Dos muertos en un ataque de Al-Shabab contra una base militar turca en Somalia

El grupo yihadista Al-Shabab, opuesto a la presencia de tropas extranjeras en suelo somalí, se responsabilizó del atentado
Ceremonia de apertura de la base militar turca en Mogadiscio, Somalia, el 30 de septiembre de 2017

REUTERS/FEISAL OMARAR  -   Ceremonia de apertura de la base militar turca en Mogadiscio, Somalia, el 30 de septiembre de 2017

Al menos dos civiles murieron este martes en un ataque suicida que se atribuyó el grupo yihadista Al-Shabab contra una base militar de Turquía en Mogadiscio, informó el Gobierno de Somalia. El atentado ocurrió a las puertas del Campamento Turksom, la mayor base militar turca en el extranjero (ocupa unas 400 hectáreas) y que sirve también de academia para formar a soldados del Ejército somalí.

El atacante detonó sus explosivos después de que los guardias de la base lo interceptaran mientras intentaba hacer cola con nuevos reclutas militares que se preparaban para acceder a las instalaciones. El suicida “se hizo pasar por un recluta en la academia turco-somalí, pero fue abatido y explotó fuera del campamento, matándose él mismo y a dos civiles”, afirmó el portavoz del Gobierno somalí, Ismael Mukhtaar Omar, en su cuenta de la red social Twitter. Ningún soldado o nacional turco se vio afectado por el ataque, agregó el portavoz.

Según medios locales, el grupo yihadista Al-Shabab, opuesto a la presencia de tropas extranjeras en suelo somalí, se responsabilizó del atentado. Construida en 2017, la base se encuentra junto a la costa a unos cinco kilómetros del Aeropuerto Internacional Aden Adde de la capital somalí, colindante con la llamada “Zona Verde”, que aloja embajadas, oficinas de las Naciones Unidas y la fuerza multinacional de la Misión de la Unión Africana para Somalia (AMISOM).

Ceremonia de apertura de la base militar turca en Mogadiscio, Somalia, el 30 de septiembre de 2017
REUTERS/FEISAL OMARAR - Ceremonia de apertura de la base militar turca en Mogadiscio, Somalia, el 30 de septiembre de 2017

Mogadiscio sufre frecuentes atentados de Al-Shabab, organización afiliada a Al-Qaeda desde 2012 y que controla las áreas rurales del centro y sur de Somalia, país en el que busca instaurar un Estado islámico de corte wahabí (ultraconservador). El más sangriento atentado del grupo terrorista ocurrió en la capital somalí en octubre de 2017 con camiones bomba que causaron más de 500 muertos.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.