PUBLICIDAD

Iberdrola

Alemania apoyará a Suecia y Finlandia si deciden entrar en la OTAN

Los países bálticos están considerando entrar en la Alianza Atlántica a raíz de la invasión de Ucrania
AP/MICHAEL SOHN La primera ministra finlandesa, Sanna Marin, el canciller alemán, Olaf Scholz, y la primera ministra sueca, Magdalena Andersson

AP/MICHAEL SOHN  -   La primera ministra finlandesa, Sanna Marin, el canciller alemán, Olaf Scholz, y la primera ministra sueca, Magdalena Andersson

El canciller alemán, Olaf Scholz, afirmó este martes en Berlín que su país votaría a favor de la entrada de Finlandia y Suecia en la OTAN en caso de que decidieran unirse. "Si estos dos países deciden que deben unirse a la alianza de la OTAN, entonces pueden contar con nuestro apoyo”, dijo Scholz el martes después de participar en una reunión de gabinete con Magdalena Andersson, primera ministra sueca, y Sanna Marin, su homóloga finlandesa.

Al terminar la reunión, ambas lideresas afirmaron que el ataque de Rusia a Ucrania ha roto el espacio de seguridad de ambos países y les ha obligado a reconsiderar su participación en la Alianza Atlántica. “El ataque de Rusia a Ucrania ha cambiado por completo nuestro entorno de seguridad” y “no había vuelta atrás”, dijo Marin, "Tenemos que decidir si solicitamos la membresía en la OTAN o continuamos en nuestro camino actual", añadió. "Esa es la discusión que estamos teniendo ahora en nuestro Parlamento nacional", según recoge DW. Durante esta reunión los tres líderes manifestaron la amistad y cercanía entre sus países, al principio de la reunión Scholz destacó la importancia de Finlandia y Suecia como "socios cercanos y miembros importantes de la Unión Europea". Además, Andersson remarcó que, aunque los asuntos de seguridad se resuelven a nivel nacional, muchos asuntos se coordinan muy de cerca con Finlandia.

Tropas españolas del grupo de combate de la Presencia Avanzada de la OTAN
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, junto a la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola REUTERS/JOHANNA GERON

¿Cómo está condicionando Rusia la geopolítica actual?

Las ambiciones territoriales de Vladimir Putin se están convirtiendo en una amenaza real para todos los países del Báltico. Desde la invasión de Ucrania, otros países cercanos a Rusia y no pertenecientes a la OTAN temen que los ataques se expandan a otros países cercanos a Rusia. Finlandia es uno de estos Estados amenazados directamente ya que comparte 1.300 kilómetros de frontera con Rusia, la cual ya se ha desplazado disminuyendo el territorio finlandés después de la Segunda Guerra Mundial, que colocó a estos países en bandos opuestos.

El miedo a una agresión por parte de Rusia ha llevado a Suecia y Finlandia a reconsiderar su membresía en la Alianza Atlántica, a la cual ya pertenecen otros países nórdicos como Noruega, Islandia, Dinamarca o Alemania. Según informa Iltalehti, uno de los principales periódicos finlandeses, el Parlamento de Finlandia decidirá el próximo día 12 de mayo solicitar el ingreso en la OTAN. En caso de que Finlandia entrase en la alianza cabe esperar que Suecia también lo solicite para evitar ser el único país nórdico ajeno a la OTAN. Esta decisión podría llegar en un momento en el que la ciudadanía sueca está a favor de convertirse en miembros de la alianza a raíz de la amenaza rusa.

Tropas españolas del grupo de combate de la Presencia Avanzada de la OTAN
Tropas españolas del grupo de combate de la Presencia Avanzada de la OTAN REUTERS/INTS KALNINS

La economía global y el cambio climático: otros temas tratados en la reunión

Scholz comentó al terminar la reunión que también se trataron otros temas de interés como el “modelo económico alemán y los nuevos desafíos de la economía global”. La invasión rusa de Ucrania no solo pone en jaque la seguridad nacional de algunos Estados, sino que también supone una dificultad añadida para la economía alemana, especialmente en lo respectivo a la importación de combustible barato. A raíz de la invasión, Alemania ha estado presionada por Ucrania y sus aliados para embargar las fuentes de energía rusas. Ante estas presiones, el Gobierno alemán ha dado un giro y anuncia ahora que está preparado para respaldar un posible embargo de la UE o un embargo parcial de los envíos de petróleo ruso. La tensión aumenta entre los países de la Unión en lo respectivo a la compra de gas y combustible que llega desde Rusia provocada por la exigencia rusa de pagar en rublos.