PUBLICIDAD

Iberdrola

Cumbre en Bagdad para el acercamiento entre Arabia Saudí e Irán

Este sábado tendrá lugar el encuentro en el que también estará presente el presidente francés, Emmanuel Macron
AFP/LUDOVIC MARIN  -   El Primer Ministro del Iraq, Mustafa al-Kadhimi (L), junto al Presidente de Francia, Emmanuel Macron, en el Palacio del Elíseo en París el 19 de octubre de 2020.

AFP/LUDOVIC MARIN  -   El Primer Ministro del Iraq, Mustafa al-Kadhimi (L), junto al Presidente de Francia, Emmanuel Macron, en el Palacio del Elíseo en París el 19 de octubre de 2020.

La tensión en las relaciones – o precisamente la ausencia de estas – entre Arabia Saudí e Irán han llegado a un punto de bloqueo que necesita ser reconducido con urgencia. Los continuos enfrentamientos tanto directos como indirectos – acciones saudíes en Yemen contra las milicias apoyadas por Irán y viceversa – han provocado que tenga que ser Irak la que ponga de su parte para llevar a cabo un encuentro que pueda acercar mínimamente las posturas de estos dos países, que actualmente no podrían estar más lejos.

Será el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Hossein Amir-Abdollahian, quien se encargará de representar a su país en tierras iraquíes en la cumbre regional, como ha comunicado el propio ministerio. También el nuevo presidente de la república islámica, Ebrahim Raisí, ha sido invitado a la cumbre de Bagdad, pero aún se desconoce si finalmente acudirá. Según fuentes cercanas al primer ministro iraquí Mustafa Al-Kadhemi, la reunión del sábado busca darle a Irak un “papel unificador” para abordar las crisis que llevan años sacudiendo a todos los países de la región. No obstante, el subsecretario del Ministerio de Asuntos Exteriores iraquí y portavoz de la “Cumbre de Bagdad”, Nizar al Khairallah, ha asegurado que esta reunión “se centra en la cooperación e integración económica de Irak con sus socios”.

ministro-nizar-irak
AFP/ SABAH ARAR - El viceministro de Asuntos Exteriores de Irak, Nizar al-Khairallah

Ante la posible tensión entre los representantes saudíes e iraníes, Al-Kadhemi ha dicho que “la reunión en la conferencia es entre líderes y responsables de países que tienen peso en la región y la posibilidad de brindar oportunidades para el diálogo depende de la voluntad de los países”. A lo que añadió que “sólo se necesita crear las condiciones adecuadas, pero los líderes tienen la voluntad en evaluar el interés por un diálogo constructivo en la comunicación con otros países”, dejando la puerta abierta a una vía de diálogo, pero sin dejar una respuesta concreta, a fin de cuentas.

Todavía no se conoce la agenda de la cumbre que tendrá lugar en la jornada del sábado. Lo que sí estaría previsto es el tan ansiado encuentro entre representantes de Arabia Saudí e Irán, algo que ya ha sucedido en anteriores ocasiones en el mismo país, aunque, eso sí, a puerta cerrada. Desde abril existen negociaciones entre ambos países con el objetivo de retomar las relaciones rotas en 2016 debido al ataque a su embajada en Teherán y la reacción iraní a la ejecución del clérigo disidente chií Nimr al Nimr.

emmanuel-macron
PHOTO/CLODAGH KILCOYNE via AP - Emmanuel Macron, presidente de Francia

El presidente egipcio Abdel Fattah El-Sisi y el rey Abdullah II de Jordania han dicho que asistirán, al igual que el presidente francés Emmanuel Macron, el único funcionario que se espera de fuera de la región. Se espera que la presencia del Macron sume aún más confianza y muestre una voluntad sincera de parte de todos para entablar conversaciones verdaderamente productivas. De hecho, Raisí, quien asumió el cargo hace escasamente una semana, ha dicho que no ve “obstáculos” para restablecer los lazos con Riad y pretende hacer – o al menos es la imagen que quiere mostrar – de la mejora de las relaciones con los países de la región una de sus prioridades.

Uno de los asuntos que se contemplaba tener sobre la mesa era la posible participación de Siria en la cumbre, aunque Al Khairallah lo descartó ya que no quería dar comienzo la cumbre “con un tema controvertido” como es la vuelta del país sirio al tablero regional. Sin embargo, sí que defendió la participación de Siria en próximos encuentros diciendo que “la seguridad y estabilidad de Siria es parte de la seguridad y estabilidad de Irak, e Irak es el único país que pide abiertamente el regreso de Siria a la Liga Árabe”. Cabe recordar que ya fue expulsado del organismo panárabe tras el estallido del conflicto en el país, en 2011.