PUBLICIDAD

Iberdrola

Argelia abandona la mesa redonda sobre el Sáhara marroquí en la ONU

El enviado especial para el expediente del Sáhara en la ONU ha anunciado su retirada, aumentando la tensión diplomática entre los dos países vecinos
puesto-fronterizo-argelia-marruecos

PHOTO/ARCHIVO  -   Paso fronterizo entre Argelia y Marruecos

Argelia se distancia aun más de Marruecos. Lejos de querer revertir la situación diplomática, Argel ha protagonizado un importante episodio tras decidir abandonar la mesa donde se debatiría una solución sobre el conflicto del Sáhara. Un acontecimiento lleno de significado que pone de manifiesto la pretensión de Argelia por no acortar las distancias.

El enviado argelino para el expediente del Sáhara, Ammar Bellani, ha expresado que Argelia había informado al Consejo de Seguridad sobre su retirada a la hora de participar en una mesa redonda en la que se tratarían negociaciones tripartitas sobre la cuestión del Sáhara Occidental. 

argelia-tebboune
PHOTO/ARCHIVO - El presidente de Argelia Abdelmadjid Tebboune

Esta retirada por parte de Argelia responde a los temores de Argel por que las decisiones desemboquen en compromisos que obligaran a Argelia a tomar medidas al respecto. Observadores internacionales opinan que el país argelino se encuentra perjudicado por la ruptura diplomática ejecutada de forma unilateral desde Argel. Sin embargo, lejos de hallar un acercamiento, el nuevo movimiento por parte de Argelia dificulta las negociaciones para la solución del conflicto y sigue creando nuevas distancias hacia Marruecos.

En la celebración de otras mesas sobre esta materia, Argelia ha participado en dos primeras reuniones. Estas negociaciones, celebradas dos veces en Ginebra, en 2018 y 2019 han sido capaces de sentar a representantes marroquíes, argelinos y cargos del Polisario. Según apuntan medios marroquíes, tras anunciar su retirada, el país argelino estaría tratando de “confundir” al nuevo enviado de la ONU para el expediente del Sáhara, Staffan de Mistura, y “obstruir” los esfuerzos para avanzar en las vías de negociación. 

antonio-guterres-onu
AFP/ SALVATORE DI NOLFI  -   El Secretario General de la ONU Antonio Guterres

Tras esta acción por parte de Argelia, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha pedido al país “que vuelva a la mesa redonda” para tratar de reanudar el proceso político para tratar de hallar una solución en concordancia con las resoluciones ratificadas por el Consejo de Seguridad el pasado 2018.

Tras anunciar su retirada, el enviado argelino expresó que la decisión de retirarse “se debe a que esta fórmula ya no es una forma ideal de ayudar a resolver el conflicto, ya que Marruecos se ha empleado políticamente y de mala fe para mostrar a Argelia como un parte en el conflicto”. 

marruecos-guerguerat
AFP/FADEL SENNA - Puesto fronterizo entre Marruecos y Mauritania en Guerguerat, situado en el Sáhara Occidental, el 24 de noviembre de 2020, tras la intervención de las fuerzas armadas reales marroquíes en la zona

De esta forma, la distancia entre Argelia y Marruecos se hace más que notoria. El pasado agosto, Argelia decidió romper relaciones diplomáticas con el reino alauí tras argumentar que la ruptura se producía tras “un cúmulo de desavenencias” con su país vecino. Esta decisión no dejó de ser una sorpresa para Marruecos ya que desde el Reino y a través de un discurso emitido por el rey, Mohamed VI, trataron de tender la mano a Argelia afirmando su "fraternidad".

Esta decisión ya ha mostrado sus primeras consecuencias. Con la ruptura, el suministro del gas argelino se mantiene en la cuerda floja. Si Argelia decide acabar con el acuerdo, pacto que expirará el próximo 31 de octubre, Marruecos no podrá abastecerse a través del gasoducto GME. Como prevención, el reino ya ha mirado a España para tratar de revertir el flujo del gas. 

gasoducto-argelia-marruecos
AFP/ RYAD KRAMDI  -   Fotogrfia de archivo, soldados argelinos hacen guardia en el complejo de gas de Tiguentourine, en In Amenas, a unos 1.600 kilómetros al sureste de la capital

Con la salida de Argelia de la mesa, la ruptura entre los países vecinos se enfría en un momento en el cual la región del norte de África está protagonizando una importante diplomacia. 

En este marco, el embajador de Marruecos ante las Naciones Unidas, Omar Hilale, declaró que Argelia es la "verdadera parte responsable de la creación y el mantenimiento del diferendo regional artificial en torno a la cuestión del Sáhara marroquí" y que "está llamada a comprometerse plenamente en el proceso de las mesas redondas con un espíritu de realismo y de compromiso".

No es la primera vez que Marruecos asegura que, en la solución al problema, Argelia ocupa un papel significativo. En este contexto, el representante permanente de Marruecos ha pedido a Argelia que reconozca “su responsabilidad como parte en el conflicto para facilitar la misión de la ONU” para tratar de hallar una solución.