PUBLICIDAD

Iberdrola

Corte Constitucional maliense nombra presidente a líder golpista Assimi Goita

Tras la liberación por parte de los golpistas del presidente depuesto y su primer ministro
AFP/MICHELE CATTANI-En esta foto de archivo tomada el 18 de septiembre de 2020, el coronel Assimi Goita (C), presidente del CNSP (Comité Nacional para la Salvación del Pueblo).

AFP/MICHELE CATTAN  -   foto de archivo tomada el 18 de septiembre de 2020, el coronel Assimi Goita (C), presidente del CNSP (Comité Nacional para la Salvación del Pueblo).

La Corte Constitucional maliense validó al líder golpista Assimi Goita, protagonista de la asonada triunfante el pasado lunes, como el nuevo presidente de la República en reemplazo del gobernante destituido, Bah Ndaw.

Así, la Corte pretende dar visos de legalidad al golpe del pasado lunes en Bamako, protagonizado por los mismos golpistas que en agosto pasado depusieron al entonces presidente Ibrahim Boubacar Keita (IBK).

En su empeño por legalizar las nuevas autoridades, la Corte se apoya en la dimisión presentada por Bah Ndaw el pasado lunes, en circunstancias poco claras, dado que durante todo ese día estuvo detenido en un complejo militar y puesto en libertad solo el jueves.

AFP/MICHELE CATTANI  -   El presidente de la transición de Mali, Bah Ndaw, durante su ceremonia de investidura en el CICB (Centro Internacional de Conferencias de Bamako) en Bamako
AFP/MICHELE CATTANI  -   El presidente de la transición de Mali, Bah Ndaw, durante su ceremonia de investidura en el CICB (Centro Internacional de Conferencias de Bamako) en Bamako

Tras esa dimisión, razona la Corte, se produjo un vacío de poder que era necesario llenar de inmediato, y según las leyes de la Carta de la Transición vigente en Mali en este periodo transitorio, la persona habilitada para sustituir a un presidente es, en primer lugar, su vicepresidente, en este caso el coronel Assimi Goita.

Está por ver cómo el nuevo presidente y el procedimiento de su designación será acogido por el pueblo maliense, pero sobre todo por la Comunidad de Estados de África del Oeste (CEDEAO), a la que pertenece Mali y que se empeñó desde el pasado agosto en imponer a Mali un periodo transitorio para entregar el poder a los civiles.