PUBLICIDAD

Marruecos

Aumenta el distanciamiento entre Riad y Washington: la OPEP deja de utilizar los datos de la AIE

La organización petrolera tomó esta decisión de manera unánime en una reunión presidida por Arabia Saudí y Rusia. La OPEP acusa a la AIE de “falta de independencia”
REUTERS/DADO RUVIC- El grupo de OPEP

REUTERS/DADO RUVIC  -   OPEP

La última decisión tomada por la OPEP, impulsada por Arabia Saudí, tensa aún más los lazos entre Riad y Washington. La organización de países petroleros ha optado por dejar de utilizar los datos de la Agencia Internacional de Energía (AIE), el organismo que supervisa el sector energético.

La asociación respaldó esta iniciativa de manera unánime en una reunión presidida por Arabia Saudí y Rusia y a la que asistieron representantes de Argelia, Irak, Kazajistán, Kuwait, Nigeria, Emiratos Árabes Unidos y Venezuela. Según señala el medio Al Arab, la decisión tomada es en gran parte simbólica, ya que la OPEP siempre puede elegir los datos que utiliza de seis fuentes ajenas al formar su opinión sobre el equilibrio entre la oferta y la demanda en el mercado petrolero.

REUTERS/DADO RUVIC  -   OPEP
REUTERS/DADO RUVIC - OPEP

Por otro lado, la medida indica una creciente insatisfacción con lo que el grupo petrolero considera un sesgo de la Agencia Internacional de Energía hacia Estados Unidos, su miembro más relevante y su principal financiador. “La Agencia Internacional de Energía sufre un problema de falta de independencia, lo que se traduce en un problema técnico relacionado con la evaluación”, declaró una fuente involucrada en la decisión a Reuters.

Otra persona vinculada a la OPEP llegó a describir la situación como una “guerra fría” y culpó a la AIE por desencadenarla. La Agencia Internacional de Energía, por su parte, aseguró que el análisis de sus datos era políticamente neutral.

REUTERS/MAXIM SHEMETOV  -   Instalación petrolera de Saudi Aramco en Abqaiq, Arabia Saudí, el 12 de octubre de 2019
REUTERS/MAXIM SHEMETOV - Instalación petrolera de Saudi Aramco en Abqaiq, Arabia Saudí, el 12 de octubre de 2019

"La AIE se esfuerza por brindar una visión imparcial e independiente de los fundamentos del mercado petrolero. Las consideraciones políticas nunca han sido un factor en la forma en que la agencia evalúa las expectativas del mercado”, explica el organismo creado en 1974 para ayudar a los países industrializados a lidiar con la crisis del petróleo. La AIE cuenta con 31 estados miembros industrializados y asesora a los gobiernos occidentales sobre política energética.

Pero este no es el primer desencuentro entre la OPEP y la AIE. Coincidiendo con la última Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático en Glasgow, un informe de la AIE subrayó que, si el mundo se quiere comprometer con el logro de emisiones cero para 2050, no se deberían financiar nuevas inversiones a proyectos de petróleo y gas. Algunos miembros de la OPEP criticaron estos comentarios, en concreto, el ministro de Energía de los Emiratos Árabes Unidos, Suhail Al Mazrouei, pidió a la AIE que fuera “más realista” y no difundiera información engañosa.

PHOTO/MOHSSEN ASSANIMOG  -   La AIE rebaja su previsión de consumo de petróleo por las nuevas variantes de la COVID-19
PHOTO/MOHSSEN ASSANIMOG - Yacimiento petrolífero
Se profundiza la brecha entre Riad y Washington

Con esta última decisión, la OPEP reitera su postura desde comenzó la guerra en Ucrania, desoyendo las peticiones occidentales sobre el aumento de la producción del crudo. Varios países, incluido Estados Unidos, han pedido un incremento en la producción de petróleo con el fin de intentar bajar los precios del combustible. No obstante, la OPEP, organización de la que forma parte Rusia, ha ignorado las demandas occidentales, algo que ha provocado un distanciamiento entre Arabia Saudí y Estados Unidos.

La postura de Riad en esta cuestión responde a la política exterior establecida por el presidente estadounidense Joe Biden en Oriente Medio. Washington no ha planteado las preocupaciones del Golfo respecto a Irán en las conversaciones nucleares de Viena.

PHOTO/ARCHIVO  -   Mohamed bin Salman y Joe Biden
PHOTO/ARCHIVO - Mohamed bin Salman y Joe Biden

Asimismo, Estados Unidos ha dejado de respaldar las operaciones ofensivas de la coalición liderada por Arabia Saudí en Yemen y ha impuesto condiciones a la venta de armas estadounidenses a los Estados del Golfo. Por estos motivos, también se ha producido un enfriamiento en las relaciones entre Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos.

Por otro lado, tal y como señala Al Arab, el líder estadounidense todavía no ha tratado directamente con el príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman.

Coordinador de América: José Antonio Sierra