PUBLICIDAD

Iberdrola

Alemania se declara “optimista” para sacar adelante el proyecto del MidCat

El Gobierno de Olaf Scholz resta importancia a la nueva negativa de Macron en el marco de la Comunidad Política Europea
Olaf Scholz

REUTERS/MICHELE TANTUSSI  -   El canciller alemán, Olaf Scholz

El Gobierno alemán afirmó hoy que ve con optimismo la posibilidad de que se llegue a un acuerdo con Francia para la construcción del gasoducto pirenaico MidCat que apoyan Madrid y Berlín. "Somos optimistas en cuanto a que, en vista de la dimensión de la crisis en que nos encontramos, será posible lograr una buena cooperación europea en todos los ámbitos", dijo Wolfgang Büchner, viceportavoz del Ejecutivo, al ser preguntado al respecto en una rueda de prensa en Berlín. 

Después de que el presidente francés, Emmanuel Macron, cargara ayer en Praga contra el proyecto, Büchner precisó que también el canciller alemán, Olaf Scholz, trató el tema de la seguridad del suministro energético en la reunión de la Comunidad Política Europea. "Está completamente claro que estamos hablando de forma intensiva con todos los socios", subrayó y agregó que Alemania seguirá promoviendo la construcción del gasoducto. 

MidCat
AFP/AFP  -   Mapa de la red de gasoductos entre España y Francia, que incluye el proyecto MidCat paralizado

Recordó que durante la cumbre hispanoalemana de esta semana en A Coruña y durante su última visita a Alemania, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, destacó las "grandes ventajas" de MidCat no sólo para la seguridad del suministro de gas sino también para el transporte de hidrógeno verde en un futuro. Además, Büchner reiteró una vez más la postura del canciller, que ya dijo en España que apoya "explícitamente" el establecimiento de esta interconexión. 

"Otro gasoducto de Portugal y España a Europa Central sería un paso importante para reforzar a largo plazo la seguridad energética en Europa, en particular en vista a una economía del hidrógeno, que es nuestra meta a largo plazo", afirmó. 

Macron Scholz
REUTERS/LUDOVIC MARIN  -   El presidente francés, Emmanuel Macron, mantiene conversaciones con el canciller alemán, Olaf Scholz, sobre la crisis energética a través de una videoconferencia, en el Palacio Presidencial del Elíseo en París, Francia, el 5 de septiembre de 2022

Macron argumentó ayer en Praga que la construcción de MidCat llevaría mucho tiempo y no sería rentable, al tiempo que abogó por priorizar las infraestructuras para el hidrógeno verde en lugar de los planes para seguir importando gas de terceros países. 

Desde el inicio de la guerra de Ucrania, el Gobierno alemán está promoviendo la construcción de diversas infraestructuras como gasoductos y terminales para la importación de gas natural licuado (GNL) para lograr la independencia energética de Rusia. Berlín afirma que sus planes pasan por utilizarlas a corto plazo para suplir sus necesidades de gas y reconvertirlas más adelante para transportar y almacenar hidrógeno verde.