PUBLICIDAD

Iberdrola

Darfur vuelve a ser foco de revueltas tribales

Sudán despliega tropas en el sur de Darfur después de la violencia tribal que causó la matanza de 15 personas
Personal de mantenimiento de la paz de Ruanda, que forma parte de la misión de la ONU y la Unión Africana en Darfur (UNAMID), hace guardia en la ciudad de Golo, en el centro de Darfur 

AFP/ASHRAF SHAZLY  -   Personal de mantenimiento de la paz de Ruanda, que forma parte de la misión de la ONU y la Unión Africana en Darfur (UNAMID), hace guardia en la ciudad de Golo, en el centro de Darfur 

Darfur volvió a ser escenario de la violencia tribal este fin de semana, entre miembros de la tribu árabe de Falata y la africana de Masalet en el valle de Gereida, en el sur de Darfur, según informó a Efe un oficial de policía de la ciudad de Gereida que pidió no ser identificado. 

Este incidente tiene lugar menos de una semana antes de la fecha fijada por la ONU para la retirada de su misión de paz en Darfur, la UNAMID, decisión que ha sido celebrada por las autoridades de Jartum, pero criticada por miles de desplazados que todavía viven en campos de refugiados en la región. 

Darfur sufrió una cruenta guerra civil entre 2003 y 2008, en el que el enfrentamiento entre la población de origen africano y las tribus árabes dejó más de 300.000 muertos, según la ONU, por lo que en 2007 este organismo creó la UNAMID, después de que grupos armados se levantaron en armas contra el Gobierno central en protesta por la pobreza y la marginación que sufrían los habitantes de la región, escenario de una cruenta contienda.

Sin embargo, el sábado miles de desplazados se manifestaron en los dos principales campamentos de la zona contra la retirada de la UNAMID al considerar que el gobierno no es capaz de detener la violencia en la zona. 

AFP/ASHRAF SHAZLY  -   Niños sudaneses posan para una foto en el campamento de Kalma para desplazados internos en Niyala, capital del estado de Darfur, el 9 de octubre de 2019
AFP/ASHRAF SHAZLY  -   Niños sudaneses posan para una foto en el campamento de Kalma para desplazados internos en Niyala, capital del estado de Darfur, el 9 de octubre de 2019

Los manifestantes exigen al Gobierno sudanés y al Consejo de Seguridad de la ONU que anulen la retirada de la misión conjunta de Naciones Unidas y la Unión Africana, desplegada en Darfur desde el conflicto que ensangrentó la región entre 2003 y 2008. 

Unas 8.000 personas se manifestaron en el campamento de Kalima, en el estado de Darfur Sur, y otras 5.000 en el de Abu Shuk, en Darfur Norte, que son los dos mayores campos de la región, y corearon lemas como "ni paz ni seguridad sin UNAMID". 

El portavoz de la coordinación entre los campamentos de desplazados y refugiados de Darfur, Adam Reyal, dijo a Efe por teléfono desde Kalima que los residentes en "155 campamentos de desplazados en la región y 20 de refugiados en Chad y la República Centroafricana protestaron por el término de la misión de la UNAMID". 

Ambos bandos, que habían llegado a un acuerdo de conciliación el pasado mes de octubre, se enfrentaron a tiros y tuvieron que ser separados por la intervención de las fuerzas de seguridad de la zona. 
 
Dos de los fallecidos pertenecían a los Falata mientras que por parte de los Masalet hubo cinco muertos y más de 20 heridos. 
 
El oeste de Darfur también sufrió la violencia este fin de semana a causa de los disturbios producidos tras la muerte de un estudiante universitario el sábado en la ciudad de Al Yeneina. 

El gobernador Al Yeneina, Adam Ezaldin, dijo a Efe que diez ciudadanos resultaron heridos y otros dos se encuentran desaparecidos.