PUBLICIDAD

Iberdrola

Arabia Saudí se posiciona contra el desarrollo de armas nucleares iraníes

El rey saudí ha manifestado su intención de continuar hablando con Irán para mejorar sus relaciones
al saud-arabia saudi

AFP PHOTO / SAUDIAL PALACE / BANDAR AL-JALOUD  -   El rey saudí Salman bin Abdulaziz Al-Saud

La 76ª sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York está dejando grandes advertencias y claras evidencias de la crisis democrática que atraviesa el mundo entero. Dejando a un lado la COVID-19 que, desgraciadamente, sigue golpeando de forma severa en gran parte del planeta, la crisis que vive la democracia es una realidad a la que se debe estar preparado para hacer frente. La toma de Kabul por parte de los talibanes ha sido uno de los últimos pasos del extremismo que, por otra parte, ha campado a sus anchas en territorio iraní, convirtiendo en papel mojado todo acuerdo alcanzado con Occidente.

Irán es una de las mayores preocupaciones – si no la mayor – que existen actualmente. La propia OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica) ha manifestado su inquietud ante el exponencial crecimiento del enriquecimiento de uranio iraní y el peligro que supone para la comunidad internacional. En ese contexto, su vecino, Arabia Saudí, se ha alineado con la ONU para hacer frente al posible desarrollo de armas nucleares en Teherán y recalcan “la importancia de hacer del Medio Oriente una región libre de todas las armas de destrucción masiva”, dijo el rey Salmán bin Abdulaziz en la Asamblea General de Naciones Unidas.

rafael-grossi-mohamad-eslami
PHOTO/ WANA (West Asia News Agency) vía REUTERS  -   El director de la Organización de Energía Atómica de Irán, Mohammad Eslami, y el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, asisten a una conferencia de prensa, en Teherán, Irán, el 12 de septiembre de 2021

Riad pretende mejorar sus relaciones con los iraníes. Supone algo realmente complicado debido a los importantes conflictos en los que ambos países llevan años enfrentados. Uno de ellos es la guerra de Yemen, a la que el propio rey saudí se ha referido en la asamblea: “La iniciativa de paz en Yemen presentada por el Reino en marzo pasado debería poner fin al derramamiento de sangre y al conflicto”. A lo que añadía que “lamentablemente, la milicia terrorista hutí rechaza las soluciones pacíficas. Han apostado por una opción militar para apoderarse de más territorio en Yemen”.

Las palabras del líder de Arabia Saudí van dirigidas en gran parte a Irán, quien lleva años apoyando y financiando las milicias terroristas que enfrentan a Riad, no sólo en territorio yemení, sino llegando a atacar dentro de las fronteras saudíes. Algo a lo que Abdulaziz ha hecho referencia diciendo que “el Reino mantiene su derecho legítimo a defenderse frente a los ataques con misiles, los ataques con misiles balísticos y el uso de botes con trampa explosiva”. Y es que los hutíes han llevado a cabo ataques en la frontera con Arabia Saudí o incluso contra aeropuertos civiles mediante drones de combate, amenazando a la población.

ebrahim-raisi-presidente-iran
AFP/ ATTA KENARE  -   El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, habla ante el Parlamento en la capital, Teherán, el 25 de agosto de 2021, para defender sus elecciones para los puestos ministeriales.

“Confrontar enérgicamente a todos aquellos que apoyan, patrocinan, financian o albergan a los grupos terroristas y milicias sectarias o los utilizan para sembrar el caos, la destrucción y la hegemonía” debe ser una de las prioridades de Naciones Unidas, según el rey saudí. Por ese motivo, en el caso de realmente querer cooperar para llegar a un acuerdo – algo puesto seriamente en duda –, Irán debe mostrar su voluntad de cambio y favorecer, no sólo un acuerdo relativo al enriquecimiento de uranio o de vuelta al Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés), sino también por la paz del pueblo yemení.

La Asamblea General de Naciones Unidas ha estado marcada por polémicos asuntos. Además del enfrentamiento con Irán por su postura frente a la posibilidad de desarrollar armas nucleares y su enriquecimiento de uranio, la petición de los talibanes de participar en la asamblea ha generado mucho revuelo. La Secretaría General ha recibido una petición por parte del ministro de Asuntos Exteriores talibán, Amir Khan Muttaqi, para su participación, además de la notificación del nombramiento de un nuevo representante ante Naciones Unidas. No obstante, esta solicitud no es ninguna garantía para los talibanes y se espera que la decisión por parte de la ONU no llegue hasta pasado el próximo lunes, cuando finalizan las reuniones de la Asamblea General.