Arabia Saudí y Emiratos lideran la donación de ayuda para Yemen

Solo se consiguieron recaudar 1.300 millones de dólares de los 2.400 que la ONU necesita
El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, el príncipe Faisal bin Farhan al-Saud y el asesor de la Corte Real Saudí Abdullah al-Rabeeah, durante la conferencia internacional virtual para Yemen, en Riad

AFP PHOTO / HO / SPA  -   El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, el príncipe Faisal bin Farhan al-Saud y el asesor de la Corte Real Saudí Abdullah al-Rabeeah, durante la conferencia internacional virtual para Yemen, en Riad

La conferencia de donantes para Yemen logró este martes donaciones por más de 1.300 millones de dólares, lejos de los 2.400 millones que la ONU esperaba recaudar para financiar sus programas humanitarios en ese país destrozado por más de un lustro de guerra. En una conferencia virtual organizada por Arabia Saudí en cooperación con Naciones Unidas y a la que muchos países asistieron con representantes de nivel medio, se anunciaron paquetes de ayuda de cientos de millones en un camino que no es “no es el final” según dijeron los organizadores. El supervisor de la organización caritativa Rey Salman, Abdullah al Rabeeah, aseguró que la respuesta positiva de los donantes “significa que Yemen importa” a la comunidad internacional. 

Participantes en la Reunión de Alto Nivel sobre Promesas de Contribuciones para la Crisis Humanitaria en Yemen 2020, celebrada en la capital saudí, Riad
AFP PHOTO / HO / SPA - Participantes en la Reunión de Alto Nivel sobre Promesas de Contribuciones para la Crisis Humanitaria en Yemen 2020, celebrada en la capital saudí, Riad
Promesas incumplidas 

Con el recuerdo de una recaudación similar hace un año en la que se comprometieron 2.600 millones, de los que se desembolsaron apenas la mitad, el jefe humanitario de la ONU, Mark Lowcock, indicó que quienes han prometido fondos deben pagar. “Todos aquellos que hayan hecho promesas deben pagar directamente, porque las promesas no significan nada”, dijo, asegurando que este año solo se han recibido 500 millones, por lo que hay un gran déficit en la financiación de todos los programas de Naciones Unidas. 

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, destacó que nunca había habido “tan poco dinero a estas alturas del año”, cuando además es necesario reforzar la respuesta internacional frente a la COVID-19. “A menos que logremos una financiación significativa, más de 30 de los 40 programas de la ONU en el Yemen van a cerrar en las próximas semanas”, alertó al inicio de la conferencia. Tanto Arabia Saudí como la ONU se comprometieron a seguir buscando financiación para el Yemen, al mismo tiempo que promoverán una “solución política” al conflicto en el país árabe. 

Un joven yemení lleva ayuda alimentaria distribuida por la fundación de desarrollo Yadon Tabney, en Sanaa, el 17 de mayo de 2020
AFP/MOHAMMED HUWAIS - Un joven yemení lleva ayuda alimentaria distribuida por la fundación de desarrollo Yadon Tabney, en Sanaa, el 17 de mayo de 2020
Arabia Saudí, parte beligerante y mayor donante

Arabia Saudí anunció una donación de 500 millones de dólares, 300 de ellos destinados a agencias de la ONU y los otros 200 a la organización Rey Salman, vinculada a las autoridades del reino, que es también una de las partes en conflicto. El ministro de Exteriores de Arabia Saudí, Faisal bin Farhan, recordó que Arabia Saudí ha aportado 16.000 millones de dólares desde el principio del conflicto en Yemen en 2014, cuando los rebeldes hutíes ocuparon amplias zonas del país, incluida la capital, Saná. En marzo de 2015, Arabia Saudí intervino en el Yemen al frente de una coalición militar para defender al Gobierno reconocido internacionalmente del presidente Abd Rabbuh Mansur al-Hadi, lo cual provocó que el conflicto se recrudeciera en los siguientes años dando lugar a la peor crisis humanitaria del planeta. 

Aparte de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, a través de la ministra de Estado para Cooperación Internacional, Reem Bint Ibrahim Al Hashemy, informó de que su país ya ha desembolsado más de 6.000 millones de dólares para apoyar iniciativas humanitarias en Yemen, tanto de la ONU como por medio de otras entidades.

Los yemeníes recogen la ayuda humanitaria del Programa Mundial de Alimentos (WFP)
AFP/ MOHAMMED HUWAIS - Los yemeníes recogen la ayuda humanitaria del Programa Mundial de Alimentos (WFP)
Generosidad de los países europeos

Reino Unido anunció un paquete de 160 millones de libras esterlinas (más de 200 millones de dólares) para apoyar los programas humanitarios y en concreto la lucha contra el coronavirus, y Alemania 125 millones de euros de ayuda (unos 140 millones de dólares) ante la “mayor y más grave crisis humanitaria provocada por el hombre”, que podría agravarse aún más por la COVID-19. Estados Unidos no anunció nuevas donaciones en la sesión de hoy, si bien el jefe de Asuntos de Oriente Próximo en el Departamento de Estado, David Schenker, indicó que Washington, que apoya a los saudíes, dará cuenta de nuevas partidas “en las próximas semanas” para hacer frente a la COVID-19 en el Yemen. 

Otros miembros de la Unión Europea, como Noruega, con 175 millones, y Suecia, también anunciaron paquetes de ayuda y pidieron un alto el fuego en el Yemen como primer paso para una salida negociada al conflicto. 

La petición del alto el fuego fue secundada por varios de los más de 60 países que participaron, incluidos Rusia, China y Canadá, remarcando la necesidad de dar acceso a la ayuda que tanto necesitan los yemeníes. 

El primer ministro del Gobierno reconocido internacionalmente, Maeen Abdelmalik Saeed, pidió a los países donantes que las ayudas sean usadas de forma “eficaz con el fin de reducir el sufrimiento y mejorar la vida de los yemeníes”. Por ello, dijo que la prioridad debe ser el pago de los salarios de los funcionarios, algunos con retrasos de años, así como hacer frente al coronavirus, cuyo impacto en el Yemen puede ser devastador debido a su frágil sistema sanitario.