Bruselas propone un fondo de reconstrucción con 500.000 millones de euros en transferencias y 250.000 en préstamos

El paquete de recuperación se incluye en el borrador del presupuesto comunitario para 2021-2027, dotado con 1,85 billones en total
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante la presentación de la propuesta esta tarde en el Parlamento Europeo

PHOTO/ETIENNE ANSOTTE  -   La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante la presentación de la propuesta esta tarde en el Parlamento Europeo

La Comisión Europea ha hecho públicas las cifras del ansiado fondo de reconstrucción para responder a la crisis sanitaria y económica causada por la pandemia: hasta 750.000 millones de euros para gastar por parte de los países miembros en los próximos dos años, según informa este jueves la agencia Efe. Bruselas apuesta por una solución intermedia entre transferencias y préstamos. Propone que 500.000 millones se destinen a transferencias directas a los socios más azotados por la pandemia, entre los que se encontrarían Italia y España, y que 250.000 millones se dediquen a préstamos reembolsables. Este paquete de recuperación se incluye en el borrador del presupuesto comunitario para 2021-2027, dotado con 1,85 billones en total. 

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ha presentado en el Parlamento Europeo todos los detalles de la propuesta y ha defendido las transferencias, idea que rechazan los países como Austria, Países Bajos, Dinamarca o Suecia y que han planteado una contrapropuesta en la que plantean préstamos a cambio de reformas estructurales. “El presupuesto europeo siempre ha estado compuesto por transferencias, esto no es nada nuevo. Subvenciones para inversiones específicas, para aumentar la cohesión, por ejemplo. El hecho de que siempre haya funcionado demuestra que puede volver a funcionar”, ha señalado en declaraciones recogidas por la agencia Efe. 

Von der Leyen ha afirmado que este plan de recuperación “será un bien común europeo, que mostrará el valor tangible de ser parte de la UE”. La presidenta de la Comisión ha explicado que las transferencias “son una inversión común” en el futuro, en referencia a los socios que las rechazan. 

Parlamento Europeo
REUTERS/JOHANNA GERON - El Parlamento Europeo durante la sesión plenaria de este miércoles

El dinero de la UE no llega a cambio de nada y los socios tendrán que comprometerse a reformas de consolidación fiscal una vez pase lo peor de la pandemia. Todavía se desconocen los criterios exactos del reparto por países. El borrador de la Comisión recoge que a España le corresponderán hasta 77.000 millones en subsidios y unos 63.000 en préstamos. En total, el país recibiría unos 140.000 millones en total, el equivalente al 11% del PIB. Italia, el más vapuleado, es el socio que más dinero recibiría, según el borrador. Hasta 82.000 millones en subvenciones y 90.000 millones en préstamos. A Francia y a Polonia les corresponderían hasta 40.000 millones en transferencias. Está previsto que a Alemania lleguen hasta 28.000 millones en subsidios y Grecia obtendría unos 22.000 millones en transferencias. 

Paolo Gentiloni, comisario de Economía de la UE, ha calificado el fondo de “un punto de inflexión europeo para enfrentarse a una crisis sin precedentes”, según ha anunciado en su perfil de Twitter. Von der Leyen ha advertido que el coste de no llevar a cabo estas inversiones se multiplicará en el futuro y ha instado a redescubrir el poder de tener un objetivo conjunto a nivel europeo: salir de la crisis. 

Una vez puestas las cifras sobre la mesa, las negociaciones entre los estados miembros y el Parlamento Europeo pueden dar comienzo para cerrar un acuerdo definitivo sobre el fondo de reconstrucción y el presupuesto de la UE para el periodo 2021-2027. El principal escollo se da entre los países más ortodoxos, que exigen condicionalidad en los fondos, y los más castigados por la pandemia, que insisten que son necesarias transferencias a fondo perdido. El presupuesto final requerirá unanimidad por parte de todos los socios de la UE.