PUBLICIDAD

Iberdrola

Corea del Norte lanza un provocador misil balístico que sobrevuela Japón

Ante las provocaciones, Corea del Sur ha prometido una “respuesta decidida” por parte de sus aliados, Japón y Estados Unidos, y toda la comunidad internacional
misiles-corea-del-norte

REUTERS/KCNA  -   Instalaciones militares en Corea del Norte

Una carrera armamentística y un desafío a las potencias occidentales. Así es como muchos expertos han definido el misil balístico lanzado por Corea del Norte que ha puesto en alerta a la Defensa nipona al sobrevolar el país. Un misil que ha seguido la misma trayectoria que el lanzado en 2017, pero con un alcance más largo: 4.600 kilómetros. Una distancia que normalmente obliga a que el lanzamiento se produzca hacia el espacio para no sobrevolar ningún país vecino.

El proyectil norcoreano ha sobrevolado el territorio japonés activando una alarma ciudadana a las 7.29 de la mañana, hora local, en las islas Izu, Hokkaido y Aomori, en el norte del país. “Corea del Norte parece haber lanzado un misil. Por favor, busquen refugio en edificios o bajo tierra”, alertaba el mensaje de emergencia, que obligaba también a parar el tráfico ferroviario.

Este vuelo ha sido considerado inmediatamente como uno de los más provocadores lanzados por el régimen de Kim Jong-un, tanto por razones prácticas como simbólicas. Y es que, de haberse provocado algún fallo, el misil podría haber puesto en peligro a las principales áreas poblacionales en las que habitan más de 8 millones de personas, según el secretario jefe del gabinete japonés, Hirokazu Matsuno.

El misil finalmente ha acabado cayendo en el Océano Pacífico a unos 3.200 kilómetros del archipiélago japonés sin causar daños. Sin embargo, el envío de esta prueba y la violación del espacio aéreo de Japón han desatado las primeras condenas al régimen de Pyongyang.

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, ha calificado este hecho como un “acto de barbarie”. El presidente de Corea del Sur, el conservador Yoon Suk, ha ido más allá al afirmar que Pyongyang encontrará una “respuesta decidida”. “Tales provocaciones imprudentes se enfrentarán a una respuesta del Ejército surcoreano, sus aliados y la comunidad internacional”, ha añadido el mandatario.

fumio-kishida-primer-ministro-japón
AP/CARL COURT - El primer ministro de Japón, Fumio Kishida 

Estados Unidos, aliados del país nipón y surcoreano, ha condenado igualmente lo que ha considerado un lanzamiento “peligroso e imprudente” de Corea del Norte, tal y como lo definieron en una llamada entre el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y sus homólogos de Corea del Sur y Japón.

“Esta acción es desestabilizadora y muestra el flagrante desprecio de la República Popular Democrática de Corea por las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y las normas internacionales de seguridad”, afirmaba también la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, Adrienne Watson.

Y es que esta condena no se ha quedado sólo en declaraciones. La respuesta de las potencias se ha traducido en un bombardeo de aviones de guerra F-15K de Estados Unidos y Corea del Sur de un objetivo en el Mar Amarillo, en una demostración de capacidad de ataque de precisión contra las provocaciones norcoreanas.

kim-jong-un
PHOTO/ARCHIVO - Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte 

Por su parte, Japón no tomó medidas para derribar ese misil, pero el ministro de Defensa, Yasukazu Hamada, ha afirmado que no descartaría ninguna opción, incluidas las capacidades de contraataque.

Y es que el lanzamiento de este misil balístico norcoreano se produce en medio de un creciente ciclo de tensión en la región. Corea del Norte ha realizado cinco lanzamientos en estos últimos 10 días en lo que muchos observadores valoran como el medio de Kim Jong-un para presionar a Estados Unidos y sus aliados y que levanten así las sanciones internacionales impuestas a este país.

corea-norte-misil-rusia
PHOTO/ Agencia Central de Noticias de Corea/Servicio de Noticias de Corea vía AP - Disparo de prueba de un misil balístico intercontinental Hwasong-17, en un lugar no revelado de Corea del Norte el 24 de marzo de 2022

La tensión se ha visto acrecentada también por los simulacros conjuntos que han realizado Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, además de la visita a la región de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, quién acusó a Pyongyang de “socavar la seguridad”.

Ahora todos los ojos están puestos en la celebración del XX Congreso Nacional del Partido Comunista de China el próximo 16 de octubre, donde se espera que Corea del Norte realiza una prueba desafiante todavía más significativa, mostrando apoyo a su socio chino y desafiando a las potencias contrarias.