PUBLICIDAD

Iberdrola

Así serán las tarjetas de crédito del futuro: Mastercard las cambia en 2024

La multinacional de servicios financieros ha optado por modificar todas sus tarjetas y eliminar un detalle de las mismas que hoy en día está en desuso
mastercard-tarjetas-credito-debito-pagos-online

PHOTO/PIXABAY  -  

¿Cómo serán las tarjetas de crédito que utilizaremos en el futuro? Los planes de Mastercard para 2024.

El efectivo, o el uso del mismo, podría estar acercándose a su fin. Son muchas las normativas que ya están ajustando los límites de dinero en efectivo. En ellas, la máxima cantidad aceptada es de 1.000 euros, por los que aquellos que quieran realizar pagos mayores a esta cantidad deberán encontrar otras alternativas. Algo que ha hecho que las entidades financieras y proveedores de servicio tengan que investigar nuevos métodos que ofrecer a sus clientes. 

El empleo de las tarjetas de crédito

Durante los últimos años, las tarjetas de crédito y débito fueron uno de los métodos de pago más empleados. Según el estudio que hizo Visa durante el año 2021, los pagos con este tipo de pago crecieron un 25% en las tarjetas de crédito y un 37% el de las de débito. En la actualidad podemos pagar muchas de las compras, físicas, y digitales, haciendo uso de estas. Así como de otras opciones como las populares Wallets disponibles en los dispositivos móviles, u otras como las aplicaciones móviles de bancos.

Con el crecimiento de los negocios online y la digitalización, son muchos los servicios y establecimientos digitales que ofrecen estas opciones entre los métodos de pago aceptados. Siendo algo que hemos podido ver en industrias tan relevantes como la del sector del entretenimiento, en la que destacan los servicios de streaming o los casinos con tarjetas de crédito. En estos últimos no solo se permite el depósito mediante este método de pago, sino también la retirada contando con información acerca de las ventajas y desventajas que estas pueden ofrecer a sus usuarios.

Como vemos, todo parece indicar que los billetes y monedas no tienen cabida en el futuro. Menos aún si tenemos en cuenta que la compañía de pagos Mastercard anunció recientemente que irá eliminando las bandas magnéticas de todas sus tarjetas. 

¿Qué suponen los cambios de esta compañía?

La compañía de servicios financieros Mastercard anunció recientemente en un comunicado que realizará una serie de modificaciones como la mencionada en sus tarjetas. Estos cambios llegarán primero a Europa, en 2024. Y más adelante a otras países como Canadá o los Estados Unidos. Esta eliminación no solo se debe a los cambios en los hábitos de los consumidores a la hora de pagar, sino también a las nuevas tecnologías que se han aplicado a la industria en los últimos años. 

La banda magnética tiene los días contados. Esto significa que comenzará a desaparecer de las tarjetas de pago Mastercard en Europa a partir del año 2024. En EE. UU., sin embargo, no será hasta 2027 cuando los bancos ya no estén obligados a emitir tarjetas con chip con banda magnética. Con estas fecha en mente, la compañía busca dar varios años de margen a las empresas para que adapten las formas de pago de sus clientes.

A partir de ese año, las tarjetas que se emitan, tanto aquellas de débito como de crédito, eliminarán de su diseño las bandas electromagnéticas. Haciendo que los proveedores de las mismas apuesten por los chips que permite el pago sin contacto. Además, según un calendario que han compartido, estas podrían llegar a desaparecer (en formato físico al menos) para 2033. No olvidemos que, este tipo de chips ofrecen unos microprocesadores que hacen que sean más seguras, además de permitir las transacciones sin contacto.

mastercard-tarjetas-credito-debito-pagos-online
PHOTO/PIXABAY

Pero, ¿cómo serán los pagos a los que darán paso las tarjetas en un futuro no muy lejano?

En los últimos años, hemos podido ver la tendencia de pagar con dispositivos móviles como los smartphones o los relojes inteligentes. Esto se lleva a cabo gracias a la creación de aplicaciones como las Wallets de Google, Samsung e incluso el famoso Bizum. Todas estas tecnologías son muy sencillas de utilizar, lo que ha hecho que sean muchos los usuarios que las utilicen frente a los métodos de pago más tradicionales como el efectivo. 

Por lo que, si todo sigo como hasta el momento, o evoluciona en estas líneas, podremos disfrutar de pagos móviles durante muchos años. Y es que estos no solo son accesibles por todos los usuarios gracias a la penetración de la industria móvil en la mayoría de países europeos, sino también a la facilidad y rapidez que ofrecen. Sin dejar atrás el factor seguridad.