PUBLICIDAD

Iberdrola

Arabia Saudí reduce drásticamente las tarifas aeroportuarias en busca de tráfico aéreo

La reducción, que podrá llegar a ser de hasta un 35%, se aplicará a los aeropuertos de Riad, Yeda y Dammam y se implementará a finales de este año
arabia saudi-aereolinea-aviones

 -  

Arabia Saudí ha anunciado una importante reducción de las tarifas aeroportuarias, que podrían bajar hasta un 35%, en lo que supone un esfuerzo por competir y posicionarse en un sector que puede ser muy importante para la economía saudí, ya que la región cuenta con algunos de los centros de pasajeros más grandes del mundo.

La reducción se aplicará en los aeropuertos de Riad, Yeda y Dammam, a los que se les permitirá cierta flexibilidad para disminuir los cargos por debajo de los límites anunciados y maximizar así su crecimiento; disposición que se implementará previsiblemente a finales de este año. 

Esta medida supone un paso más en la privatización que el sector está sufriendo, según la Autoridad General de Aviación Civil del país, quien lo anunció este miércoles en el Salón Aeronáutico de Farnborough. 

Esta propuesta llega después de que Arabia Saudí dijera que ofrecería ciertos incentivos a las aerolíneas para volar en rutas no rentables y fundamentalmente tras el anuncio de la apertura de su espacio aéreo a todas las aerolíneas que vuelan dentro y fuera de Israel

Con esta serie de medidas, el Reino busca competir mejor con los principales centros aéreos, que se encuentran en países vecinos como Emiratos Árabes y Qatar.  Un objetivo por el que Arabia Saudí lleva luchando varios años, desde que en 2019 comenzó a ofrecer visas de turista

Ese mismo año también inició una importante campaña para subsidiar a las aerolíneas, en un nuevo intento de que volaran al país, lo que supuso un reconocimiento que nos demuestra lo limitadas que eran las opciones para que los viajeros llegasen al Reino.

Esta medida es el último paso de la estrategia que el príncipe heredero Mohamed bin Salman está implementando para reducir en lo posible la dependencia de las exportaciones de petróleo crudo y convertir a Riad en un centro de negocios global, al que se pueda acceder con mayor facilidad.