Ankara bombardea el norte de Irak en su lucha contra los kurdos

El ataque se ha producido este jueves, al mismo tiempo que Erdogan invitaba a Mustafá Al-Kazemi, presidente de Irak, a visitar Ankara
helicóptero turco

AFP/MUSTAFA OZER  -   Un helicóptero del ejército turco sobrevuela las montañas de la provincia de Sirnak, cerca de la frontera turco-iraquí

El presidente de Turquía, Recep Tayyib Erdogan, continúa su lucha personal contra los kurdos aunque tenga que atacar territorios fuera de sus fronteras. En este caso le ha vuelto a tocar a Irak, el presidente turco ha invitado al primer ministro iraquí, Mustafá Al-Kazemi, a dialogar acerca de la amenaza de los terroristas kurdos en ambos países. 

Fuentes kurdas han informado este viernes que varios aviones turcos volvieron a violar el espacio aéreo iraquí y bombardearon una aldea fronteriza. El ataque se produjo después de que el embajador turco en Irak, Fatih Yildiz, anunciara que su país había enviado una invitación oficial a Al-Kazemi para visitar Turquía.

Las declaraciones de Yildiz se produjeron durante una visita al asesor de seguridad nacional iraquí, Qasim Al-Araji, donde discutieron las relaciones bilaterales entre ambos países y las formas de mejorarlas en pro de sus intereses comunes. Al-Araji enfatizó que "el interés supremo de Irak requiere que nuestras relaciones sean equilibradas con todos, y esperamos que la etapa actual sea testigo de más seguridad y estabilidad en la región y el mundo entero".

Por su parte, el embajador turco dijo que "el presidente Erdogan considera de gran importancia las relaciones turco-iraquíes y tiene el deseo de visitar Irak tan pronto como se creen las condiciones”. Pero antes, ha preferido invitar a Al-Kazemi a Turquía para seguir afianzando estas relaciones y discutir el tema de la amenaza kurda.

Erdogan
PHOTO/OFICINA DE PRENSA via REUTERS - El presidente turco Tayyip Erdogan en Ankara, Turquía, el 4 de septiembre de 2020
Turquía sobrepasa constantemente las fronteras vecinas 

Aunque Erdogan justifique los ataques bajo el paraguas de la lucha contra el (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) PKK, considerado internacionalmente como “organización terrorista”, Irak pide que se frenen estas incidencias y denuncia que Turquía está violando la soberanía territorial. 

No es la primera vez que lo hace y no parece ser la última. Si se trata de los kurdos, Erdogan no tiene ningún problema en atacar Siria o Irak. Hace una semana, cuatro obuses de artillería cayeron sobre la aldea de Orman en el distrito de Kani Masi, en Amadiyah, en la gobernación de Dohuk, Irak. Dos de ellos cayeron a setenta metros de varias casas residenciales poniendo en riesgo las vidas de civiles.

Este bombardeo coincidió con una visita que realizaba el primer ministro Al-Kazemi a la región del norte de Irak, lo que muchos consideran y denominan como “Kurdistán”. Concretamente la visita se realizó en el distrito de Zakho, en Dohuk, para debatir con el presidente del gobierno regional, Masrour Barzani, la soberanía iraquí en la zona.
Es de destacar que Turquía ha lanzado ataques regulares contra el PKK en Irak durante más de dos meses, ya que considera que el gobierno iraquí y la administración de la región de Kurdistán en Irak no han tomado ninguna medida para combatir al grupo.

Desde Bagdag no paran de condenar estos ataques y, en las próximas conversaciones, se podrá encima de la mesa la campaña militar turca que invade y sobrepasa las fronteras internacionales.

Un breve resumen sobre el Kurdistán y su historia 

Los kurdos son una comunidad de origen indoeuropeo que se asentaron en el sur de Anatolia en torno al siglo X a.C. Llevan siglos luchando por una autodeterminación como Estado, con sus propias fronteras y competencias internas. 

La existencia del pueblo kurdo ha estado reconocida siempre, pero no había unas fronteras que lo delimitaran. Hasta que, después de la Primera Guerra Mundial, con el imperio otomano, se hizo una cartografía que delimitaba fronteras de lo que sería el territorio del Kurdistán. 

Este mapa nunca llegó a consolidarse ya que con el Tratado de Lausana en 1923 el territorio quedó dividido entre Turquía, Siria, Irak, Irán y la URSS (lo que sería hoy en día Armenia).

Desde entonces, el pueblo kurdo ha luchado por su autodeterminación contra los diferentes gobiernos regionales. A lo largo de la historia también se han producido encontronazos entre los propios kurdos que no se ponen de acuerdo (guerra civil en el Kurdistán iraquí desde 1994 hasta 1997).

Durante la guerra de Irak (2003) la mayor parte de los políticos kurdos apoyó Estados Unidos pensando en conseguir una mayor autonomía tras el derrocamiento de Sadam Husein. Esto dio lugar a la creación de la entidad federal autónoma del “Kurdistán iraquí”, organismo autónomo reconocido por el Gobierno de Irak.

La historia que no acaba: Turquía arriesga sus relaciones de vecindad por atacar a los kurdos

Desde hace siglos que existe un enfrentamiento entre el Gobierno de Erdogan y los kurdos en Turquía (además de Siria e Irak). Actualmente los kurdos son un 20% de la población en Turquía. 

militares turcos
AFP/Oficina de Prensa del Ministerio de Defensa Turco - Fortografía de archivo del ministro de defensa turco Hulusi Akar (R) mirando un mapa con miembros del Mando de las Fuerzas Armadas turcas el 17 de junio de 2020

El pueblo kurdo siempre ha recibido un trato hostil por parte de las autoridades, detenciones, traslados territoriales, prohibición del idioma kurdo, abolición de todos los nombres de la etnia kurda… Esto ha provocado tanta hostilidad que el nacimiento del PKK y de su brazo armado HPG (Fuerzas de Defensa Popular) comenzaron un enfrentamiento armado con el Gobierno nacional.

Desde entonces, según informa la BBC, más de 40.000 persona san sido asesinadas y cientos de miles han sido desplazadas de sus hogares. En 2013, el PKK pactó un alto al fuego con Erdogan, pero debido a varios atentados del Estados Islámico en 2015 y el golpe de estado de 2016, el enfrentamiento ha vuelto a activarse. 

Desde entonces Turquía está llevando a cabo una guerra contra el terrorismo en la que mete en el mismo saco al PKK y al Estado Islámico. Además, Erdogan amplía su punto de mira a los kurdos que están fuera de sus fronteras como el YPG (Unidades de Protección Popular) en Siria y el territorio autónomo del Kurdistán iraquí.