PUBLICIDAD

Iberdrola

1.167 prisioneros políticos en Cuba en 12 meses

1.007 encarcelados solamente en febrero
cuba-habana-protestas-gobierno

AFP/YAMIL LAGE  -   Un hombre es detenido durante una manifestación contra el Gobierno del presidente cubano Miguel Díaz-Canel en La Habana, el 11 de julio de 2021

En los últimos 12 meses 1.167 prisioneros políticos verificados han formado parte de la lista de Prisoners Defenders en Cuba. Con 135 se inició marzo de 2021. Desde entonces hasta final de febrero de 2022 se han sumado, además de éstos 135, otros 1.032 prisioneros políticos nuevos a lo largo de estos 12 meses, siendo ya 1.007 los prisioneros políticos en Cuba verificados por Prisoners Defenders en estos momentos.

Esto nos es más que una fracción, entre el 60 y el 70% de las cifras reales, cuya verificación total es simplemente inalcanzable por organización alguna salvo, por supuesto, por el régimen de la isla. 

cuba-habana-protestas-gobierno
AFP/YAMIL LAGE - Miles de cubanos participaron en raras protestas contra el Gobierno comunista

De entre los 1.007, se ha conseguido documentar 869 prisioneros políticos del 11J, además de las decenas de ellos liberados con unas multas -de cuantías exacerbadas para Cuba- en los últimos meses. Sorprende leer la nota de prensa emitida por Cuba, donde indica menos casos (“790 personas instruidas de cargo por actos vandálicos”) que los nombres que hacen públicas las ONGs. Ya resulta evidente que el Gobierno de Cuba oculta la verdad y, así, sólo indica las cifras de los hechos de “mayor connotación”, según Prisoners Defenders. 

Prisoners Defenders ha sostenido desde el inicio de esta ‘razzia’ que más de 5.000 personas fueron detenidas y más de 1.500 procesadas. La realidad y el trabajo constante de sus activistas en la isla, así como el de todas las ONGs, las familias de afectados y toda la sociedad civil, están poniendo de relieve la tenebrosa realidad de Cuba en estos momentos.  

cuba-habana-protestas-gobierno
AFP/EVA MARIE UZCATEGUI - Manifestantes contra el Gobierno cubano
Son 1.007 prisioneros políticos: niños prisioneros, familias rehenes


Prisoners Defenders, de entre los 1.500 y 2.000 casos de medidas de limitación de libertad bajo autos de procesamiento fiscal o sentencias aplicados a los manifestantes detenidos a millares desde el 11j ha podido constatar una lista de 1.007 casos de prisioneros políticos en este mes de febrero pasado.

De estos 1.007 casos:

•    Al menos 869 casos analizados pertenecen a la represión derivada del 11J en Cuba, cifra que es una fracción inferior al 70% frente al total generado por la ola represiva, pues resulta del todo imposible conocer los casos entre la población.

•    Son 33 los menores, 29 niños y 4 niñas procesados en la lista: de 13 años, uno; de 15 años, tres; de 16 años, nueve; y de 17 años de edad, veinte; según la edad documentada en la detención. 20 están condenados con una pena media de 7,3 años de privación de libertad, de los que a 8 de ellos se les ha subsidiado por trabajos forzados sin internamiento o limitación de libertad. 

cuba-habana-protestas-gobierno
AFP/EVA MARIE UZCATEGUI - Manifestantes contra el Gobierno cubano


•    El 50% al menos, 16 niños y niñas han sido acusados de Sedición.
•    En total, 168 prisioneros políticos verificados han sido procesados con el cargo de Sedición.
•    Al menos 629 prisioneros ya han sido sentenciados, y 257 de ellos con penas de más de 10 años, el 41%
•    Al menos 130 mujeres son prisioneras políticas del régimen de Cuba.
•    Todo ello teniendo en cuenta que este mes Prisoners Defenders ha sacado de la lista 41 casos que han sido liberados de cargos penales entre este mes pasado y el anterior.

Estas cifras son escandalosas, terroríficas, y sólo una parte de las cifras reales, como se ha dicho. Ahora veamos el calvario de represión que, además, sufren las madres.

Las madres del 11J

Todas las madres con procesados por las manifestaciones del 11J, sin excepción, están siendo amenazadas con regularidad con ir a la cárcel por la Seguridad del Estado, según Prisoners Defenders. Ya tenemos un caso. El objetivo es que no denuncien los casos.

Se trata de Yudinela Caridad Castro Pérez, madre del joven Rowland Jesús Castillo Castro que está condenado a 12 años de privación de libertad por sedición, y que fue detenida el día 24 de febrero a las 9:00am en su casa por dos agentes de la Seguridad del Estado. La acaban de encarcelar y ha estado incomunicada durante días.
La acusan de “desacato”, una figura penal ilegal en la legislación internacional. Prisoners Defenders ha seguido las denuncias y accionar de esta madre, que lo único que ha hecho es defender a su hijo con mucho más respeto del que se han ganado las autoridades en Cuba. La acusación, fabricada, es parte del acoso y amenazas constantes con procesarla, y citaciones policiales como la del día 23 de diciembre, que lleva recibiendo Yudinela desde hace meses. 

cuba-habana-protestas-gobierno
AFP/YAMIL LAGE - Vista del Capitolio de La Habana durante una manifestación contra el Gobierno del presidente cubano Miguel Díaz-Canel en La Habana, el 11 de julio de 2021

El objetivo era que no defendiera la inocencia de su hijo del delito penal fabricado de sedición que jamás cometió. Yudinela ha sido contundente, precisa y correcta en cuantas comparecencias y denuncias ha realizado. Nada va a hacer que una madre deje de decir la verdad y defienda a su hijo.

Además de tener un pie fracturado y en mal estado, alzamos la voz de alarma porque Yudinela corre peligro de muerte al estar en un delicado tratamiento por cáncer que en prisión no podrá tener seguimiento médico, algo habitual en las cárceles de Cuba, donde el Gobierno deja que a los reos, especialmente los de conciencia, se les agraven las enfermedades sin contemplaciones, si acaso soltándolos semanas antes de la inminente muerte, y no en todos los casos, con el sólo fin de la que muerte no se contabilice en prisión.

Rowland Jesús, el hijo de Yudinela, participó en las manifestaciones del 11J y fue testigo de cómo los policías abusaban con violencia de un grupo de mujeres, a las que trató de defender como pudo en un acto heroico y no delictivo, pues fueron los policías los agresores sin medida ni justificación.

Es imperativo que la ONU y la Comisión Europea se pronuncien de inmediato

Si el mundo democrático no puede tolerar los abusos de poder sobre otros pueblos indefensos, ¿qué hacemos callados ante la indefensión de los civiles, madres y menores aniquilados en vida de esta manera por su propio Estado?

Hay que reflexionar seriamente y darse cuenta de que, de no hacerlo, sólo podrían ser pertinentes los descalificativos para los dirigentes al cargo de estas cuestiones en ambas instituciones que ante esta realidad no se pronuncien, y actúen. Recordemos una ya célebre y acertada frase pronunciada estos días en el Parlamento Europeo y que debe guiar la reflexión de quien la ha pronunciado y de todos los demócratas y defensores de los derechos humanos:

“Cuando un potente agresor agrede sin justificación alguna a un vecino mucho más débil, nadie puede invocar la resolución pacífica de los conflictos. Nadie puede poner en pie de igualdad al agredido y al agresor. Nos acordaremos de aquellos que en este momento solemne no estén a nuestro lado”.
Josep Borrell Fontelles, 1 de marzo de 2022 / [2022/2564(RSP)]) 

cuba-habana-protestas-gobierno
AFP/YAMIL LAGE - Coches de policía volcados en la calle en el marco de una manifestación contra el presidente cubano Miguel Díaz-Canel en La Habana, el 11 de julio de 2021

Cambiemos la palabra “vecino” por “niños”, “vecino” por “mujeres”, “vecino” por “madres”, y comprenderemos mejor la terrible esquizofrenia política que durante décadas nos ha permitido ir a la guerra por unos, y al mismo tiempo ignorar a todo el resto. Sólo la congruencia integral, constante y tenaz en la exigencia de la legislación internacional puede traer la paz al mundo.

Un total de 13.000 prisioneros y condenados políticos

En Prisoners Defenders reconocen, durante el mes de febrero de 2022, a 1.007 prisioneros políticos, pero además reconocen, como cada mes, los otros 11.000 civiles jóvenes no pertenecientes a organizaciones opositoras, 8.400 de ellos convictos y 2.538 condenados, con penas medias de 2 años y 10 meses de cárcel, mediante condenas “predelictivas”, es decir, sin delito alguno cometido (como indica textualmente el Código Penal en su artículo 76.1 para estas 11.000 condenas), al contemplar el Código Penal que serían personas proclives a cometer delitos en el futuro “por la conducta que observa en contradicción manifiesta con las normas de la moral socialista” (Art. 72 de Código Penal). Así, les imponen penas de 1 a 4 años de prisión sin delito investigado ni cometido, como hacía Francisco Franco con los homosexuales y la “Ley de vagos y maleantes”, legislada en la República de Manuel Azaña en el año 33, pero también profusamente aprovechada por el régimen franquista posteriormente.

Los 1.007 prisioneros políticos verificados por su ejercicio de la defensa de sus derechos fundamentales se dividen en Convictos de Conciencia, Condenados de Conciencia y Otros Presos Políticos. La clasificación de éstos es la siguiente: 

cuba-habana-protestas-gobierno
AFP/ADALBERTO ROQUE - Un hombre es arrestado durante una manifestación contra el Gobierno del presidente cubano Miguel Díaz-Canel en La Habana, el 11 de julio de 2021

•    696 Convictos de Conciencia, que son presos privados de libertad únicamente por motivos de conciencia, es decir, de ejercicio estricto de sus más fundamentales derechos humanos, con acusaciones bien completa y probadamente falsas y fabricadas, o bien de índole no delictiva y absolutamente relacionadas con el pensamiento.

•    198 Condenados de Conciencia, que sufren autos de procesamiento fiscal o sentencias judiciales de trabajos forzados domiciliares, medidas de limitación de libertad, libertad condicional bajo amenazas, y otras limitaciones a la libertad, incluyendo las que están bajo sentencia firme sin ejecución, y que el régimen, además, acostumbra a revocar e insertar en prisión si el activista no cesa en su actividad prodemocrática, como hemos visto mes tras mes durante años.

•    113 Otros Presos Políticos, no encuadrables en las anteriores categorías, pero identificados en prisión política tras las rejas. Los presentes en esta lista no pueden ser defendidos como Convictos de Conciencia en sentido estricto, aunque la mayoría son activistas pacíficos. Es común en este grupo encontrar presos que han cometido, a lo largo o a causa de su persecución política, faltas punibles. También hay bastantes casos en los que no nos es posible verificar completamente la fabricación de su supuesta falta. Sin embargo, en todos ellos el matiz político, la falta de acceso a una defensa efectiva, y la excesiva dureza de las penas, claramente motivadas por la animadversión política y con objetivos de represión política, hacen que sean casos de carácter político y defendibles, en algunos casos para adecuar las penas a las faltas, y en la mayoría de ellos por el derecho a acceder a una defensa efectiva que posiblemente les libere de todos los cargos, como apunta Prisoners Defenders.