Hablar de europeísmo y del futuro de Europa sin poner encima de la mesa el tema de la migración es el mayor error que se puede cometer”, afirmó de Mingo Benítez. El encargado de la ONG en Cádiz expuso varios proyectos que buscan la integración y la defensa de los inmigrantes que llegan a España.

atalayar_migracion union europea
Foto de archivo - Segunda jornada del seminario ‘Los retos de la Unión Europea en la gestión de la migración y el asilo’

Para finalizar, dirigió una pregunta al público: “¿qué haríais cualquiera de vosotros si en vez de nacer aquí hubieseis nacido en alguno de los países de donde vienen estos chicos?”

“Las zonas de fronteras deberían garantizar los derechos humanos”

Alejandro del Valle Gálvez, catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad de Cádiz, enlazó los valores europeos con el tema migratorio. Entre estos valores, ha destacado la tolerancia, la solidaridad y la igualdad entre hombres y mujeres. Aunque, como ha señalado, algunos Estados miembros no los han respetado en algunos momentos. 

Del Valle Gálvez ha instado a mantener estas virtudes en nuestro territorio, pero también extenderlas al exterior y a las zonas de fronteras, lugares donde, según el catedrático, los derechos humanos son más frágiles. “Las zonas de fronteras deberían garantizar los derechos humanos”, afirmó. En este contexto, también hizo referencia a los países con los que Bruselas mantiene acuerdo en materia de migración, como Marruecos, Libia y Turquía.

atalayar_migracion union europea
AP PHOTO/JAVIER FERGO - Migrantes sentados en un bote de goma después de que Proactiva Open Arms, una ONG española, los viera y rescatara en el Mar de Alborán, a unos 64 kilómetros de la costa española, el jueves 11 de octubre de 2018.

Respecto a Turquía, aludió al acuerdo migratorio de 2016 por el que Ankara se encargó de retener los flujos migratorios con fondos europeos. Sin embargo, además de un apoyo financiero también es necesario asegurar los derechos humanos. Del Valle Gálvez recuerda las denuncias a Turquía por utilizar ciudadanos sirios para repoblar zonas kurdas, es decir, utilizar a los refugiados con fines políticos. “Apoyarse en terceros estados tendría que basarse en una gestión eficiente y en un control democrático”, recalcó.