PUBLICIDAD

Iberdrola

Alemania y Francia priorizan la diplomacia energética en sus agendas

El bundeskanzler visita Oriente Medio con numerosos acuerdos pendientes de firma en su cartera mientras que el Ejecutivo de Macron negocia con Argelia aumentar un 50% el intercambio de gas
REUTERS/LUDOVIC MARIN  -   El presidente francés, Emmanuel Macron, mantiene conversaciones con el canciller alemán, Olaf Scholz, sobre la crisis energética a través de una videoconferencia,

REUTERS/LUDOVIC MARIN  -   El presidente francés, Emmanuel Macron, mantiene conversaciones con el canciller alemán, Olaf Scholz, sobre la crisis energética a través de una videoconferencia

Los Gobiernos europeos entran en la recta final de la carrera contrarreloj que compiten contra Putin por un invierno arropado en una seguridad energética fiable. Este último trimestre de 2022 es testigo de una fuerte priorización de la diplomacia energética por parte de los Ejecutivos de la UE, como lo demuestran las próximas visitas de la primera ministra del Gobierno Macron, Elizabeth Borne, a Argelia o la de este fin de semana a Oriente Medio del canciller alemán Olaf Scholz. 

Desde Berlín, el canciller socialdemócrata volvió a prometer un control de los precios de la electricidad y del gas de cara al este invierno. La pesadilla del Gobierno de Scholz desde que tomó el poder es el suministro energético alemán, profundamente dependiente de Rusia desde las últimas décadas. A partir del inicio de la guerra en Ucrania, la puntuación en los sondajes del líder germano ha descendido en picado, especialmente por la vinculación de varios miembros de su equipo con el Gobierno ruso, vinculaciones que el Ejecutivo alemán ha trabajado en negar con un apoyo firme a Ucrania en la contienda, suministrando importantes paquetes armamentísticos, incluidos sistemas antiaéreos Gepard entre otros sistemas de armas. 

"Queremos encargarnos de que los precios de la electricidad vuelvan a reducirse a través de una modificación del modelo de mercado. Y queremos encargarnos de que bajen los precios del gas”, aseguró Scholz este sábado a través de un vídeo publicado en los medios de la Cancillería. El Gobierno alemán lleva meses haciendo malabares entre las sanciones a rusia y la búsqueda de nuevas formas de aprovisionarse de gas. Ya a principios del verano, el ministro de Energía del Gobierno Scholz, el verde Robert Habeck, viajó hasta Qatar para reunirse con sus homólogos y alcanzar acuerdos que aumenten el suministro de gas no licuado a Alemania. La solución de Oriente Medio parece más prometedora por ahora que la vía del gasoducto Medcat, que sigue bloqueado por Francia pese a la intención de España, Portugal y la Comisión Europea por llevarlo a ejecución. 

A Scholz le espera un fin de semana con una agenda cargada de planes de visita en los países árabes del Golfo. De acuerdo con la información de Birgit Jennen para Bloomberg, que cita a fuentes del gabinete de Scholz, todo está preparado que el canciller alemán finiquite la firma de varios acuerdos de suministro de GNL e hidrógeno durante su gira. 

La visita le llevará a Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Qatar, en compañía de una delegación empresarial “de alto nivel”, de la que el Gobierno alemán no ha proporcionado muchos más detalles. De acuerdo con las mismas fuentes de la Cancillería, Alemania lleva meses tratando de alcanzar un acuerdo de largo plazo para abrir vías de suministro con Arabia Saudí. 

Scholz
PHOTO/Presidencia de Rusia  -   El presidente ruso Vladímir Putin recibe en el Kremlin al canciller alemán Olaf Scholz en mitad de la crisis en Ucrania, 15 de febrero de 2022

Se desvelaron también que las negociaciones con los Emiratos Árabes Unidos están muy cerca de concluir en otro acuerdo de suministro de hidrógeno para conseguir reducir la dependencia con Rusia en el largo plazo.  De cumplirse estos pronósticos, Scholz cumpliría con su palabra y podría recuperar algunos de esos puntos perdidos ante la opinión pública de puertas para adentro. 

Elizabeth Borne de vuelta a Argel 

Desde París, el hotel de Matignon, cuartel general de la primera ministra de Macron, se comunicó que Elizabeth Borne viajará con una importante delegación a Argel entre los días 9 y 10 de octubre. Es la quinta reunión entre los Gobiernos francés y argelino después de la visita de Estado de Macron en el mes de agosto. 

Esta vez la primera ministra tratará el dosier del gas, por lo que viajará en compañía de altos cargos de ENGIE, la empresa pública de gas, y se reunirá con los delegados de Sonatrach, además de con el primer ministro de Tebboune, Aïmane Benabderrahmane. El Gobierno francés anunció ya la semana pasada que pronto se verían importantes progresos en las negociaciones por aumentar el suministro de gas a Francia desde Argelia. 

PHOTO/GOUVERNEMENT FRANÇAIS  -   El hasta ahora primer ministro, Jean Castex, pasa el testigo a la nueva jefa de Gobierno, Élisabeth Borne, durante la ceremonia en el palacio de Matignon, 16 de mayo de 2022
PHOTO/GOUVERNEMENT FRANÇAIS  - El hasta ahora primer ministro, Jean Castex, pasa el testigo a la nueva jefa de Gobierno, Élisabeth Borne, durante la ceremonia en el palacio de Matignon

De acuerdo con la información del canal francés Europe 1, la visita de Borne a argel podría concretar un aumento del 50% de las exportaciones gasísticas argelinas hacia Francia. De acuerdo con los datos públicos franceses, el mix energético galo depende un 20% del gas. En este reparto, el de origen argelino representa entre un 8% y un 9% del total, datos que podrían cambiar de ser cierta la información de Europe 1. 

De aprobarse estos nuevos acuerdos, Francia aboga por el transporte de gas por vía marítima, el mismo método que los expertos cercanos al Eliseo recomiendan usar en lugar de invertir en el gasoducto Medcat.